viernes, 1 de marzo de 2024

Cirugía beisbolera en tope contra Nittany Lions

Luego de las dos primeras presentaciones en el estadio Latinoamericano del equipo de pelota de la Universidad de Pennsylvania no son pocas las lecciones que nos vuelven a dejar respecto al nivel actual de nuestra pelota...

Joel García León en Exclusivo 26/11/2015
2 comentarios

Tras haber cumplimentado los dos primeros partidos contra los dos equipos que encabezan, la actual Serie Nacional de Béisbol: Ciego de Ávila e Industriales, el equipo estadounidense Nittany Lions, perteneciente a la Universidad de Pennsylvania, anda “flotando” de alegría en La Habana, pues a pesar de las derrotas le han practicado una cirugía a nuestra pelota.

En su choque inicial contra Industriales, solo permitieron par de anotaciones de los locales en el inning de apertura, remolcadas por Andrés Hernández y Wilfredo Aroche, dos  jugadores de cambio en la tropa azul que dirige Javier Méndez, quien tuvo que apelar en los finales a sus mejores relevistas para preservar la ventaja e imponerse con pizarra final 2-1.

La segunda presentación, en el propio estadio Latinoamericano, fue una película casi similar a la anterior, solo que esta vez las dos anotaciones de los monarcas vigentes, los tigres avileños, fueron a cuenta gotas —una en el primero y otra en sexto episodio—, en tanto Vladimir García y Dachel Duquesne solo toleraron tres hits y recetaron entre ambos una espesa lechada 2-0.

Hasta aquí la reseña sintética de un tope amistoso que tiene el ingrediente de ser el primero en nuestros terrenos tras el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos. Asimismo, estrena una modalidad nunca antes explorada, pues elencos de una Universidad jamás había chocado contra selecciones que intervienen en el principal certamen de la Isla.

De solo ver a los visitantes sobre el terreno saltan a la vista el amor por el deporte nacional, que significa dominio de cada aspecto técnico, defensivo y táctico, con impresionante preparación física y talento, pues varios lanzadores sobrepasaron las 90 millas en las rectas, algo que sigue escaseando en nuestra pelota actual.

Si bien la comitiva abarca estudiantes de periodismo y profesores del recinto universitario, entre otros invitados, para la nómina de jugadores ha resultado impresionante topar con “selecciones que sabíamos tienen un nivel superior al nuestro, pues estos muchachos estudian en la universidad y tienen al béisbol como su hobby, pero no son profesionales”, reconoció el mentor Rob Cooper, quien en ambas jornadas intercambió camisetas con los mentores antillanos: Méndez y Roger Machado.

Sin embargo, las lecciones o aprendizajes van en las dos direcciones. En el caso de los capitalinos —reiteramos que sin sus estelares por descanso tras el torneo Premier 12— volvió a florar la poca producción de carreras, algunos fallos en la mecánica defensiva que resolvieron tres doble play salvadores, así como pobre concentración en la caja de bateo.

Cualquier semejanza con lo ocurrido hace unos días en Taipéi de China con nuestra selección nacional no es pura coincidencia.

En el caso de avileños, la receta fue casa idéntica, incluso con menos producción de indiscutibles (6 por 9 los industrialistas). En su nómina solo faltaron los tres estelares de la selección nacional y lejos de complacencia, el director valoró el encuentro de muy bueno, con “las lagunas que nos servirán para trabajar de cara a los play off. Ojalá y esto fuera más a menudo y hasta pudiéramos ir como equipos provinciales o de la selección nacional”, dijo Roger Machado a varios medios de prensa al terminar el cotejo este miércoles.

“Siempre tener este roce con jugadores que tienen oficio, a pesar de su juventud y que quieren brillar es provechoso para cualquier equipo”, valoró Javier Méndez, timonel de los Industriales, orgulloso de lo que pudo hacer su formación sin contar con los hermanos Gurriel, Alexander Malleta, Stayler Hernández, Frank Camilo, Rudy Reyes y el pitcher abridor, Frank Monthiet.

“Para nosotros ha sido una oportunidad increíble disfrutar de esta gran ciudad y jugar de igual a igual con Industriales, uno de los equipos de béisbol más famosos del mundo”, dijo Rob Cooper, quien se mostró impresionado por la arquitectura y belleza de La Habana.

En otro momento del diálogo sostenido por el mentor norteño con la prensa expresó: “Nuestros países están tan cerca que espero que esta visita abra las puertas de nuevos intercambios”, concluyó. Y esas últimas palabras las asumimos todos los amantes del béisbol. Los de aquí y los de allá. Decisores y actores.

Al equipo le restan tres partidos, uno a puertas cerradas este jueves y dos más frente a Mayabeque y Matanzas, viernes y sábado, respectivamente. 


Compartir

Joel García León

Se han publicado 2 comentarios


Chairman
 26/11/15 11:08

¿El juego a puertas cerradas contra qué equipo será? De eso no se ha hablado.

Jorge
 26/11/15 9:54

Periodista ¿cuántos peloteros aportó esta universidad al último equipo universitario que topó con Cuba este año antes de ir a Toronto?

Deja tu comentario

Condición de protección de datos