martes, 6 de diciembre de 2022

Béisbol ficción

¿Cierto o ficción? A escasas semanas del supuesto inicio, aún se estudian más de 100 propuestas de estructuras, calendarios y fechas de inicio de la Serie Nacional 52

Rafael Arzuaga Junco en Exclusivo 06/09/2012
3 comentarios
Serie-Nacional-de-Béisbol
Más de una decena de propuestas para la Serie Nacional de Béisbol en La Habana.

Algo parece indudable: la ficción está amenazada por la realidad. Abundan ejemplos en los que la pobrecita ficción empalidece y se repliega ante la complejidad de las tramas, la audacia formal y la riqueza imaginativa de los hechos reales.

Por suerte la realidad conserva a su favor el viejo principio aristotélico de la verosimilitud, por el cual es noticia que un hombre mordió a un perro si, y solo si un video, un par de fotos y varios testigos lo corroboran.  

(No lo digo yo. Más o menos así lo leí hace años, no sé dónde y escrito por no sé quién. Ahora lo traigo a colación, para suscribirlo, luego de una reunión, con peloteros y técnicos del béisbol capitalino).

Aquí en nuestro archipiélago, ficción es una guagua vacía, las cuatro estaciones del año y un cubano sin gracia. Siempre, perennemente siempre —si esto se puede escribir— la guagua está llena, vivimos a las órdenes dictatoriales del verano y derrochamos alegría, desde dentro y por fuera, en la dicha y las penurias.     

Ficción es también una reunión puntual y breve. Por todos los pormenores imaginables, esta es la realidad, nunca una reunión comienza a la hora exacta y siempre, esto es lo peor, dura más de lo necesario.

En un tiempo muy anterior a Internet, no era así. Aquí, al menos, la realidad estaba amenazada por la ficción. Ahora no. La capacidad de falsear o manipular la realidad a nuestro alrededor, con el fin de camuflar verdades lastimosas, intolerables o humillantes es una cualidad única de los humanos que, ahora, cuando el mundo es más virtual que real, está de moda. 

(Ello tampoco lo dije o pensé alguna vez. Lo leí alguna mañana, no sé en cuál texto, de la autoría de un tal…, no recuerdo, y ahora lo traigo a colación a propósito de la reunión y el tema que me ocupa).

¿Cómo, sino después de este, mi caótico filosofar, puedo digerir una situación como la que viví en el salón de reuniones del Coliseo de la Ciudad Deportiva, que más parece de “béisbol ficción”? ¿De que otra manera, sino ficción mediante, le explico a usted, cibernauta, que entré a una reunión con la Comisión Nacional de Béisbol de la que, supuse, partiría con diez pliegos de buenas o malas noticias, pero noticias al fin y al cabo, y, por el contrario, me marché con las mismas preguntas no respondidas de semanas atrás y aún más interrogantes?

LA REALIDAD DEBIÓ SER UNA Y SIMPLE. ALGO ASÍ COMO…

A escasas semanas del supuesto inicio, ya debía ser letra amarilla la estructura y fecha de inicio de la próxima Serie Nacional. Ahora, después de un año de consultas y estudios, en La Habana, único territorio con dos equipos en el béisbol doméstico, era (fue, es) un momento y espacio ideales para que la Federación que dirige Higinio Vélez publicara, al fin, una decisión.   

Es más, antes, mucho antes, debió develarse y publicarse si habrá cambios “obligados” por el III Clásico Mundial y si por fin es Industriales, Santiago de Cuba, Pinar del Río o Villa Clara la novena que sacrificarán para dejar en 16 los contendientes en el campeonato cubano.

(Mire usted, en otras pelotas, incluso, se llega a saber hasta con dos años de antelación el lugar de un Juego de las Estrellas; y, hasta un año antes de los eventos más importantes, se suele nombrar a los directores y el cuerpo técnico de las selecciones nacionales).

LA FICCIÓN, POR EL CONTRARIO, DEBÍA SER MÁS FANTÁSTICA E INCREÍBLE. ALGO ASÍ COMO…

A escasas semanas del supuesto inicio, aún se estudian más de 100 —el número lo mismo da, aunque a partir de la centena ya suena galáctico— y puede que se llegue a 200 propuestas de estructuras, además de la fecha de inicio de la Serie Nacional. Ahora, al cabo de un año de consultas y estudios, en La Habana, único territorio con dos equipos en el béisbol doméstico, no era (no fue, no es) un momento y espacio ideales para que la Federación que dirige Higinio Vélez publique una decisión.

Es más, después de la reunión, indeterminados días después, las autoridades pertinentes —¿“Autoridades” será la propia Federación, o no?— develarán los cambios de fechas y de estructura, eso sí, quedó claro, con la premisa de que serán 16 equipos (¿quitarán a Holguín?).

Pues esto último fue lo que ocurrió en la reunión que “no es conclusiva, es para proponer”, como se dijo unas mil veces, y en la cual no levanté mi mano para formular estructura alguna, porque me pareció, calvo como estoy, que me tomaron el pelo.

Eso, y también la intervención sobria de Odrisamer Despaigne, partidario de no cambiar lo que ha costado mantener en las últimas temporadas; más las propuestas de estructura de Carlos Tabares, y muchos colegas. No más, el resto fue la presentación de una pirámide que se intenta aplicar para mejorar la dinámica actual de la pelota cubana.

Del resto, solo se puede comentar por medio de preguntas, preguntas y más preguntas.  

 ¿Cómo puede llegar la Comisión Nacional a La Habana, en septiembre, sin saber si es Metropolitanos o “ArtemiBeque” o “MayaIsla” el equipo que no estará en la Serie 52? ¿Cómo puede cometer el exceso de sentarse delante de los preseleccionados escarlatas y no referirles siquiera el tema a unos jugadores que no saben nada, absolutamente nada de su futuro inmediato? ¿Acaso no hacen la cuenta de los daños que esa posición acarrea?

Un niño, Orney, pongamos por caso, sabría que se botarán por la borda los dineros del largo y caro proceso de preparación del grupo de atletas que se sacrifique, sea del lugar que sea; que —y este no es un mal menor— se dilapidará el tiempo de los cientos de jóvenes que no lleguen al campeonato, que se adoptará la duodécima estructura en 50 años, con todos los males estadísticos e históricos que ello significa y, entre más, que se agrietará —aún más, creo yo— la credibilidad de la dirección del béisbol en Cuba.

Y esos, sin dudas, serán “daños colaterales” bien reales, por más ficticia que haya parecido la reunión esta reunión que “no fue conclusiva, fue para proponer”, como se dijo unas mil veces, y dejó un mal sabor entre la mayoría de los peloteros, técnicos y periodistas, como lo aprecié yo.


Rafael Arzuaga Junco

Se han publicado 3 comentarios


Jimmy
 13/9/12 17:16

?qué está pasando con nuestra pelota? no entiendo nada. Arzuaga, estás poniendo el dedo en la yaga.

Vicky
 6/9/12 14:25

Es impresionante! De qué va todo esto? No quiero subestimar el trabajo de la Federación, pero a qué se han dedicado en todo el año? Lo más importante es, primero, organizar un evento de calidad, que llame la atención otra vez de los fanáticos para que después no digan los medios, inconformes, que acá se está viendo más fútbol que beisbol. Yo estoy de acuerdo que debemos rescatar la pasión perdida por la pelota en estos últimos años, pero tenemos que empezar por hacer lo que es más elemental. Cómo a estas alturas, ni siquiera la prensa, q digo la prensa? la Federación, los peloteros, no sepan que va a pasar en unos meses? ¿Qué hacen Tabares y Despaigne haciendo propuestas a esta altura del campeonato? Es para que los deportistas ya estuvieran respectivamente ubicados, entrenando duro, conociendo los diferentes enfrentamientos, yendo a sus citas con el psicólogo, sabiendo cuánto va a durar la Serie, y no esperando a ver cuándo es la dichosa reunión conclusiva y qué se decide ahí. A juzgar por el poco tiempo que queda y viendo la desorganización que hay todavía, me parece que van a matar y salar, y que salga la Serie por donde salga. Igual, haré el intento de confiar. Industriales campeón!

Janet
 6/9/12 14:16

bueno... después de lo dicho por el autor, solo me queda decir q concuerdo totalmente con el, no solo desean saber del inicio de la SNB los deportistas, sino los seguidores del béisbol cubano. Es una tremenda falta aparecerse, a estas alturas, con una reunión para "proponer" cuando debría ser ya hora de "decidir". Por otro lado, para mí no hay duda de que el equipo que está de más es el de los Metros, no porque sean mejores o peores q el resto, sino porque la capital es el único territorio que tiene dos equipos, y los Industrales no se tocan, no con su historia y su palmarés... que tanto piensan?? para que tanta reunión??

Deja tu comentario

Condición de protección de datos