sábado, 3 de diciembre de 2022

Ciego de Ávila no dio tregua

El equipo avileño se coronó por décima ocasión como campeón nacional.Los locales dominaron el evento de principio a fin...

Duanys Hernandez Torres en Exclusivo 24/09/2022
0 comentarios
Ciego de Ávila Softbol
Pasearon la etapa clasificatoria con balance de 13-1, y nunca estuvo en duda su liderazgo en la justa (Foto: Osvaldo Vázquez/ ACN).

Ciego de Ávila no creyó en rivales en el nacional masculino de softbol, y mostró su superioridad durante toda la justa. Los avileños dirigidos por Miguel Albán ganaron su décimo título nacional, y el segundo de manera consecutiva.

Pasearon la etapa clasificatoria con balance de 13-1, y nunca estuvo en duda su liderazgo en la justa.  Para ratificar su favoritismo arrollaron a sus sempiternos rivales santiagueros con marcador de 7-0 en cinco entradas. Es la séptima vez en los últimos diez años que se enfrentan estos dos conjuntos en el clásico del softbol cubano.

En la discusión del bronce, Villa Clara derrotó con cerrada pizarra de 3-2 a Holguín, y 22 años  repite el tercer lugar en una justa nacional. Granma quedó en quinto lugar, y La Habana descendió a la segunda división.

Las claves del éxito

Este título, como casi todos los anteriores, tiene al mismo protagonista. El lanzador Alain Román otra vez demostró por qué es el mejor lanzador de Cuba. Lo del guantanamero devenido avileño resultó escandaloso. Román, como la canción de los Van Van, está por encima del nivel.

Alain ganó cinco juegos  sin la sombra de un revés en la fase clasificatoria. Solo permitió tres carreras limpias en 27 entradas de labor, para una efectividad de 0,78. Propinó 67 ponches, por lo que promedió 17 estrucados por partido. En la final no tuvo piedad ante los santiagueros con 11 ponches en cinco entradas, y solo dos hits permitidos.

El tunero Eduardo González resultó un excelente escudero para Román, al quedar como líder en victorias con siete, y en juegos completos con cinco. Este lanzador pudiera ser la tercera opción para el equipo nacional, atendiendo al discreto accionar del habanero Yosvani Cárdenas (fue el otro serpentinero al panamericano), quien fue el más perdedor de la justa(8), y el que más boletos regaló (35).

El mundialista tunero Héctor Castillo, quien  busca nuevamente su puesto en el equipo nacional, descosió la pelota. Se llevó los lideratos en hits (23), tubeyes (8), además de terminar en colíder en carreras anotadas con el santiaguero Yesander Rodríguez con 20. Yurisander Ramos resultó el máximo remolcador con 23. Yuri Rodríguez fue el más paciente en el home con 13 boletos.

Otros jugadores con experiencia en eventos internacionales se destacaron como el santiaguero Andrés Reyna, líder de bateo con 542 y en slugging 1167, así como el holguinero Aníbal Vaillant, máximo robador (3) y también al frente en pelotazos (5). El máximo jonronero de la justa fue el capitalino Yasmani Álvarez con 8, quien opta con fuerza por incluirse en el equipo Cuba.

En los próximos días se concentrará la preselección nacional rumbo a la Copa Mundial de Nueva Zelanda donde deben repetir la mayoría de los jugadores que conquistaron las preseas de bronce en el panamericano de la disciplina.

La mayor incógnita de este grupo radica en el o los lanzadores que acompañarán a Alain Román y Gusbel Plutín a la cita del orbe. Eduardo González, Manuel Espino y Rafael Guerra tienen las mayores opciones.

El trono del softbol masculino sigue con sabor a piña. Ciego de Ávila nunca dio tregua.


Duanys Hernandez Torres

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos