domingo, 27 de noviembre de 2022

Quedan seis, es hora de pedir refuerzos

Matanzas e Industriales dejaron fuera de la competencia a Sancti Spíritus y Granma, respectivamente, y esta noche toca abrir el «mercado de fichajes a la cubana...

Norland Rosendo González en Exclusivo 18/10/2019
0 comentarios
Comodines beisbol

A diferencia del año pasado, los dos play off de comodines se extendieron esta vez al límite, en uno, Matanzas volteó con el hechizo de su pantano del Victoria de Girón, donde no hay Gallo que revolotee hace 14 juegos seguidos, y en el otro, Granma empató en tierra ajena, pero su pitcheo se fue a bolina a la hora de la verdad. Matanzas e Industriales pasaron a la siguiente fase y hoy estarán junto al cuarteto que avanzó directo (SCU, CMG, LTU y CFG) en el programa de selección de los refuerzos.

Sin embargo, ninguno de los seis juegos fue con marcador ajustado. Todos terminaron con pizarras abiertas, y en el más reciente, los Leones noquearon a los Alazanes 13-3 con racimo de nueve anotaciones en el primer inning y trabajo monticular de un nacido en Granma y cuyo padre fue durante mucho tiempo el paracortos regular de los equipos de aquella provincia oriental.

No sé cómo serían los sentimientos de Hermes Ortega cuando vio a su hijo Marcos ganarle al Granma de sus amores durante 15 temporadas. Un abrazo y a lo mejor una lágrima por la espalda.

Si hubo polémica a la hora de decidir el orden entre los cuatro aspirantes a los dos wild card, tras finalizar abrazados con el mismo saldo de éxitos y derrotas, el mismo fantasma volvió concluidos los play off, pues la dirección del campeonato decidió aplicar otro desempate entre Matanzas e Industriales, que en este caso beneficiaba a los primeros.

Resulta que los Azules ganaron el duelo bilateral por 2-1 y eso determinó que les tocara el quinto puesto y el sexto a los Cocodrilos, quienes se quedaron con el derecho de pedir el primer refuerzo, que en un mercado donde la demanda supera la oferta es un privilegio.

La mayoría quiere a Lázaro Blanco, pitcher que en la temporada pasada fue el primer nombre mencionado en la noche de los blindajes, pero ahora hay rumores de que desde panamá están interesados en sus servicios nuevamente a partir de su regreso del Premier 12 y los mentores dudan en ficharlo con esa situación por definir.

Armando Ferrer hasta ayer no sabía si inclinarse por Blanco o el villaclareño Freddy Asiel Álvarez, ellos hacen el uno-dos en la rotación cubana del momento, y anoche al parecer hizo público su inclinación por el vecino. Pero ojo, que Freddy estuvo también hace unos meses en el istmo y su actuación dejó una grata impresión allí. Se especula que también haya intenciones de otro fichaje por aquellos lares.

De ser así, y la Federación Cubana de Béisbol disponer de alguna información al respecto, debería hacer las alertas oportunas para que los equipos interesados en pedirlos sepan el riesgo que asumen o  tengan tiempo para apostar por otros jugadores.

Tampoco hay nada claro o, mejor dicho, no hay nada oficial sobre el caso de Roel Santos, de quien colegas mexicanos nos han dicho que lo quieren contratar en la Liga Mexicana del Pacífico.

Esperemos que esas expectativas sean aclaradas antes de comenzar la ronda de solicitudes, que esta vez será muy larga, en tres momentos. Uno, para pedir los cinco establecidos; dos, para suplir los que se pidan en el primero y estén para el Premier 12; y tres, para cubrir las vacantes en el roster de 40 dejados por los atletas de cada uno de los seis elencos que fueron llamados a la selección nacional.

Igualmente, sería bueno que dejaran despejadas otras dudas de la prensa en un reciente encuentro con los directivos del béisbol cubano: ¿Se podrán pedir refuerzos por los atletas que están en Japón y no jugaron la primera etapa, dígase, por ejemplo, Yurisbel Gracial?. ¿Qué hay con Alfredo Despaigne, Liván Moinelo y Raidel Martínez?. ¿Cuánto tiempo pueden demorar los jugadores del Cuba para reincorporarse a sus respectivos equipos?

Veremos cómo les va en la suerte a los seis mentores, si no se ponen nerviosos y si sus estrategias son coherentes con lo que demandan sus elencos y lo que hay disponible. Se sabe que todos quieren cuando menos, dos lanzadores. Pero de la calidad que necesitan son pocos, dan para la primera y segunda ronda. Depende, también, de qué busque cada uno y la apuesta que hagan por los jóvenes.

Fortalecer el bullpen es tan necesario como articular una rotación abridora consistente que no dependa de apenas tres lanzadores. Los juegos en la actualidad se deciden en la segunda mitad y si no hay un grupo de pitchers especializados en esos momentos y funciones seguiremos viendo con frecuencia aperturas de calidad o al menos decentes y después las ventajas o la paridad en los marcadores dilapidados por los relevistas.

Esta noche sabremos, y mañana o pasado, además de escribir del fin de semana de las Estrellas que ha organizado por primera vez Camagüey, comentaremos sobre los refuerzos. Síganos, coméntenos y si discrepa, bienvenido también.   


Norland Rosendo González


Deja tu comentario

Condición de protección de datos