viernes, 1 de marzo de 2024

Atletismo olímpico: Ayana y la historia

El récord del mundo de Almaz Ayana en los 10 mil metros fue la noticia de la primera jornada del atletismo olímpico. Una fecha en la que por Cuba destacó el avance de Yoandy Lescay a las semifinales de los 400m...

Lilian Cid Escalona en Exclusivo 12/08/2016
0 comentarios

La mañana no dejó ningún resultado de envergadura en los que los cubanos fueran protagonistas.
La noticia en el arranque la puso Etiopía por intermedio de Almaz Ayana, quien se convirtió en la primera campeona de los XXI Juegos Olímpicos al coronarse en los  10 mil metros planos con récord mundial incluido.
Ayana detuvo los cronómetros en 29:17.45 minutos para destrozar el récord mundial de la china Junxia Wang (29:31.78) que databa del año 1993. También dejó atrás la cota olímpica que era de Tirunesh Dibaba (29:54.66). La plata fue para la keniana Vivian Cheruiyot (29:32.53 Récord nacional) mientras que la histórica Tirunesh Dibaba (29:42.56 Marca personal) se colgó el bronce en la mejor carrera de todos los tiempos para esta distancia, donde también bajó de los 30 minutos la keniana Alice Aprot Nawowuna (29.53.51).
Dibaba había ganado la prueba en 2008 y 2012 y con el tercer lugar de Río 2016 logra la sexta medalla olímpica de su vida pues también había ganado bronce en 5000m en Atenas y Londres y se tituló en Beijing.

De Cuba trasciende la clasificación a semifinales de Yoandys Lescay en los 400 m, tercero en su heat con crono de 45.36 segundos.

En el heptalón, tras cuatro pruebas, Yorgelis Rodríguez acumula 3817 puntos y marcha 8va entre las participantes. Su total se debe a: 1034 de los 13.61 segundos que cronometró en los 110m con vallas, 1054 de 1.86m en el salto de altura,  773 de los 13.69m logrados en la impulsión de la bala y 956 de 24.26 segundos en los 200m.

El resto de los cubanos no consiguieron registros suficientes para posicionarse en las siguientes instancias de sus respectivas disciplinas.

Los 7.81 metros alcanzados por el saltador  Maykel Massó no le bastaron para acceder a la discusión de medallas en el salto de longitud. En tanto Jorge Yadián Fernández patentó una discreta participación en el lanzamiento del disco.

El cubano llegaba con un registro de 65.30 metros y precisaba de 65.50m para avanzar directamente a la final, sin embargo no encontró sus claves y con los 60.43 metros (59.93 - 60.43 – 60.09) de su segundo intento quedó fuera del grupo que discutirá las preseas este sábado donde el alemán Robert Harting no defenderá su título tras quedar eliminado con solo 62.21 metros. Cabe recordar que el discóbolo cubano cerró el 2015 con problemas de salud, los cuales le llevaron a no participar en el Campeonato Mundial y tuvo un 2016 de escasas participaciones y por consiguiente, de pocos resultados.

Yirisleydi Ford tampoco tuvo un resultado favorable en el lanzamiento del martillo, donde la polaca Anita Wlodarczyk, sin despeinarse, mandó el implemento hasta los 76.93 metros y afianzó las bases de su candidatura al título.

En la impulsión de la bala, Yaniuvis López y Saily Viart no pudieron avanzar de la ronda preliminar. La actuación de las representantes de nuestro país estuvo lejos de los registros que las llevaron a Rio de Janeiro.

López fue de más a menos y con 17.15 metros y dos faltas se ubicó en la posición 22 entre las competidoras mientras que la joven Viart logró 16.99m para anclar en el vigesimosexto lugar. 

El título quedó en poder de la norteamericana Michelle Carter que logró 20.63 metros, récord nacional, para privar a la fantástica Valerie Adams de su tercer título olímpico consecutivo. En definitiva, la neozelandesa fue segunda con 20.42 metros y el bronce se lo adjudicó la húngara Anita Marton con 19.87m (récord nacional).  Aquí el récord olímpico, como el mundial son registros logrados en la década de los ´80 del pasado siglo. Marcas, un tanto “impensables”,  en estos tiempos. El primero es de la de la alemana democrática Ilona Slupianek (22.41) y data del año 1980,  mientras que el segundo está en poder de la soviética Natalya Lisovskaya (22.63) desde 1987.

En la otra final de la fecha, China hizo el uno-dos para dominar los 20 km marcha entre los hombres. Zhen Wang (1h19:14), que había sido bronce en Londres, logró el título seguido por su compañero de selección Zelin Cai (1:19:26). El australiano Dane Bird-Smith (1:19:37) completó el podio.

Este sábado, además de Yorgelis Rodríguez que completará su heptalón, por Cuba tendrá actividad Liadagmis Povea  en la clasificación del triple salto. La fecha será escenario para la definición de la mujer más rápida del mundo mientras que se producirá la primera salida a la pista del Estadio Olímpico de Usain Bolt y compañía, en las primeras series de los 100 metros.

 

 

 


Compartir

Lilian Cid Escalona

Me gusta contar historias.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos