lunes, 22 de abril de 2024

Buen triunfo de luchadores estilo libre

Estados Unidos, que presentó un buen equipo, quedó muy cerca...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 17/02/2012
0 comentarios
Youwlys Bonne
Youwlys Bonne (abajo) aportó una de las medallas de oro

El almanaque planteó un reto: la lucha libre resultó el estilo encargado de cerrar los tradicionales torneos internacionales Granma-Cerro Pelado, celebrados en el siempre atractivo coliseo de la Ciudad Deportiva.
 
Atrás había quedado, vamos a recordarlo brevemente, la obtención de las siete medallas de oro por parte de los del estilo grecorromano. Y el segundo lugar, con dos preseas de oro, de las chicas de la libre, que como explicamos en nota anterior se vieron perjudicadas al tener que dejar de presentar competidoras en dos de las siete divisiones. Ello sin contar el fuerte nivel mundial de las canadienses. O que una figura importante como Katherina Vidiaux se recupera de una operación en el menisco derecho. ¿Qué ocurriría entonces con los libristas?

Hay que decir, a juzgar por lo ocurrido el primer día, que “entraron con el pie derecho”.
 
En la apertura de esta modalidad se anexaron las dos preseas de oro, gracias al veterano Luis Ibáñez (división de los 55 kilogramos) y Liván López (66).

Un apunte obligatorio sobre este último competidor: ganó medalla de bronce en los Campeonatos Mundiales de Estambul, Turquía 2011 y ha seguido creciendo deportivamente, como lo demuestra haber logrado también la corona en los Juegos Panamericanos de Guadalajara, México 2011. Se puede escribir algo más sobre él: con lo realizado en Estambul consiguió de paso la temprana clasificación para los Juegos Olímpicos de Londres 2012, en los cuales será una de las grandes cartas de nuestro país sobre los colchones marcados con los cinco aros.

Pero el segundo y último día de competencias — en realidad no de forma inesperada teniendo en cuenta la fuerza de los estadounidenses en este estilo— las cosas no fueron tan fáciles como tomarse un vaso de agua…

SE DECIDIÓ POR UNA MEDALLA

Uno de los libristas cubanos que más ha brillado en los últimos tiempos, incluido por su estilo espectacular, es Yunierky Blanco (74). Y a priori se esperaba un combate revancha del que perdiera en la final de los Juegos Panamericanos de Guadalajara, México 2011 contra el astro estadounidense Jordan Burroughs, oro también en Estambul 2011, y mejor luchador del mundo en su especialidad durante el 2011, según una decisión de la Federación Internacional de Lucha Asociada (FILA).

Por eso sorprendió ver perder a Blanco, en su segunda presentación, por 1-1, 2-2, ante el también norteño Trent Paulson, a la larga medallista de plata, al ceder ante Burroughs.

“Me confié. No debió ocurrir con mi experiencia”, dijo Blanco para los lectores de Cubahora, poco antes de que una segunda derrota lo dejara incluso sin la posibilidad de un metal de bronce, aunque es necesario ofrecer un dato: los estadounidenses presentaron en este peso a cuatro competidores, cuyos buenos desempeños los llevaron a ganar las cuatro medallas.

Los norteños conquistaron otros dos títulos también gracias a Dustin Kilgore (96) y Tervel Dlagnev (120).
Pero los cubanos encontraron respuestas decisivas al obtener al menos dos de las cinco doradas en la jornada del adiós, gracias al aporte de Yowlys Borne (60) y Humberto Arencibia (84), buenas para sellar el triunfo de los de casa.

Julio Mendieta, el jefe de entrenadores, estuvo con la pupila muy atenta, sabiendo que habrá que perfeccionar detalles de cara a dos próximas porfías en Estados Unidos: el panamericano de este deporte, en Colorado Springs, del 24 al 26 de febrero, y el clasificatorio olímpico, en Orlando, del 23 al 25 de marzo.

“Tenemos que mejorar en la táctica”, reconoció el especialista.


Compartir

Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos