sábado, 18 de mayo de 2024

Carlos optimista y Gil inapelable

El director técnico del equipo de gimnasia artística, clasificación masculina, declara la posible trayectoria de sus alumnos en el debut de la cita multidisciplinaria de América...

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne en Exclusivo 14/06/2015
0 comentarios

Justamente en el edificio principal de la Escuela Nacional de Gimnasia unos caracteres de color rojo, rubricados sobre una tela blanca, descubren el interés de esa especialidad para los venideros Juegos Deportivos Panamericanos. “En Toronto, Canadá, la gimnasia va por más” sorprendió, en su momento, a los observadores. Y los más apresurados ya desean la confirmación de esa sentencia en la fiesta que concluirá el 26 de julio.

Y sí, el estratega Carlos Gil y sus cinco escuderos: Manrique Larduet, Randy Leroux, Rafael Rosendi, Sandro Pérez y Alberto Leyva están en plena disposición para complacerlos, aunque debuten en la cita instaurada en 1951. Lo corroboró un encuentro con el técnico en el recinto ubicado en la calle Perla del municipio capitalino de Boyeros.

—¿Qué equipo tenía antes de los Centroamericanos y del Caribe de Veracruz 2014 y qué tipo de formación posee para esta campaña preolímpica?

—Antes de los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz (CAC), los muchachos soñaban, porque asistían por primera vez a un gran evento. El pasado año atravesaron por una dura prueba en Toronto, sede del torneo clasificatorio para los Juegos Panamericanos. Esa desagradable experiencia los fortaleció y les propició madurar aceleradamente, pues deseaban tocar sus sueños. Fue una apreciable respuesta la medalla de bronce (255.36 puntos) en el torneo por equipos pues, además, descontaron los cuatro puntos acumulados en la primera jornada, cuando fueron víctimas de gran presión competitiva; y no quedaba opción ni para cometer una falla.

“Aquella jornada no se repetirá en otro escenario. Mis alumnos son más diestros en manos libres y caballo con arzones. Disfrutan de un promedio de 14.50 y 13.50, respectivamente, en esas lides. La media en los CAC son: arzones 14.50; libre 14.80. En el torneo clasificatorio de Toronto: 14.70; 14.80 puntos. A escala universal: 15 en ambas especialidades”.

—¿Entonces sus alumnos son también unos guerreros?

—Trabajo con esos muchachones desde que tenían cinco años de edad. Estamos acostumbrados a tener esa actitud, porque no gozamos de amplia preparación competitiva internacional. Tuve otra prueba de su entereza en el clasificatorio de Toronto. Hicieron una competencia de tal envergadura que recordé una actuación similar ejecutada en 2007. Además, saben contestar ante las desventajas. Ese principio los mantiene erguidos y con una mentalidad triunfadora.

—A poco menos de cumplirse un año de visitarla, regresan a la capital de la provincia de Ontario. ¿Expectativas?

—Conservamos la intención de desafiar los criterios a favor, y en contra, en la justa por equipos. Porque la programación es insistir en el camino empezado en los CAC; y lograr una despedida feliz del ciclo en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, Brasil. La afición se recreará con las revalidaciones de Larduet en salto/paralelas/piso con las siguientes calificaciones: 15 puntos y 89 puntos como máximo acumulador. También con las de Leroux: 15 en manos libres/barras paralelas. Rafael: más de 14.50 en anillas. Sandro y Alberto todavía deben acumular más experiencia. Son talentosos. Pocos juveniles han brillado en su primera incursión internacional. Asumo el riesgo pues estoy convencido de que, en el futuro, me regalarán satisfacciones.

—¿Y los adversarios?

—Por equipos debe sobresalir Estados Unidos, pues ocupan el cuarto puesto del orbe. En manos libres: Brasil por su exponente medallista mundial. Arzones: Colombia. Allí nació y vive el titular del planeta en la copa organizada este año por la federación portuguesa. Anillas: Brasil. El campeón olímpico baila samba. Salto: Cuba y Estados Unidos. Tenemos las medias más altas del globo terráqueo. Paralelas: Cuba y Colombia por ser líderes en los CAC, el clasificatorio 2014 y la copa del mundo 2015.

—¿Nivel del “miedómetro” en las competencias de primer nivel?

—No conozco ese aparato. Pero si existe, la cifra mía es cero. No tengo miedo. El trabajo serio y sistemático elimina la aparición de adivinanzas en cualquier evento.


Compartir

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne


Deja tu comentario

Condición de protección de datos