viernes, 12 de julio de 2024

Béisbol por dentro… y por fuera

Heriberto Suárez, director nacional de béisbol cubano, presentó una ponencia ante los asistentes a la VI Convención Internacional de la Actividad Física y el Deporte (AFIDE), que finalizó este jueves en el Palacio de Convenciones, en La Habana...

José Luis López Sado en Exclusivo 28/11/2015
0 comentarios

“La formación de bateadores que lo hagan a las dos manos, la recuperación de instalaciones, fortalecer el béisbol en la rama femenina, la mejoría de los campeonatos provinciales y la estricta evaluación de los entrenadores a todos los niveles, serán las principales acciones que indicará la federación cubana de béisbol, en aras de fortalecer esa disciplina”.

Tales declaraciones fueron hechas hoy por Heriberto Suárez, director nacional de béisbol cubano, en su ponencia “Actualización del Modelo del Béisbol Cubano: perspectivas y retos”, en la fecha del cierre de la VI Convención Internacional de la Actividad Física y el Deporte (AFIDE), con sede en el capitalino Palacio de Convenciones.

Según el federativo, cada día se precisa más del combate contra los medios de comunicación extranjeros y alternativos, que ofenden sistemáticamente al béisbol cubano. Además, citó como puntos claves la exigencia de rendimiento y profesionalidad en todo momento, ampliar y perfeccionar la política de contratación de peloteros en ligas extranjeras y algo muy especial: mejorar la calidad de nuestro espectáculo nacional.

Suárez expuso, además, que se hace necesario mejorar las condiciones de vida y preparación de nuestros beisbolistas, la presencia sistemática en los eventos de la Confederación Mundial de Béisbol-Sóftbol y el trabajo encaminado rumbo al Clásico Mundial del 2017.

En su exposición, el máximo directivo de nuestro pasatiempo nacional citó algunos avances logrados en la primera etapa de la actual 55 Serie Nacional de Béisbol, entre los cuales mencionó el alto nivel de competitividad, la mejoría en la aplicación de la zona de strike y la disminución del tiempo promedio de los partidos, de tres horas y 11 minutos en la versión anterior a dos horas y 55 en la actual.

Suárez informó que en la temporada anterior fueron 79 los casos de peloteros que abandonaron la Serie, y que hasta ahora se han percibido 27 por diversos motivos, entre ellos la solicitud de baja y la salida del país.

Entre sus valoraciones generales, llamó la atención sobre los cinco balks cantados a nuestros lanzadores en el recientemente finalizado Premier 12, lo cual habla a las claras de fallas en el trabajo técnico y del arbitraje.

“Vivimos una etapa difícil que sólo superaremos con estrategias acertadas y mucha inteligencia. Nuestro compromiso es elevar los resultados actuales, para lo cual confiamos en nuestros atletas, en ese caudal de talentos, profesores y médicos que tenemos a nuestra disposición. Protegeremos siempre al béisbol cubano, a todos sus actores”, sentenció.

Personalmente, pienso que el béisbol deberá realizar un vuelco enorme para volver a ser lo que fue: el pasatiempo nacional, porque ya no lo es. Si se leen detenidamente todas las cosas que, según Suárez, se deben mejorar y perfeccionar, desgraciadamente es como “partir de cero”, en una Isla en la que sus habitantes adoran este deporte.

Tantos problemas juntos “en un mismo saco”han propiciado que la población cubana apenas concurra a los estadios, como la muestra más fehaciente del interés perdido por el público y que será difícil de recuperar si se siguen llevando nóminas de 16 equipos a la Serie Nacional, cuando realmente bastaría con llevar a ocho.

Ora porque los mejores peloteros han abandonado el país, ora porque otros han sido contratados en ligas foráneas, lo cierto es que cada día decrece más el nivel cualitativo de nuestra Serie Nacional y, por consiguiente, brillan por su ausencia aquellos resultados de otrora en eventos internacionales.

Realmente, andamos muy mal. Y si no es así, entonces ¿cómo se explica que en la actualidad no existan buenos tocadores de bolas o que apenas se salga al robo de bases, elementos vitales para producir carreras?

Pero hay más. Con tantos años de práctica beisbolera en esta Isla, ¿quién iba a pensar que sus lanzadores serían sancionados por cometer ¡cinco balk! y jugadores que jamás han sido estafadores de bases, lo hayan intentado, lógicamente sin acierto, en el Premier 12? ¿Qué me dicen?


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos