domingo, 27 de noviembre de 2022

Buque insignia navega con viento en popa

Los púgiles cubanos continúan sumando éxitos en los XXXI Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y ya aseguraron dos preseas bronceadas...

Juan Carlos Teuma Díaz en Exclusivo 11/08/2016
0 comentarios

Con los resultados de este miércoles, los boxeadores cubanos mantuvieron su invencible paso por el calendario competitivo de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, donde ya acumulan seis éxitos sin la sombra de un revés, con dos medallas de bronce aseguradas, las cuales probablemente mejorarán su color en próximas jornadas.

La fecha estuvo marcada por el debut de Julio César La Cruz (81 kilogramos), quien se ganó con sus guantes el apoyo del público asistente al Pabellón 6 de Riocentro, convertido en testigo de lujo de la disertación de buen boxeo que regaló el tricampeón mundial cubano a costa del turco Nadir Unal. La votación de los jueces fue consecuente con lo visto sobre el ring: 3-0 favorable al camagüeyano La Cruz (30-27, 30-27, 30-25).

La próxima salida de Julio César La Cruz será mañana viernes, para enfrentar al anfitrión Michel Borges, cuya única “ventaja” será contar con el respaldo de su afición, pues es un pugilista que, según su historial, no deberá ofrecer gran resistencia al monarca antillano.

Otro que impuso su virtuosismo sobre el cuadrilátero fue el bisoño titular del orbe Joahnys Argilagos (49 kg), a quien le correspondió la satisfacción de garantizar la primera medalla para la representación cubana, proeza alcanzada con su triunfo por 3-0 (30-27, 30-27, 30-26) ante el kenyano Mungai Warui.

Con esta demostración, Argilagos despejó dudas a quienes —con razón— no quedaron completamente satisfechos con su debut. Esta vez pudo desarrollar sin inconvenientes su plan táctico, lo cual evidenció actitud y aptitud en el muchacho de tan solo 19 años.

Para mejorar el color de su presea, Joahnys deberá enfrentar el viernes al colombiano Herney Martínez, un boxeador que seguramente no será un obstáculo insalvable, aunque eso no signifique una invitación a la confianza.

Finalmente, en las postrimerías del cartel de miércoles, Erislandy Savón (91 kg) hizo suyo el segundo metal de bronceado de su delegación, al dejar en el camino al argentino Yamil Peralta, claramente superado por 3-0 (29-28, 29-28, 30-27).

También este viernes, Savón podrá ir en busca de asegurar la presea de plata, aunque para lograrlo deberá sacar a relucir su mejor boxeo, porque su oponente será el kazajo Vassily Levit, a quien derrotó por estrecho margen de 2-1 en la última Serie Mundial de la disciplina.

Este jueves, por Cuba irán al encerado Robeisy Ramírez (56 kg) y Roniel Iglesias (69 kg), a ambos les precede su condición de monarcas olímpicos de Londres 2012. El primero tendrá como rival al indio Shiva Thapa, mientras que el segundo probará su talento frente al armenio Vladimir Margaryan.

Aun cuando es muy pronto para hacer vaticinios, lo cierto es que el llamado buque insignia del deporte cubano parece haber trazado su rumbo con brújula precisa y, de seguir así, su destino será traer a puerto seguro un invaluable tesoro de metales preciosos.


Juan Carlos Teuma Díaz


Deja tu comentario

Condición de protección de datos