viernes, 9 de diciembre de 2022

Chispas en los tableros

El ajedrecista armenio Levon Aronian ganó por segunda vez una Copa del Mundo en disputado match con el chino Liren Ding...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 28/09/2017
0 comentarios
Ajedrecista armenio-Levon Aronian
Levon Aronian encontró el camino del triunfo. (Foto: tbilisi2017.fide.com).

Las preguntas se dispararon el sábado. Y así continuaron hasta el último momento este miércoles ¿Levon Aronian o Liren Ding? ¿Quién de ellos sería el campeón de la Copa del Mundo de Ajedrez? ¿Y de qué forma? Las respuestas llegaron ahora: El armenio se impuso al chino, en un match final muy disputado. Tuvieron, como se esperaba, que romperse la cabeza, es decir, pensar muchísimo…

Como ya escribimos, fueron dramáticos esos duelos pugnados en el anfiteatro del hotel Biltmore, en Tbilisi, la capital de Georgia, según lo fue reflejando el sitio oficial del certamen. Y, por tanto, vale la pena acercarnos a ellos por orden cronológico…

RESUMEN DÍA A DÍA

Sábado 23

Aronian (coeficiente Elo de 2802), 35 años de edad, campeón de 2005, sale con trebejos blancos en la primera de las cuatro partidas clásicas ante un rival diez años más joven. Quizás recordando que en seis duelos de ese tipo entre ellos han firmado tres tablas y que los tres restantes los ha ganado Ling Diren (2771 de Elo). El armenio llega a tener ventaja ganadora, según valoración de las computadoras, pero no la materializó y entablaron en 35 movidas de una Apertura Inglesa. A descansar y estudiar entonces para mañana… ¿Se podría recuperar psicológicamente, y de forma especial por aquello de que su oponente, muy bien preparado, le llevaba ventaja en la clásicas?

Domingo 24

La disputa ahora fue todavía más intensa: ¡hasta el movimiento 75!
A partir del 30, Aronian, esta vez con negras, luchó más por la victoria, pero le faltó precisión, y el chino lo aceptó como un salvavidas. “No tan fácil de calcular”, dijo en algún momento Liren Ding. “Tuve suerte y pude escapar”, confesó.

Lunes 25

Le tocó al armenio la ventaja de conducir por segunda vez las piezas blancas. Algunos especialistas consideraron que, por momentos, pareció estar haciendo valer esa prerrogativa, pero que cometió un error en el movimiento 21, con una torre, en vez de mantener la presión. Cuando ya las torres habían salido de los tableros… acordaron dividir el punto por tercera vez. Ahora el desenlace llegó en 31 movimientos de una Apertura Inglesa.

Martes 26

Era la cuarta y última jornada para las partidas clásicas. La división del punto se concretó en 52 jugadas de un Gambito de Dama.

La suerte quedó así echada: ¡a decidir en partidas rápidas! Entonces la corona se iba a decidir de la siguiente forma: dos partidas de 25 minutos. Si no había decisión dos de 10. De ser necesarias dos de 5. Y si no existía todavía un ganador, una de muerte súbita también a 5 minutos. ¿Recuerdan que en muerte súbita el que condujera las blancas tendría un minuto más?; pero estaba obligado a ganar, pues con tablas no lograba la corona.

¿En la madrugada siguiente se habrá desvelado un poco alguno de los dos (¡o los dos!), a la espera de las partidas rápidas, en las cuales los nervios pueden hundir a cualquiera?. El ajedrez es menos estratégico, parece casi una ruleta rusa; en fin…

Miércoles 27

Bueno… ¿qué pasaría entonces en las rápidas? Al parecer salió a relucir la mayor carretera recorrida, el Elo superior, los nervios más entrenados para enfrentar momentos duros sobre los tableros. Y Aronian se impuso en las dos primeras a 25 minutos. No hubo que jugar más. La primera se definió en apenas 30 movimientos de una Apertura Inglesa (la utilizada por Aronian cada vez que jugó con las blancas). A partir del 30 el rey negro había quedado limitado de movilidad. Ding, con problemas de tiempo en estas dos partidas, también insistió en la segunda con la apertura Peón Dama. En el 25 no podía hacer más. De esa forma Aronian volvió a ser campeón, como en 2005.
¡Aplausos para Aronian! ¡Y también para Liren Ding que estuvo inmenso!

ÚLTIMOS APUNTES

Ambos jugadores, más allá del desenlace de este match final, ya tenían segura su participación el año próximo en el Torneo de Candidatos (del 10 al 28 de mayo, en Berlín). De allí, entre ocho ajedrecistas llenos de sana ambición, saldrá quien será el retador, por la corona mundial, del noruego Magnus Carlsen (2822).

La Copa del Mundo se había iniciado el pasado día 3, con 128 jugadores, entre ellos tres cubanos: Lázaro Bruzón (2643), Yuri González (2543) y Yusnel Bacallao (2573), quienes, aunque no desentonaron, tuvieron que despedirse en las primeras rondas. Bruzón, incluso, llegó al Cuadro de 64, cuando ya sí no pudo ante el muy reconocido estadounidense Hikaru Nakamura (2792).

Otros de los astros que regresaron a casa antes de lo que deseaban, por mencionar solo a algunos, fueron los rusos Sergey Karjakin (2773), monarca del 2015, y Vladimir Kramnik (2803); el italiano Fabiano Caruana (2807), el indio Viswanathan Anand (2783), ex campeón mundial… Ah, ¡y Carlsen!

Queremos recordar que oriundo de Tbilisi era Tigran Petrosian (1929-1984), campeón mundial de ajedrez de 1963 a 1969, quien falleció con 55 años de edad recién cumplidos, debido a un cáncer de estómago.

Bajó el telón en la Copa del Mundo de Tbilisi. Las preguntas tuvieron sus respuestas. Pero ahora, como es lógico, crece mucho la fuerza de otra: ¿Quién será el retador de Magnus Carlsen?


Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos