martes, 21 de mayo de 2024

Ciego mira más lejos que Las Tunas

Ciego de Ávila, es unos centímetros superior a Las Tunas, mas debe esgrimir las mejores armas para hacer valer su superioridad...

Rafael Arzuaga Junco en Exclusivo 25/04/2012
0 comentarios
Yosvanis Alarcón - Las Tunas
Este año Las Tunas corrió más y mejor. Ciego de Ávila deberá estar atento a ese detalle.

Un día después del Oeste, este miércoles, es el turno de iniciar los play offs de cuartos de final en la Liga Oriental, donde emprenden el camino al trono de Cuba cuatro de cinco selecciones capaces de ganar más de 50 partidos en la etapa regular de la Serie Nacional 51.

Ciego de Ávila, uno de los equipos más completos del país, es el primero en empuñar el madero en esta zona, cuando se presente de visitante en el Julio Antonio Mella de la capital tunera, a partir de las 5:00 de la tarde.

El grupo del DT Roger Machado llega a esta instancia con contratiempos imprevistos y, en el primer escalón hacia su aspiración de volver a disputar la final de la Liga, encuentra en la vía a Las Tunas, el equipo sorpresa de esa división.

De todas las ofensivas, de las ocho que sobrevivieron al 20 de abril, la de los Tigres tiene menos garras que cualquier otra. Excepción hecha de Rusney Castillo —que no impulsó 70 carreras— y Raúl González, ningún otro jugador carburó siquiera a la altura de su año promedio, y esa sequía ofensiva es un lastre grande de verdad en sus aspiraciones.

Ciego de Ávila sufrió los pobres rendimientos de Yorelvis Charles, Mario Vega, Yorbis Borroto y, sobre todo, Yoelvis Fiss, que bateó apenas .217, conectó seis jonrones e impulsó 21 carreras, un año después de rendir para .345/17/68 en la Serie de Oro.

Así y todo, obligado como está a batear mejor que durante la Serie, Ciego de Ávila, un equipo más hecho, aclimatado ya a las exigencias de las postemporadas, parece con fuelle para superar a su rival y superar los cuartos de final.

Vladimir García, uno de los dos mejores abridores del torneo, es un arma letal en las manos del DT Roger Machado, que a diferencia de la postemporada anterior, esta vez deberá lidiar con las reglamentaciones del pitcheo.

Yander Guevara, de intermitentes actuaciones, Dachel Duquesne y Osmar Carrero, completan un staff, en el que será muy importante el aporte de los relevistas José Antonio Barroso, Lázaro Santana y, principalmente, Yadir Rabí.

Tienen eso, buen pitcheo. Además, una defensa calificada como la mejor del país, capaz de anular la nueva dinámica ofensiva de Las Tunas, que pasó de 25 bases robadas en la 50 Serie a 72 en la actual campaña.

Deberán, eso sí, estar a la altura del envite los avileños. Y, para ello, tendrán que rendir al tope y, reitero, batear con mucho más que en la etapa regular, toda vez que los leñadores, bueno es decirlo, no tienen las manos amarradas.

Al mando del DT Juan Miguel Gordo, Las Tunas bateó menos jonrones que en la Serie precedente. En el período 2010-2011 conectaron 97 jonrones en 90 juegos de pelota y en 2011-201 sonaron 87 en 95 partidos. Sin embargo, de noviembre a abril último anotaron 540 carreras, por 488 en la Serie 50.
No solo se debe al aumento de estafas. Otro factor es que de un campeonato a otro mejoró, de .301 de promedio ofensivo con hombres en base, a .319, la mejor de Cuba hoy; o que del .289 de promedio ofensivo general, ascendieron a .304 esta vez.

Danel Castro, Joan Carlos Pedroso, Yosvanis Alarcón y Alexander Guerrero, los líderes del ataque, sí es cierto, aunque han jugado en postemporada no están acostumbrados a las temperaturas de los play offs.

Pero, ojo, han sido exigidos en varias preselecciones, cuando no militaron en selecciones nacionales, lo cual si bien es una experiencia distinta, resulta una credencial apreciable. Y Andrés Quiala, Yunieski Larduet, Jorge Antonio Jonson, Ernesto Felipe Lalana y Yordanis Alarcón, son añadiduras ofensivas importantes.

Sus falencias están en la defensa, que terminó por debajo de la media del campeonato; y en el pitcheo, habida cuenta de que tres de sus abridores promediaron por encima de 4.00 de efectividad, y

Yoelkis Cruz (13-5/3.62) no terminó del mismo modo que inició el torneo.

Por ahí, por el pitcheo y la defensa, los Tigres pueden encontrar resquicios para dañar a los Leñadores y plantarse en la final de la Liga Oriental, tal como en la Serie de Oro.

LAS TUNAS (54-41)/CIEGO DE ÁVILA (54-42)

Subserie particular: 4-2 favorable a los Leñadores

OFENSIVA

Las Tunas: .304 de promedio ofensivo (120 dobles-21 triples-87 jonrones/ 540 carreras anotadas/487 anotaciones impulsadas/72 bases robadas

Ciego de Ávila: .272 de promedio ofensivo (152 dobles-15 triples-68 jonrones)/459 carreras anotadas/417 anotaciones impulsadas/54 bases robadas

PITCHEO

Las Tunas: 3.97 de efectividad (400 ponches-324 bases por bolas)/.270 le batearon los contrarios/73 jonrones permitidos

Ciego de Ávila: 3.62 de efectividad (380 ponches-349 bases por bolas)/.267 le batean los contrarios/50 jonrones permitidos

DEFENSA

Las Tunas: .973 de promedio defensivo/118 jugadas de doble play/13 pass ball/44 bases robadas-39 cogidos robando

Ciego de Ávila: .982 de promedio defensivo/156 jugadas de doble play/9 pass ball/38 bases robadas-46 cogidos robando


Compartir

Rafael Arzuaga Junco


Deja tu comentario

Condición de protección de datos