jueves, 25 de abril de 2024

Buen mundial de lucha para cubanos

Cuatro medallas (una de oro, una de plata y dos de bronce), con solo cuatro competidores...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 15/09/2014
0 comentarios

Cayó el telón este domingo en el Campeonato Mundial de Lucha, efectuado desde el lunes en Tashkent, Uzbekistán. Los cubanos, esta vez con solo siete competidores, tuvieron un muy buen desempeño, pues alcanzaron cuatro medallas (una de oro, una de plata y dos de bronce). Hubo hasta sorpresas.

Y no es todo: los del estilo libre hasta se dieron el inesperado lujo de terminar quintos, con lo cual se ganaron el derecho de estar presentes en la próxima Copa del Mundo, un evento en el cual se compite por equipos.

Este domingo lidió con dignidad, aunque no pudo lograr su objetivo de llegar al muy difícil podio, un joven de solo 22 años como Ismael Borrero (división de los 59 kilogramos), quien con su quinto lugar mejoró su decimoprimero del único certamen de este tipo en el cual había participado, el de Budapest 2013.

Casi no haría falta escribir, teniendo en cuenta su edad, y haber integrado una delegación tan reducida, que se trata de unas de las cartas en las que la lucha cubana deposita mayor grado de confianza para mantenerse en la elite.

Borrero ganó antes oro en los campeonatos panamericanos de Panamá 2013 y México 2014, pero este compromiso, como es fácil darse cuenta, era mucho más exigente.

¿QUÉ PASÓ?

En su primera salida a los tapices derrotó por 5-0 al kazajo Yerbol Konyratov.

Y se trató de un rival mucho más experimentado, de 31 años de edad, activo desde 1997, ganador de una medalla de oro y dos de bronce en campeonatos europeos, titular este año del Grand Prix de España (en julio), octavo en el mundial de adultos de Guangzhou 2006. No es todo: estuvo en el mundial juvenil de Estambul, Turquía 2003.

Resumiendo: venció a un oponente con mucha más carretera recorrida…

En su segunda presentación le ganó 7-1 al georgiano  Goderdzi Davitadze, bronce en el campeonato europeo de la categoría cadetes de 2008.

Entonces no pudo doblegar a una roca,  y cayó 0-5 ante el iraní Mohammad Hamid Soryan.

¿Por qué escribimos que le tocó enfrentarse a una roca?

Soryan fue campeón olímpico en Londres 2012, ganó este domingo el mundial de Tashkent, en lo que constituyó su quinta corona en estos certámenes, pues antes lo hizo en los de Guangzhou 2006, Bakú 2007, Herning 2009 y Moscú 2010. En los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 finalizó quinto.

OTRO ESFUERZO

Soryan arrastró a Borrero al repechage, con la posibilidad de alcanzar una de las dos medallas de bronce, y en esa fase el cubano no bajó la voluntad e intentó seguir ofreciendo el mejor de sus esfuerzos.

En lo que constituyó su cuarta pelea derrotó 3-9 al egipcio  Ahmed Haithem Fahmy, oro este año en el campeonato africano, en Túnez, y decimotercero en el mundial de Budapest 2013.

Otro paso más hacia delante lo consiguió al imponerse 4-2 al azerbaijano Taleh Mammadov, bronce en las Copas del Mundo (certamen por equipos) de 2013 y 2014, ambas organizadas en Teherán, Irán.

Solo le faltaba un paso más para subir al podio, pero no pudo darlo. ¡Qué lástima! Lo derrotó un uzbeco, o sea, un local, Elmurat Tasmuradov.

Esperemos ahora por otras oportunidades para el prometedor Ismael Borrero, y para el resto de nuestros luchadores, en el que constituye uno de los deportes priorizados en Cuba.

Las tres primeras naciones en la modalidad grecorromana fueron Irán, Rusia y Turquía, y en total en Tashkent se reunieron unos 700 luchadores procedentes de 80 países.

RECORDANDO

Luego de una semana de tackles y desbalances, nos parece se impone un pequeño recordatorio de las faenas protagonizadas por nuestros luchadores…

Los cuatro de la libre, como ya escribimos, lograron el quinto lugar que les dio la clasificación para la próxima Copa del Mundo. Ese desempeño estuvo liderado por Reineris Salas (86), quien repitió su plata de Budapest 2013, y las preseas de bronce de Yowlys Bonne (61) y Liván López (74). No se puede olvidar, pues aportó puntos que contribuyeron a lo logrado, el quinto lugar de Javier Cortina (97).

En el estilo grecorromano, vayamos cronológicamente, los desenlaces ocurrieron así…

Pablo Shorey (85), de regreso a la alta competición, terminó decimoquinto, lejos de sus medallas de bronce en el mundial de Herning 2009 y de plata en el de Moscú 2010.

Mijaín López (130), doble campeón olímpico, regresó muy bien después de tomarse un año de descanso, y conquistó su quinta corona en mundiales, en los cuales también posee dos metales de plata, para redondear siete ascensos a los podios.

Y lo de Ismael Borrero acaba de ser reseñado.

Esta vez, como se nota, no participaron cubanas.

Sí, nuestros compatriotas tuvieron un buen mundial, pero nunca viene mal recordarlo: hace falta cuidar un poco más a la lucha cubana…


Compartir

Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos