jueves, 8 de diciembre de 2022

Aventuras del atletismo cubano

Varios atletas bien ranqueados encabezarán el seleccionado del país, en pos de mostrar un rostro más convincente en 2019...

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne en Exclusivo 27/12/2018
0 comentarios
Yaimé Pérez-Discóbola
La discóbola cubana Yaimé Pérez, ganadora del título en la Liga del Diamante de atletismo y en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, Colombia.

El panorama del atletismo, a escala mundial, será muy duro en 2019 pues, además del campeonato mundial, acontecerá la Liga del Diamante y lides organizadas por las entidades continentales, como son los Juegos Deportivos Panamericanos.

Doha (Catar) será la anfitriona de la edición 17 de la porfía universal del deporte rey. Como sucedió en otros recintos durante 2018, del 27 de septiembre al 6 de octubre de 2019 los asistentes al estadio Internacional Jalifa disfrutarán de las cáusticas disputas que surgirán en la instalación de la nación árabe ubicada al oeste de Asia. Y, tal vez, como nunca antes, la realidad rubricará con caracteres de mayor tamaño la invitación a los competidores para certificar sus habilidades en otro alto entorno de la disciplina.

Seis atletas cubanos figuran entre los preferidos de los especialistas, observadores, chismosos y analistas. Todos alcanzaron rendimientos de altísima clase en foros importantes. En la conclusión de la campaña de 2017 la discóbola Yaimé Pérez fue una competidora muy desafortunada. Llegó a la cita universal con una marca personal de 69.19 metros y buenos rendimientos durante el periplo de ejercitación para esa lid bienal. Sin embargo, tras la preliminar (65.38 en el primer intento) cayó en una racha adversa; y no marcó la distancia propia para acceder a un puesto entre las ocho primeras.

Pero en la segunda campaña del ciclo la mejor atleta de Cuba fue otra competidora. Mantuvo la estabilidad en los rendimientos de primer nivel, al ganar los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe y la Copa Intercontinental con registros de 66.00 y 65.30 metros, así como la Liga del Diamante y el campeonato continental, también con lances de calidad mundial. La discóbola santiaguera se comprometió ante las cámaras de la tv del país a realizar mejores disparos en esta parte del ciclo. Palabra empeñada y cumplida.

Denia Caballero, líder mundial en 2017, estuvo un tanto alejada de las citas. Pero la entidad nacional de la especialidad confía en que terminen sus dolencias y, en esta tercera campaña del ciclo, muestre la personalidad que identifica a una discóbola radicada en el nivel absoluto.

El área de saltos es ahora la más cercana para certificar los sueños, y los pronósticos, de los estrategas del deporte rey en la Isla Grande del Caribe. Porque sus integrantes mantienen resultados de clase mundial para sus categorías. Juan Miguel Echevarría, 8.28 metros en 2017 cuando pertenecía a la división juvenil, es uno de los diez mejores atletas de Cuba en 2018 y lidera la clasificación de su especialidad en pista cubierta por llegar hasta 8.83 (viento favorable) en Birmingham, Inglaterra. Así, el mozalbete se convirtió en el segundo atleta del país en llegar a tamaño alcance. El primero fue Iván Pedroso, con 8.96 metros. Además, esa distancia figura entre las cinco primeras del orbe. Después, detrás, del saltamontes se ubican el afroamericano Mike Powell (8.95), Bob Beamon 8.90 y el soviético Robert Emiyan, con 8.86 metros.

Las porfías en casa reclamarán una mayor atención porque el empuje de los jovencitos presiona elocuentemente a los estelares. Un ejemplo de ello es el saltador de triple Jordan Díaz. El mejor atleta juvenil del país encantó al mundo en los Juegos Olímpicos de la Juventud que acogió en el pasado mes de octubre Buenos Aires, la capital de Argentina. Allí sus zapatos pinchos llegaron hasta 17.41 metros.

La heptalonista Yorgelis Rodríguez confirmó otra vez su clase. Ratificó su envidiable costumbre de sobrepasar la cota de la liza y, de paso, la nacional, en los eventos jerarquizados por el Movimiento Deportivo Cubano. Esta es una historia de la guantanamera: Río de Janeiro 2016-6481 puntos. Londres 2017-6594. Gotzis (Austria) 2018-6742 unidades. Pocos dudan que perdonará su primado hemisférico y nacional en Lima, la sede de la venidera fiesta hemisférica.

Lamentablemente el decatlonista Leonel Suárez está fuera de la lista de los más firmes medallistas de su evento en la urbe fundada el 18 de enero de 1535. Ya veremos, otra vez, que el “Cachorro” (vive en Holguín) será de nuevo un competidor temible y tenaz.

Tuvo menos brillo en esta campaña Yarisley Silva. Pero la pertiguista posee la clase requerida para volver a estabilizar sus registros por encima de los 4.85 metros, cifra que la transportará fácilmente hacia la adquisición del podio en cualquier escenario.

La nueva comisionada nacional, Yipsi Moreno, declaró que existen otros competidores con pronósticos menos audaces. La campeona olímpica y mundial en varias ocasiones ratificó que existe otra cantidad de muchachos, la mayoría juveniles, que podrían asistir a la cita hemisférica cuatrienal, pero con un compromiso de menor altura.

Para nada exageró. No obstante el escaso intercambio en el XVII campeonato mundial de Tampere, Finlandia, la representación de la mayor isla de Las Antillas concluyó en el lugar 11. Medallas: 1-1-3. Puntos: 47. Ese quehacer fue inferior al obtenido en Bydgoszcz 2016, Polonia. Allí nuestro país ocupó el cuarto lugar por medallas (3-2-0) y el octavo en la tabla por puntos (50). La cantidad de medallas (5) y de finalistas (8) ahora fue la misma que hace dos años, pero la calidad en ambos casos fue en esta ocasión más baja.

Empero el onceno peldaño por países obtenido en la capital europea ratifica a la nación como una potencia en el atletismo juvenil en el mundo, teniendo en cuenta que en ese mundial participaron 158 países, muchos de ellos con mayor población que Cuba y con un nivel de desarrollo económico más alto. Tras 17 campeonatos mundiales juveniles acumula 28 medallas de oro, 32 de plata y 22 de bronce, así como 849.5 puntos acumulados, lo que le permite ubicarse en el octavo puesto por medallas (en este campeonato cedió a Gran Bretaña el séptimo) y mantenerse en el décimo por puntos.

Asimismo, la dirigente se refirió a la calidad de los concursantes en las lides de velocidad y su importancia para las comitivas cubanas en los distintos foros internacionales. Entonces es lógico suponer que acentuarán el trabajo para incrementar los resultados de esos mozalbetes.

Desde hace varios cuatrienios el atletismo cubano ofrece actuaciones un tanto censurables en los grandes escenarios. Y la afición, increíblemente, no encoleriza, sino mantiene su confianza en esos jovencitos a quienes solo les falta hablar, escuchar y caminar firme en los óvalos del planeta.


Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne


Deja tu comentario

Condición de protección de datos