miércoles, 7 de diciembre de 2022

Cintura “antiWilson” en la pelota cubana

Ajustada la punta y el medio del pelotón en el campeonato. Dos comparten el liderazgo de jonrones...

Norland Rosendo González en Exclusivo 02/04/2022
0 comentarios
Alfredo Fadraga-Ciego de Avila-Béisbol
Alfredo Fadraga disparó dos jonrones y se abrazó a Revilla.

Si algo tiene bastante abultado el campeonato cubano de béisbol es el grupo de equipos aglomerados en la mitad de la tabla de posiciones, donde al término del calendario de 75 juegos se partirá el pelotón en dos. Es en esa zona del ecuador donde se prevén las mejores emociones y no pocos rejuegos tácticos para asegurarse un cupo en la parte de arriba de esa línea imaginaria ubicada tras el octavo puesto.

Cerca de ocho equipos se sitúan a uno y otro lado de ese límite, unos más cerca que otros, pero todos muy próximos y con reales posibilidades de ganarse un cupo a los play off, un ordenamiento que en nada se parece a las antológicas criollitas de Wilson.

Cuando faltan cerca de 30 juegos a cada conjunto, el rostro más feliz es el del mismo plantel que lideró el ordenamiento de la fase preliminar en la campaña pasada, Sancti Spíritus, aunque este jueves sufrió una derrota espectacular, que no los dejó tomar más de un punto de ventaja sobre sus más cercanos perseguidores, Mayabeque y Ciego de Ávila, dos que sí cerraron la subserie de entre semana con éxitos.

De los últimos diez partidos, los Gallos han ganado ocho, igual que los Tigres avileños y los Cachorros holguineros, y si no son nueve los éxitos se debe a Leandro Turiño, un villaclareño que sacudió jonrón con dos hombres en base para voltear la pizarra en el décimo inning.

En Villa Clara esperan que el palazo reanime a unos Leopardos que, del segundo puesto y aspirantes a sede del Juego de las Estrellas, se ubican ahora fuera de los ocho mejores, aunque a media raya de ese escaño.


Leandro Turiño ahogó el canto de los Gallos en Santa Clara. (Abel Rojas Barallobre)

Ese batazo fue celebrado también más allá del feudo de los anaranjados de Pedro Jova, pues sirvió para mantener ajustada la ventaja de los Gallos en el puesto de jefe de pelotón.

Ciego de Ávila logró una agónica victoria sobre el sotanero Cienfuegos para asegurar el pareo por 2-1. Alfredo Fadraga sonó dos jonrones y es colíder junto al guantanamero Pedro Pablo Revilla, ambos con 13 bambinazos, uno más que Yasiel González (HOL) y Rafael Viñales (LTU).

Y aunque cayó en dos desafíos, Mayabeque evitó la limpieza en el último partido, con lo cual se mantuvo como escolta de los Gallos, junto a los avileños.

Necesitado de ganar y ganar, Camagüey estuvo dominando el juego hasta el sexto inning. A partir de entonces, los Huracanes tomaron las riendas y no las soltaron con Marlon Vega sacando los seis outs finales.

El mejor hombre del bullpen del mentor Michael González firmó su séptimo salvamento y ha participado en la mitad de las 26 victorias de su equipo, al sumar, además, seis triunfos.

Y si en el Sandino de Santa Clara los locales dejaron al campo a los líderes con un soberbio swing, muy parecido fue el festejo en el Latino, donde Sandy Menocal sonó un palazo semejante, con dos hombres en bases también, para dejar tendidas sobre la grama a las Avispas y completar la única barrida de esta subserie.


Sandy Menocal dejó al campo a Santiago de Cuba con jonrón en el noveno. (Abel Rojas Barallobre)

Menocal no perdonó al mejor salvador del torneo, Luis Fonseca, quien luego de sacar un out se complicó por un error del camarero con un manso elevado y entregó boleto, pecado capital en el béisbol. En esa situación sobrevino el sensacional jonrón.

La victoria mantuvo la buena racha de los Leones, que ahora suman cinco triunfos al hilo y con saldo de 7-3 ocupan el séptimo lugar en la tabla.

Pinar del Río y Matanzas consiguieron emparejar sus fojas de ganados y perdidos, y con 23-23 comparten el octavo lugar.

Como es en el medio del campo donde se juega con más intensidad, La Isla sufrió dos costosas derrotas ante los Indios del Guaso, ocupantes del penúltimo puesto. En su guarida ultramarina los Piratas han sido azote de equipos grandes, pero esta vez uno de abajo se les atravesó.

Entre las individualidades, con 113 comparecencias como mínimo, tres bateadores se mantienen por encima de .400: Yordan Manduley (.412), Rafael Viñales (.409) y Frederich Cepeda (.405); y solo Yoanni Yera trabaja para menos de dos carreras limpias por juego (1.74) y acumula más de 60 ponches (63), con 42 innings lanzados, la cantidad exigida para entrar en el ranking.

Este sábado se reanudan las acciones y lejos de vislumbrar clasificados se augura más enredo en el centro del grupo. Pero la pelota es redonda y no siempre rueda por donde uno prevé.


Norland Rosendo González


Deja tu comentario

Condición de protección de datos