domingo, 21 de abril de 2024

Atletismo cubano se enfrió en mundial bajo techo

Con el lugar 25 en la tabla de medallas y el onceno en la clasificación por puntos, nuestra comitiva rindió la peor faena de su historia en estas lides...

Joel García León en Exclusivo 12/03/2012
0 comentarios
Mabel Gay medalla de Bronce
Mabel Gay (Derecha) única medallista de nuestra delegación.

Las bajas temperaturas en Estambul, Turquía, parecieron trasladarse al resultado de Cuba en el campeonato mundial bajo techo, pues apenas una medalla de bronce y seis finalistas de diez posibilidades le reportaron la cosecha de preseas más baja en todas las participaciones en estas citas, en tanto los 21 puntos es el segundo cómputo más discreto en catorce ediciones.

La despedida del domingo fue nuevamente por debajo de lo que vaticinaron los especialistas, pues el triplista Alexis Copello y la pertiguista Yarisley Silva apenas pudieron anclar séptimos, con marcas por debajo de lo que habían hecho esta temporada en su gira invernal, en tanto el vallista Orlando Ortega quedó en semifinales, al terminar quinto en su heat.

Copello estuvo muy lejos del podio con 16,92 metros en el primer salto (luego cometió cuatro faltas y terminó con 16,64), una especialidad en la que históricamente ha sido la mejor por Cuba con 16 preseas en estas lides, y que este 2012 aportó la única medalla, cuando Mabel Gay terminó tercera (14,29), un centímetro más que Yargelis Savigne.

En la pértiga, la campeona panamericana de Guadalajara también se “enfrió” demasiado con un pobre salto de 4,65 metros, en una competencia que tuvo un alto nivel, dado en buena medida por la rusa Elena Isinbayeva, quien consiguió su cuarta corona en pista cubierta apenas en dos intentos (4,70 y 4,80), aunque luego falló tres veces sobre 5,02, al intentar una nueva marca del orbe.

Y en lo que constituyó una de las finales más esperadas —a pesar de la ausencia del campeón defensor, Dayron Robles—, los 60 metros con vallas, reservaron la corona para el estadounidense Arries Merrit (7.44), por delante del chino Liu Xiang (7.49), en tanto nuestro joven representante Orlando Ortega terminó quinto en su heat semifinal (7.71 segundos) y no avanzó a la final.

Como sucede con toda lid bajo techo que antecede a unos Juegos Olímpicos, muchas ideas tendrán que analizar los estrategas cubanos del deporte rey, cuando restan cuatro meses para la máxima cita cuatrienal en la capital británica. Y no solo se trata del hecho de haber alcanzado una solitaria medalla de bronce —inferior incluso a la cita de Indianápolis 1987 (0-1-0)—, sino del bajo rendimiento de todas las figuras, por debajo de sus mejores registros en este 2012.

El lugar 25 en la tabla de medallas es el más hondo alcanzado por una comitiva antillana en estas justas, desde aquel puesto 23 logrado en Budapest 2004, mientras en el apartado por puntos —premia a los ocho finalistas—, si bien es cierto que el onceno lugar no es la peor ubicación, sí es llamativo el acumulado de 21 unidades, cómputo más bajo desde 1987 e igual al conseguido en Birmingham 2003.

Lo sucedido en Estambul es más que una alarma, pues el resto de los competidores y naciones no sucumbieron al “enfriamiento” sufrido por nuestra delegación.  Estados Unidos, Gran Bretaña, Rusia, Etiopía y Kenya dominaron los apartados de medallas y puntos, con algún que otro cambio de orden, pero se reafirmaron como las potencias indiscutibles de cara a la venidera lid olímpica.

Si no fue buena la preparación previa, si el frío molestó más de la cuenta o si hubo inconvenientes de última hora, nada justificará que la historia pueda repetirse en Londres, donde se esperan no menos de cinco medallas de nuestro atletismo y alguna corona. ¿Será posible después de lo visto en Estambul?


Compartir

Joel García León


Deja tu comentario

Condición de protección de datos