viernes, 9 de diciembre de 2022

Boxeadores profesionales en la Olimpiada

La Serie Mundial dio el aviso. Don Dinero se puso los guantes. Los pro y contra del voto cubano...

Helio Ángel Menéndez García en Exclusivo 09/06/2016
2 comentarios

La reciente medida tomada por la AIBA, Asociación Internacional de Boxeo Amateur, autorizando la participación de profesionales en Juegos Olímpicos, provocó sorpresa entre muchos de los seguidores cubanos del viril deporte, pero no entre todos.

La señal la dio la organización de la eufemística Serie Mundial, de clasificación semiprofesional. Un evento este de exagerada fanfarria y escasa calidad competitiva con estímulos materiales y atletas desprovistos de camiseta y protector de cabeza a la usanza profesional, presagiaba lo que más temprano que tarde vendría.

El todopoderoso Don Dinero irrumpía nuevamente en el deporte y la desmedida comercialización que mina su raíz atenta, una vez más, contra los puros principios del deporte aficionado.

Hasta hoy el boxeo era el único deporte en el concepto olímpico que no cumplía con los intereses de abrir las puertas a los profesionales, una política puesta en marcha por el catalán Juan Antonio Samaranch, fallecido titular del COI, Comité Olímpico Internacional, cuando autorizó en los Juegos de Barcelona 1992 la entrada del histórico Dream Team de baloncesto de los Estados Unidos de América, liderado entonces por el mítico Michael Jordan.

Con anterioridad, para principios de 1980, se había proyectado lo que se llamó Match del Siglo, un frustrado combate a 15 asaltos entre dos inmortales del boxeo: nuestro Teófilo Stevenson y Muhammad Alí, ambos ex titulares olímpicos de los pesos grandes, Alí en Roma 1960 y Teófilo en Munich 1972, Montreal 1976 y Moscú 1980.

Para entonces llamaba la atención el singular enfrentamiento entre Alí, considerado el más grande peso completo profesional de todos los tiempos, y Teófilo, el mejor entre los amateurs, quien para esa fecha sumaba ya dos títulos olímpicos y dos mundiales.

Según los estatutos de la AIBA, hasta hace poco vigentes, el combate no procedía por tratarse de una pelea entre un amateur y un profesional, por lo cual hubo de tomarse medidas especiales: el encuentro pactado a 15 asaltos se repartiría en cinco combates de tres rounds cada uno, en cinco ciudades diferentes de EE. UU., con un día intermedio destinado al traslado de los contendientes; y de no producirse un fuera de combate, el match se decidiría por puntos acumulados a lo largo de las cinco peleas.

Para mantener su estatus amateur, Stevenson, que aún estaba en activo, no podría recibir remuneración alguna, su bolsa iría a los fondos de la AIBA para ayudar a fomentar el boxeo en los países menos desarrollados. Esta es una muestra de cómo se protegía el amateurismo.

Tres años atrás la AIBA había autorizado que únicamente boxeadores profesionales con menos de 15 combates efectuados pudieran participar en las Olimpiadas, medida que hoy se extiende a todos sin exigir límites de combates ni años de experiencia entre las cuerdas. Todo vale.

Me sumo a quienes en principio rechazamos el voto de la Federación Cubana a favor de los acuerdos tomados por la AIBA, conocedores de la crueldad y artimañas del boxeo tarifado. Pero es cierto que los tiempos cambian y los de hoy no son los de años atrás. Renunciar a los juegos por diferencias con la AIBA sería decirle adiós a todos los eventos internacionales oficiales o por invitación auspiciados por esa asociación rectora, en los que prevalecería el mismo principio.

Si como la lógica indica, la nueva medida se extiende a los eventos mundiales y regionales, entiéndase Mundiales, Panamericanos, y Centroamericanos, la decisión de la Federación Cubana no parece tan reprobable. Lo que no me convence es la teoría de que un boxeador habituado a 10 ó 12 asaltos esté en desventaja al pelear tres… ¡A otro con ese cuento!  Y cuidado con la influencia de los mercaderes siempre a la caza de “mano de obra” necesaria para saciar la voracidad de la televisión. Tiempo al tiempo.


Helio Ángel Menéndez García

Se han publicado 2 comentarios


Adela
 11/6/16 22:19

Magnífico comentario, útiles los antecedentes. Gracias!!!!!

I Glez
 10/6/16 10:53

Gracias Elio por satisfacer con su articulo parte de algunas de nuestras preocupaciones.

 

Yo no soy una fanatico del boxeo ni nunca lo practique pero desde temprana edad  8 a 9 años diferentes deportes partciipe en ellos como beisbol, volley ball,  ciclismo, tenis de mesa, baloncesto, de los deportes de combate solo el boxeo atrajo mi atencion por los comentarios de familiar cercano q me hablaba y llenaba mis ratos de ocio cdo lo visitaba a ver a otros familiares, el fue el q de una forma amena y honesta me inclino a q apreciara la elegancia del arte de los puños.

Luego ya joven y mas delante adulto, fui a disfrutar de los numerosos torneos q se dieron en nuestro pais, entre ellos los Cordova Cardn, los Playa Giron,  los topes Cuba-USA, el I CM de boxeo de 1974, los CM Juveniles efectuados en Cuba, La Copa de la Amistad de los Ejercitos amigos etc,, en fin adquiri una cultura boxistica, gracias a las transmisiones en un inicio radiales en otras televisivas, la prensa plana etc y cuanto libro sobre el tema tratase.

 

Yo coincido con ud q estos tiempos actuales, en q  -a primera vista- aunque no se ha hecho publica y explicita la posicion cubana (aceptamos la introduccion de los profesionales en los  JO), pero sera extensible esto a los CM, a los Panamericanos, a los JCAC en fin a todos los ambitos esto para mi como para ud., aun no esta claro, por q la FCB no ha pronunciado una declaracion al respecto explicita y clara con su posicion en este sentido (en fin somos uno de los paises con mayores resultados en los JO desde1972 a lafecha), y para mi como aficionado me satisfaceria q se me respetase como ha todos los boxeadores, entrenadores y preparadores, porq hasta q se abrio Cuba a la participacion en la WSB, el boxeo profesional, y semiprofesional, era malo y brutal y dañaba a los deportistas q los practicaban por q siempre el INDER y la FCB plantearon q su principal objetivo era proteger a los atletas y practicantes de esta disciplina formarlos como jovenes honestos y despego  principios mercantilistas y mercachifleros, luego esa posicion vario y entramos en la WSB, y empezo a mitigarse el exodo de boxeadores y entrenadores porq surgieron otra posibilidades para ellos.

El actual comisonado nacional el Sr. Puig en dia recientes impuso a la aficion cubana en algunas noticias divulgadas en sitios web como CubaDebate, Cuba Si, q ademas de lo expuesto por ud en este articulo q se nos proponia a la franquicia cubana por los lideres de la WSB y la AIBA q es la participacion de mujeres el boxeo de las franquicias de la WSB y los JO, nuestra Federacion hasta el otro dia era opuesta acerrima de esta decision, y ahora de la forma q yo interprete lo escrito, era q si no aceptabamos esta variante pues no podiamos continuar participando con nuestra escuadra en esta WSB;  a mi en lo peronal me parece q nos estan imponiendo algo, y cdo a un cubano se le trata de imponer algo ud sabe lo sucede, me empieza a subir los q tenemos de diferentes nacionalidades y etnias q componen nuestra nacionalidad y por lo gral nos ponemos usmamente disguatados y por lo gral no CEDEMOS A ESAS PRESIONES, yo me he pronunciado en esos foros como contrario a q las mujeres cubanas participen en este tipo de actividades , pero si he dejado bien q claro q son ellas -a traves de la FMC-, las q uedeben de decidir si estan de acuerdo o no con acceder a practicar este deporte tan duro (sin tildarme de machista, aunque nuestra sociedad por antonomasia si lo es, cosa q creo q todos entendemos por nuestros ancestros) pues los daños q sufriria una mujer al practicar este deporte son mucho mas peligrosos por la fisiologia femenina q si los sufriera una persona del sexo masculino.

 

Yo cdo en el boxeo se introdujeron, las cabeceras, el aumento del peso de los guantes y las maquinas electronicas para realizar las votaciones de los combates estaba contento, pues me parecia q el boxeo iba por camino de la proteccion y cuidado de los seres humanos q lo practicaban, pero como ud dice poderoso es don dinero y  poquito a poco ellos los promotores del boxeo rentado, y apartir de la apertura q hizo el Presidente de COI en 1992 en cuanto a la participacion de profesionales en diferentes disciplinas en aras de elevar la calidad de las competiciones olimpicas , el entramado del deporte mundial ha corrido su espectro hacia el profesionalismo y la mercantilizacion de todas las actividades y disciplinas deportivas, hoy practicamente no queda una actividad deportiva q transite por esos caminos puramente deportivos competir representando a su club su federacion o la bandera de su CO, pero reitero lo principal no son las medallas y los premios en metalico o materiales, lo principal es la salud de lo deportistas q los practican, la pureza de sus actos al competir limpios de susbtancias toxicas y drogas q multipliquen sus cualidades fiscas o les permitan deslealmente competir con fines puramente aviesos  de ganar a toda costa y obtener los podios y primeros lugares, por ello pienso q nuestros principios eticos y morales no pueden ser abandonados JAMAS, esa es la piedra de toque del deporte sano y etico y NUNCA SE PUEDE NI OLVIDAR NI SOSLAYAR.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos