viernes, 2 de diciembre de 2022

César Prieto: "Nuestro sueño es llegar a la postemporada"

Con 21 años, el intermedista de los Elefantes de Cienfuegos brilla como uno de los más cotizados prospectos del béisbol cubano actual...

Yirsandy Alfredo Rodríguez Hernández en Exclusivo 24/10/2020
0 comentarios
César Prieto
El fenomenal infielder atribuye gran parte de su rendimiento a la preparación realizada antes del inicio de la Serie Nacional (Foto:Aslam Castellón/5 de septiembre).

Hay dos lugares seguros para encontrar dentro del parque de béisbol al intermedista de los Elefantes de Cienfuegos, César Prieto. Sólo dos, y ninguno de ellos suele ser el club house, donde normalmente los jugadores pasan buena parte del tiempo comenzando sus rutinas desde que arriban al estadio antes del mediodía en esta LX Serie Nacional.

Para Prieto, de 21 años, quien brilla como uno de los más cotizados prospectos del béisbol cubano actual, la prioridad es estar dentro del campo. Y si no lo encuentras ahí, el siguiente lugar es el gimnasio. Esa fue una experiencia que viví mientras intentaba conversar con el hiperactivo infielder de los Elefantes de Cienfuegos.Hace dos años, la primera frase que escuché de Prieto, mientras disfrutaba una tanda de pesas junto a otros jugadores del team cienfueguero, fue impactante: “Estoy loco porque sean las dos de la tarde de mañana, para volver al juego”.

Actitud. Esa fue la primera palabra que me vino a la mente cuando escuché a Prieto, mientras se ajustaba sus guantillas y las gotas de sudor no dejaban de brotar desde su frente. Hacía sólo minutos, los Elefantes habían perdido ante Industriales, pero el enfoque de Prieto ya estaba canalizando el reto siguiente. A cualquier nivel en el béisbol hay jugadores que exhiben notables herramientas y un impresionante potencial capaz de desarrollarse con el tiempo. A eso llamamos talento. Pero, junto al talento, esa primordial e importantísima virtud para un jugador de béisbol, también es necesario el ímpetu, la osadía, el coraje…

Sí, todos los complementos que definen a un luchador, por eso me sorprendió cómo César Prieto traía parte de esas grandes cualidades de manera natural. Y ahora, dos años después de nuestra primera conversación de béisbol, la consistencia y el desarrollo de Prieto parecen imparables. Sin embargo, rara vez te dirá algo sobre eso, simplemente porque su principal deseo es ganar.

“Para nadie es un secreto que los Elefantes estamos listos este año para enfrentarnos a la postemporada”, le dijo Prieto a Cubahora, con la misma seguridad que su swing logra rociar los pitcheos rumbo a cualquier lugar del campo.“No ha sido sólo mi trabajo, en el enfoque de todos ha estado este resultado inicial del team”, revela Prieto como la clave del éxito para que los Elefantes estén instalados en el tercer lugar de la tabla de posiciones con marca de 19-10.

“Sí, la combinación de sangre joven, mezclada con la de nuestros veteranos del equipo, será el complemento perfecto para buscar la primera meta que queremos, llegar a los playoffs. Ese es nuestro sueño, una meta que no alcanzamos desde la 52 Serie Nacional, pero este tiene que ser el año”.

Cuando los Elefantes dirigidos por Iday Abreu fueron eliminados en semifinales durante la noche del 5 de junio de 2013, siendo blanqueados 3-0 por Freddy Asiel Álvarez, no había pasado un mes del cumpleaños 14 de César Prieto, el 10 de mayo. Desde entonces, Cienfuegos no ha podido volver a los playoffs, pero Prieto cree que esta podría ser la temporada del gran giro de regreso. “Hace siete años de esa última postemporada, y creo que es hora de ponernos esa gran meta de volver. Esa generación puede, y ya se siente preparada”.

CAMINO A OTRO GRAN AÑO EN EL PLATO

Parte interesante del desempeño de César Prieto es cómo lleva al juego todo el potencial de sus habilidades: Puede tocar la pelota, conducir con frecuencia y efectividad una jugada de corrido y bateo y, en no pocas ocasiones, impulsar carreras en situaciones claves. Sin embargo, César aún siente que sus inicios de campaña no han sido como los finales en cada año. O sea, que en el final de cada serie se ha robado el show.

“Sin dudas, pienso que este comienzo va a marcar un gran año para mí”, reafirmando lo bien que se ha sentido luego de sus primeras 134 apariciones en home durante la actual 60 Serie Nacional del béisbol cubano. “Según se han comportado las tendencias en mis primeros 100 turnos al bate cada año, como me reafirmaste, he ido aumentando mi rendimiento”.

En cada una de sus temporadas, incluyendo este año, Prieto ha sentido que su swing progresa mientras más bolas pone en juego y puede ajustarse cuando aumenta su acumulado de turnos al bate. “No tenía dudas sobre cómo he podido ajustarme dentro de la campaña, pero lo que sí necesitaba saber era exactamente qué tan bueno habían sido mis finales”, me escribió en un mensaje de texto el pasado martes antes de comenzar una serie de tres partidos contra los Piratas de la Isla.

Normalmente, Prieto ha comenzado sus primeras 100 visitas al plato con excelente rendimiento. En 2018, durante su primera campaña como titular, promedió .400, .310 en 2019 y .389 esta serie. Sin embargo, la diferencia ha estado en sus comparecencias entre la 101 y 200, cuando bajó a .309 el año pasado.

LA (ATÍPICA) PREPARACIÓN FUE CRUCIAL

Con .389 iniciando esta vez, Prieto no sólo luce uno de los mejores inicios de su carrera, sino un progreso total en el nivel alcanzado dentro de la liga. “Te puedo decir que la preparación antes de esta LX Serie Nacional fue todo un reto debido a las restricciones que nos provocó la pandemia de la COVID-19.

”Por supuesto, el primer paso fue mantener los debidos protocolos higiénicos sanitarios para prevenir la COVID-19, y luego reestructurar un plan personal con el apoyo de los entrenadores. Eso fue algo que nos tomó tres meses trabajando con amor y mucha entrega, buscando mantenernos en forma física y mentalmente.”Una de las fases fundamentales del plan fue el fuerte trabajo en la playa, el fortalecimiento físico y, sobre todo, que tengo la dicha de contar con un terreno de béisbol detrás de mi casa. Ahí pude complementar los otros aspectos de juego, pues sé que, como atleta joven en ascenso, aún me falta mucho por hacer y demostrar en esta temporada”. Estar sano y trabajar para convertirse en un jugador mucho más completo son metas fáciles de percibir cuando vemos a César Prieto desempeñarse dentro del terreno de juego.

¡BUSCANDO OTRO SALTO DE NIVEL!

Después de su primer año como titular en 2018, una de las tendencias que distinguió a Prieto fue su producción contra lanzadores zurdos. En 110 PAs (apariciones en home), César registró línea ofensiva de .404/.427/.535 (AVG/OBP/SLG), aun cuando recibió más ponches (10.1 %) que su tasa de bases por bolas (6.4 %). Sin embargo, al año siguiente, en la pasada LIX Serie Nacional, su impacto bajó a .319/.321/.431.

Obviamente, la regresión fue considerable, pero esa línea contra zurdos en 2019 no deja de ser positiva. De esa baja, Prieto estuvo al tanto y nos confesó que no cede en el trabajo diario para aumentar su impacto. ¿La clave? Sí, su total entrega, junto al consistente entrenamiento para pulir errores y deslices comunes que suelen aparecer día a día.

“Siempre he dicho que ‘no puede haber un gran resultado’ si antes ‘no hay un gran sacrificio’. Por eso trabajo cada día para poder seguir siendo un jugador de impacto y cumplir altas metas dentro del terreno de juego”, confiesa Prieto. Y, cuando le pregunté sobre una de sus principales claves para el éxito, la que sobresale como su motor impulsor, no tardó en pivotear con una rápida y afirmativa respuesta: “En mi deseo se concentra todo”.

—¿Todo?...

—Sí, ¡todo! Y sabes qué, esos deseos no comienzan cuando se escucha la voz de playball.

—¿No?...

—No, definitivamente comienzan antes, desde que adoro entrenar, incluso aunque esté solo. En cada instante pienso en que me va a servir para más adelante, esas son palabras de impulso que mantengo dentro de mi filosofía.

“Aunque tenga entrenamiento en la mañana o antes de los juegos al mediodía, siempre hago mi rutina y preparación extra. Y te confesaré algo: Estoy seguro de que ha sido decisivo el entrenamiento consistente, y creo que me ha dado grandes resultados después de mi gran año (2018) como refuerzo de Villa Clara”. En la LVIII Serie Nacional, César Prieto no sólo se ganó los honores como Novato del Año y ayudó a Villa Clara a discutir el título, sino también fue capaz de implantar récords personales con 134 hits, 73 carreras anotadas, 17 dobles, seis jonrones, ocho bases robadas y 34 remolcadas.

“En aquel inolvidable año bajo la dirección de Eduardo Paret, también tuve la oportunidad de ser dirigido por Rey Vicente Anglada en el team Cuba, de quien nunca olvidaré estas palabras que mencionó: ‘Siempre un pelotero debe hacer su propio entrenamiento extra’. Y creo que es cierto, porque ese extra a mí me ha funcionado”.

ENFOQUE A LO GRANDE

Esta campaña Prieto parece ir camino a mantener la disciplina en el plato que logró tras acumular 37 bases por bolas y apenas 23 ponches en la pasada 59 Serie Nacional. Pero, además, hay otro punto analítico que nos muestra cómo el swing de Prieto podría ir camino a una explosión sin igual: Está promediando .390 cuando pone la bola en juego y, hasta ahora, su slugging de .525 dice que golpear la pelota Teammate es una delicia.

“Por supuesto, potenciar las herramientas es crucial y, a la ofensiva, buscar el potencial del swing es primordial. Siempre mi padre me está corrigiendo cada detalle del swing. Pienso que ese ha sido mi mejor éxito al ser reflexivo y contar con su ayuda como principal consejero. Como yo digo, nadie conoce mi swing mejor que mi padre, y tenerlo apoyándome de cerca ha sido una bendición”.

Con un inicio sin precedentes, sobre todo teniendo en cuenta cómo Prieto está logrando éxito tras marcar ya 47 hits en apenas 29 juegos —está a dos del líder, el camagüeyano Humberto Bravo—, conversar de expectativas sobre récords personales no es exactamente el guión para el intermedista de los Elefantes de Cienfuegos.

“La verdad, siempre mis metas son altas y pienso que ganar el título de bateo sería grandioso. No puedo negarte que está dentro de mis metas, pero disfrutar el juego es mi principal filosofía dentro del campo. Llevar ese amor al ‘play’ es lo más importante, cuando sientes este deporte colectivo y llevas el béisbol en la sangre. Así he procesado la idea de obtener éxitos personales, comenzando por hacer mi trabajo para el equipo y disfrutar cada segundo dentro del terreno de juego”.

Poniendo siempre por delante el sacrificio para el bien del equipo, la aptitud y el talento de César Prieto lo distinguen y personifican como un incansable luchador en cualquier parque de pelota. “Con mente positiva y Dios delante, los resultados llegan. Siempre llegan”.

 


Yirsandy Alfredo Rodríguez Hernández

Analista Sabermétrico. Escritor de béisbol y estadístico. Miembro de la Sociedad Americana de Investigadores del Beisbol (SABR). Ha cubierto el béisbol cubano por más de 15 temporadas escribiendo todo tipo de historias y artículos, investigaciones, análisis sabermétricos, trabajos de proyecciones, predicciones y valoraciones estadísticas.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos