viernes, 12 de julio de 2024

¿Ayudamos a Rafael Alba?

Quiere desquite olímpico el astro cubano del taekwondo...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 16/03/2020
0 comentarios
Rafael Alba-oro-Campeonato Mundial de Taekwondo
En días recientes Rafael Alba tuvo dos buenas actuaciones.

Voy a empezar con una confesión. Éste que acaba de leer no era el título original. El primero en el que pensé fue ¿Una película parecida ahora con final feliz? Quería llamar la atención de posibles lectores. Y alertar con tiempo. Pero el nuevo me parece, quiero hacerme esa idea, toca menos el resultado. Y va más a lo humano. En algún momento trataré de explicarlo…

Lo cierto es, con uno o con otro, que me he sentado con cierta preocupación ante la computadora. La preocupación la ha provocado nuestro taekwondo con lo sucedido ahora en Costa Rica.  Es que de los cubanos solo el estelar Rafael Alba (de la división de más de 80 kilogramos) logró clasificar para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.A ello volveremos casi enseguida. Y ése era nuestro último tren.

Los recuerdos, es inevitable, se disparan. El taekwondo cubano escribió páginas destacadas en las cuatro primeras incursiones de este deporte en Juegos Olímpicos: Sydney 2000, Atenas 2004, Beijing 2008 y Londres 2012. La pesadilla, que no se olvida, se vivió en los de Río 2016.

A los de hace cuatro años solo clasificó Alba.  ¡Cómo ahora para Tokio 2020! Llegó a la ciudad brasileña con posibilidades muy reales de medalla. Y no pudo alcanzarla. ¿Cómo en los de Tokio 2020? Vamos la oración anterior es solo un juego. Un deseo de impulsar. Y de recordar que a las competencias se va con dos jabas (una para ganar y otra para perder).

Bueno, seamos optimistas. Él tiene sobrada calidad para subir al podio, como lo demuestran sus grandes resultados, entre ellos haber sido dos veces campeón mundial, en Puebla 2013  y Manchester 2019. Tiene también una de bronce en el de Chelíabinsk 2015…

INMENSO

Alba fue rey dos veces ahora en Costa Rica, en el Palacio de los Deportes, en Heredia. Lo primero que hizo fue lograr la ya mencionada clasificación olímpica (siendo campeón). Y lo segundo, a continuación, ganar el Open G2. Un par de impulsos psicológicos que muy bien le vienen.

En el Campeonato Panamericano (10 al 12 de este mes de marzo), clasificatorio como ya dijimos para Tokio 2020, Alba se impuso por holgado marcador de 30-6 al estadounidense Jonathan Healy, campeón de los Juegos Panamericanos de Lima 2019.  Quiere decir ello que Healy le había roto su sueño entonces en la capital peruana, pues, de forma algo sorpresiva, lo dejó con medalla de plata. Y se pensaba en oro.

Ahh… en la final del Open G2 (a continuación del 13 al 15) se dio el lujo de propinarle a Healy otra paliza en el combate final: el marcador resultó de 10-0. Sí, una reafirmación muy importante. Pero, siempre hay un pero, todos sabemos que “la hora de la verdad” será la de Tokio 2020.

El G2 otorgó a los ganadores 20 puntos para el ranking, en el cual Alba aparece onceno (242.44), una lista que llevará la voz cantante en el momento de confeccionarse el organigrama para Tokio 2020. Sí, todos desean tratar de evitar a los mejores oponentes en los primeros compases.

IMPULSO PSICOLÓGICO

¿Cómo va el balance de las peleas entre Alba y Healy? Cinco victorias para el cubano, dos para el norteño. Y dos de las cinco, vamos a repetirlo, logradas ahora más cerca de Tokio 2020. ¿Ya escribí lo del impulso psicológico…? Claro. No lo olvidé…

Quedaron tendidos en el camino los otros cubanos: Arletty Acosta (67), ¡a quien se le vio con posibilidades!; Yadier Limonta (80), y Yamitsi Carbonell (más de 67). Acosta perdió 4-7 ante la brasileña Milena Tittoneli. Otro recordatorio: Limonta tuvo que sustituir en el último momento en nuestra delegación a la segunda figura cubana con más posibilidades de incluirse en Tokio 2020: José Ángel Cobas, aquejado de una muy  inoportuna lesión. ¡La lesión más inoportuna de toda su vida!

Acosta ganó bronce en el G2: pero ya sabemos que ella lo que deseaba era ganarse un pasaje para Tokio, lo cual la pondrá a esperar los Juegos Olímpicos de París 2024.

¿Hace falta recordar que ahora se impone dedicarle a Rafael Alba toda la atención y todos los recursos posibles a su preparación? No hace falta. Pero lo pregunté porque a veces, incluso en tiempos no demasiados lejanos, hemos metido la pata…

Quiero confiar en que los lectores han tenido la paciencia para llegar hasta el último párrafo. Entonces… ¿recuerda usted, en este momento, que según teorías muy sólidas si emitimos pensamientos positivos podemos ayudar a Rafael Alba?


Compartir

Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos