jueves, 18 de abril de 2024

Buena pugna, cetros y despojos

Cuba ganó ocho de los 10 títulos disputados, con atletas de segundo, tercer y hasta cuarto nivel...

José Luis López Sado en Exclusivo 02/06/2016
0 comentarios

 Hubo de todo “como en botica” en el recién finalizado XLV Torneo Internacional de Boxeo Córdova Cardín, con sede en la Ciudad Deportiva capitalina, que cerró con triunfo de la selección nacional cubana.
Los 11 principales exponentes cubanos se encuentran en Tashkent, donde los Domadores discutirán este sábado la gran final de la VI Serie Mundial de Boxeo frente a la franquicia de Corazones de León británicos. Por eso, el jefe de entrenadores Rolando Acebal le dejó la oportunidad de imponerse a figuras de segundo, tercero y hasta cuarto nivel. Y ya le llegó a Tashkent la información de que sus alumnos dieron la cara y ganaron ocho de los 10 títulos disputados, tras ceder en las divisiones de 52 y 60 kilogramos.
Vale citar que muchos de los que aquí quedaron siempre se fajan de tú a tú contra los líderes del patio en cada una de las 10 divisiones y en cada una de las oportunidades que les brinda el cuadrilátero.
Y muestra de ello fue que, sin dudas, el mejor combate del torneo lo desarrollaron, en pos del oro, el monarca panamericano Andy Cruz (64 kilogramos), quien ahora tomó revancha del revés sufrido en el torneo Playa Girón, en diciembre de 2015 y se impuso 3-0 a Kevin Brown. Fue un pleito muy intenso, con mucho intercambio en las tres distancias.
“Estuve esperando con ansias la revancha de este día, porque cuando él me ganó en diciembre yo acababa de llegar a esta nueva división y no me encontraba en buena forma, estaba muy lento y fui presa fácil. Pero ahora me apoyé en mi acostumbrada velocidad de piernas, me moví mucho a los laterales, me viré a las dos manos y le hice muchas fintas que fueron muy provechosas para aprovechar luego su fallo en el golpeo. Ya estoy al 100 por ciento de mis posibilidades y me quiero adueñar de esta división”, comentó Andy a Cubahora tras finalizar el combate.  
Mientras, en otra pelea de mucho intercambio, el experimentado brasileño Robson Conceicao (60), subcampeón mundial 2013, demostró sus mañas sobre el ring y se agenció una de las dos preseas que les arrebataron los púgiles foráneos a los locales.
El sudamericano impuso el ritmo en el momento preciso y le aceptó el combate en la media y corta distancias al joven capitalino Armando Martínez, quien ganó el primer asalto al mostrar mayor velocidad en su golpeo.
Pero en el segundo y tercero, Robson tiró mejor, fue más efectivo y administró mejor las energías para moverse más y así evitar el continuo ataque del joven púgil habanero, mucho más veloz sobre el encerado. Su triunfo fue un merecido 3-0.
El otro foráneo que se agenció el cetro fue el dominicano Leonel de los Santos (52), división en la cual se registró algo inédito: Cuba nunca antes se había quedado sin medallas en una división en ninguna de las 44 ediciones anteriores del certamen.
Sin duda alguna, Santos fue sobreprotegido por los árbitros en sus tres combates del torneo. Oficialmente, los ganó todos… pero realmente, perdió los tres.
Y esto tuvo tal repercusión que, tras salir inmerecidamente airoso en su primer pleito frente al subcampeón mundial Mohamed Flissi, quien le dio hasta “con el cubo”, la delegación del país africano se retiró del torneo, algo que nunca antes había sucedido.
Pero vale citar que, en reiterados combates, los jueces no supieron reflejar en sus votaciones —o no quisieron, quién sabe—, lo que realmente sucedió entre las 12 cuerdas. Y esto es algo de lo cual Cuba siempre se ha quejado, y con sobradas razones, en los eventos internacionales.
Asimismo, el campeón mundial juvenil Javier Ibáñez (56) superó 3-0 a Frank Zaldívar, en pelea de puro intercambio en los tres asaltos y en las tres distancias. Zaldívar ganaba el round inicial con buenos golpes por dentro, pero el joven Ibáñez recuperó esa facultad que posee para atacar en constante movimiento, tirando diversos golpes y con gran promedio en los impactos al cuerpo del rival. Los jueces lo apreciaron y le dieron cota de 3-0.

RESTANTES GANADORES DE ORO

49 kg: Santiago Amador (CUB A) a Damián Arce (CB C), 2-1.
69 kg: Antonio Bisset (CUB B) a Gabriel Maestre (VEN), 3-0.
75 kg: Orley Iglesias (CUB A) a Pedro Lima (BRA), 3-0.
81 kg: Enmanuel Reyes (CUB A) a Michel Borges (BRA), 2-1.
En 91 y +91 kilogramos, los triunfos fueron para los cubanos Frank Sánchez y Yohandy Toirac, ante los franceses Paul Omba y el campeón mundial Tony Yoka, ambos lesionados.
 


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos