viernes, 2 de diciembre de 2022

Aumentan los fichajes en pelota y dos de ellos le dicen adiós a Barranquilla

Cuba tiene 22 contratos en ligas foráneas al amparo de la Federación Cubana de Béisbol. Ya se anunció que Liván Moinelo y Alfredo Despaigne son los únicos de esa lista que no son elegibles para los próximos Juegos Centroamericanos y del Caribe...

Norland Rosendo González en Exclusivo 27/04/2018
0 comentarios
Alfredo Despaigne
Alfredo Despaigne es uno de los que no son elegibles para los próximos Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Varias noticias interesantes han trascendido esta semana en el siempre noticiable béisbol cubano. Unas venidas de adentro y otras de allende los mares, pero con protagonistas nuestros. Hubo nuevos contratos para ligas foráneas, se supo la fecha del tradicional tope Cuba-USA, en la V Serie Nacional sub-23 algunos se escapan para arriba y hay sorpresas entre los que andan por debajo del sótano y también murió otro de los grandes.

A 22 llegó la cantidad de peloteros fichados en el extranjero bajo el amparo de la Federación Cubana de Béisbol, aunque si se suman los residentes en nuestro país que se gestionaron contratos por “cuenta propia” la lista aumentaría un poco.

Este jueves firmaron sus acuerdos el lanzador Lázaro Blanco y el paracortos Yordan Manduley con los Capitales de Québec, de la Liga CAN-AM.

Ambos son viejos conocidos en ese club, tanto, que Manduley lleva cuatro temporadas seguidas y Blanco acumula dos.

Para las Panteras de Kitchener, de la Liga Intercondados de Ontario (IBL), un torneo de menos jerarquía, irán el también dedicado a las paradas cortas, Yorbis Borroto, junto a los pitchers Noelvis Entenza, Jonder Martínez y Miguel Lahera, que si bien no encontró un hueco en la CAN-AM esta vez, no quiso dejar de volar a Canadá.

Con ellos, la lista de fichajes ascendió a 22, aunque el pinero Wilber Pérez anda medio en el aire, pues su club, el Paterno Red Sox, se retiró de la segunda división de la liga italiana por cuestiones de presupuesto. Según las reglas de ese torneo, Wilber tendrá que buscar empleo en la categoría superior o en la inferior, pero no en la misma. Por su expediente, no dudo que encuentre un hueco en otras nóminas.  

Mientras, las autoridades locales informaron que el estadio Latinoamericano será la sede de todos los partidos del VII tope bilateral de béisbol entre las selecciones de Cuba y Estados Unidos, del 10 al 15 de julio próximos.

El Comisionado Nacional de la disciplina, Yovani Aragón, lo confirmó en declaraciones a Radio Rebelde. Ese pareo servirá para ultimar detalles en la preparación del equipo que buscará la corona en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla.

Desde que fueron reanudados estos topes en 2012, con sedes alternas: un año acá y otro allá, los norteños sacan ventaja de 16-14. Hay una barrida para cada bando (5-0) y en los tres últimos años los estadounidenses han dominado por 3-2.

Y sobre el equipo Cuba ya se sabe que ni Liván Moinelo ni Alfredo Despaigne, ambos contratados con los Halcones de SoftBank en la liga profesional de Japón, estarán en los juegos regionales más antiguos del mundo. Higinio Vélez, presidente de la Federación Cubana de Béisbol, lo aseguró para despejar rumores cuando va quedando menos para recortar la gran preselección de más de 70 atletas que intervienen en la polémica serie especial que empezó en Oriente y ya aterrizó en La Habana. Los demás contratados sí pueden ser convocados por Carlos Martí, el seleccionador nacional.

De la serie sub-23, que sigue con menos calidad que las anteriores ediciones, no me he equivocado en los pronósticos iniciales: Cienfuegos sigue de líder en Occidente; pero en el Este, Granma ha vivido una semana nada agradable, pues Sancti Spíritus se le pegó en la cima.

Aunque los pequeños Elefantes sigan comandando su zona, tienen cerca a varios elencos, entre ellos Pinar del Río e Isla de la Juventud, así que un resbalón como el de los Potros atizaría el fuego en la cumbre del oeste.

Y por último, una noticia poco grata: esta semana falleció el pelotero cubano Edwin Walter, uno de los 116 fundadores de las series nacionales y su primer líder de los bateadores (.367).

Integró el equipo Cuba a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Kingston, en 1962, intervino en diez campeonatos nacionales con cuatro conjuntos diferentes: Occidentales, Centrales, Matanzas y Henequeneros, y posteriormente pasó a integrar en varias oportunidades los colectivos técnicos de los planteles yumurinos. También participó como jugador en la Serie de los Diez Millones, en 1970.

Y ahora sí terminamos, pero antes le recuerdo que se acercan las postemporadas del campeonato nacional 15-16 años y juvenil, y les adelanto que en una próxima nota analizaremos la serie especial de preparación para Barranquilla. Síganos.


Norland Rosendo González


Deja tu comentario

Condición de protección de datos