sábado, 24 de febrero de 2024

Camagüey retuvo el título

Los gladiadores agramontinos cerraron con 61 puntos, para aventajar a Pinar del Río (60) y Santiago de Cuba (52.5)...

José Luis López Sado en Exclusivo 16/01/2012
40 comentarios
Yunior Estrada (arriba)
El camagüeyano Yunior Estrada (arriba) retuvo el título nacional en los 96 kg

En rol de anfitrión y apoyado en proyecciones de grandes magnitudes que gustan a los espectadores y tributan muchos puntos por sus ejecuciones, el equipo de Camagüey retuvo el título en el Torneo Nacional de Lucha Grecorromana, que se desarrolló en la sala Rafael Fortún, de la capital agramontina. 

Los camagüeyanos signaron cosecha de dos medallas de oro, dos de plata y tres de bronce, que les propició 61 puntos, para así aventajar cerradamente a Pinar del Río (60). Santiago de Cuba (52.5) terminó tercero.

Las palmas en el colectivo para el oro conseguido inesperadamente por Gilberto Piquet (84 kg), quien se presentó muy fogoso y se deshizo, entre otros, del santiaguero Alan Vera y de su coterráneo Alain Oliveros, monarca y subcampeón de la pasada edición, respectivamente, en la cual él había terminado con presea de bronce.

En la final contra el favorito Oliveros, el ganador consiguió endosar un potente tackle al tronco del rival para pegarlo sobre el colchón.

“Él (Oliveros) y Vera son más fuertes que yo. Por eso, mi plan fue tratar de marcarles puntos trabajando en la posición de pie. Estoy muy feliz por el triunfo, ya que aspiro a integrar el equipo que irá al certamen eliminatorio de cara a los Juegos Olímpicos de Londres 2012”, aseguró Piquet a Cubahora.

El otro título agramontino corrió a cargo del campeón panamericano Yunior Estrada (96 kg), quien así recuperó la corona alcanzada el pasado año. Entre sus víctimas estuvo Pablo Shorey, subcampeón mundial de los 84 kilogramos, quien no pudo hacer su peso habitual y se vio muy incómodo en el colchón ante la mayor potencia física de Estrada. 

Ya en la final, y en un pálido pleito, Estrada se deshizo 2-1 (1-0, 0-1, 1-0) del pinareño Yasmani Lugo, campeón mundial juvenil. Baste decir que los tres puntos que se otorgaron fueron en acciones defensivas, pues ninguno fue capaz de marcar en el clinch decisivo. 

Mientras, para conseguir el segundo puesto, Pinar del Río se apoyó en los letales supplés del imbatible Mijaín López (120 kg), cuatro veces campeón mundial y titular olímpico de Beijing 2008. Mijaín transitó sin grandes contratiempos, ante rivales incapaces de marcarle un punto técnico. Para los pinareños también fue provechosa la plata de Lugo y la ubicación de varios de sus integrantes entre los cinco primeros de cada división.

Y los santiagueros se apoyaron en el empuje de Gustavo Balart (55 kg), oro panamericano en Guadalajara, y del juvenil Miguel Martínez (66 kg), quienes accedieron a lo más alto del podio de premiaciones.

Los restantes monarcas en este torneo nacional de lucha grecorromana fueron Léster Guzmán (IJV, 50 kg), Hanzel Meoque (HAB, 60 kg) y el titular panamericano Jorgisbel Álvarez (MTZ, 74 kg), quienes retuvieron el cetro del anterior certamen doméstico.

A partir del martes, Ciego de Ávila acogerá las acciones del Torneo Nacional de Lucha Libre.

Cuba solo posee tres gladiadores clasificados para los Juegos Olímpicos de Londres. Ellos son Mijaín y Pedro Isaac (66 kg) en el estilo greco, mientras que en el libre ya aseguró su cupo Liván López (66 kg). Para ir con equipos completos, aún restan por lograrlos 11 gladiadores masculino y, de ser posible, tres muchachas.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos