sábado, 20 de abril de 2024

Aquí no hay barrida

Ambas semifinales, inéditas, deben terminar cuando menos en cuatro juegos y cuidado...

Norland Rosendo González en Exclusivo 04/01/2020
0 comentarios
Beibol en Cuba
Con dos semifinales inéditas comenzó la postemporada del béisbol nacional

Con dos semifinales inéditas comenzó la postemporada del béisbol nacional. Luego de un año en el que los resultados internacionales siguieron marcando el descenso de Cuba en el ranking, enero significa el mes de mayores expectativas con los play offs por el título más codiciado del deporte insular.

Los cuatro aspirantes se blindaron a finales de diciembre y el culebrón con el que se despidió el 2019 fue la decisión del pitcher zurdo Liván Moinelo de no lanzar ahora alegando que no está en forma deportiva aún. Su lugar en el staff de Industriales lo ocupó el también siniestro Misael Villa.

Superado ese momento que tanto debate generó en las redes sociales, el enfoque volvió a los pronósticos sobre cuáles son los candidatos con más opciones de llegar a la final. En ese punto, los criterios están divididos, pues no se vislumbra un súperfavorito.

Tradicionalmente, los equipos que se cuelan a última hora en la postemporada con el ánimo muy arriba, han terminado robándoles la corona a los que llegaron a esa instancia con mayor comodidad.

Si esa historia se repite, Industriales tiene un plus a su favor.

En su duelo con Camagüey también los beneficia el haber dominado la subserie bilateral durante la campaña (9-3) con dos barridas seguidas, una en el Latino y otra en el Cándido Gónzalez.

Y en cuestiones de postemporada, iniciadas en la serie 34, los Leones cuentan con un expediente mucho más abultado: 25 participaciones con 127 victorias y 95 derrotas; mientras, los Toros en nueve asistencias a play off acumulan saldo negativo de 19-34.

Pero aguas pasadas no siempre mueven molinos, y como mismo un día Ciego de Ávila se quitó el yugo que le había puesto Villa Clara, Camagüey, líder durante los 90 juegos de ambas fases de la serie nacional, busca rebasar la semifinal ante un rival que adolece de bullpen, y esa es una cojera que puede costarles mucho a los Azules. Moinelo, a media máquina, era la pieza ideal para contener el empuje de los adversarios en la segunda mitad de los choques, pero ahora todo vuelve a la Andy-dependencia. Andy, Andy y más Andy Rodríguez, el joven sensación que intervino en la mitad de los triunfos de su equipo: salvó 17 y ganó 8. Su nombre es de los que más suena en la boleta para el Jugador Más Valioso de la Temporada (¿lo será también de la postemporada?).

Rey Anglada perdió a un relevista y ganó otro abridor, quizá el tercero para su rotación. Villa ya había sido refuerzo de Industriales en una ocasión y en otra de Villa Clara.

Los Azules tienen una tanda ofensiva que se precia de varios bateadores zurdos de contactos de calidad y un derecho entre ellos que es hoy por hoy uno de los mejores hombres con el madero en mano en nuestro país: Yordanis Samón.

Su cuadro se fortalece con la entrada de Dayán García en la esquina caliente y Luis Vicente Mateo en las paradas cortas, un joven virtuoso de piernas y muy buenas manos sobre quien estarán posados miles de aficionados capitalinos, que no esperaban que Anglada lo pidiera en la última ronda del 27 de diciembre.

El tándem Samón-Frederich Cepeda es uno de los lujos de los Leones, dos hombres que le pegan fuerte a la pelota y exhiben altos porncentajes de embasado y OPS.

Samón encabezó a los bateadores del campeonato (.413) y completó su línea ofensiva con .460 y .682) y OPS de 1142, al tiempo que el refuerzo espirituano fue el que más veces entró en circulación (más de la mitad de sus comparecencias al home plate) y concluyó con línea de .349/.537/.616 y OPS también por encima de mil (1153), el más alto de todos en el torneo.

La letalidad de Samón con hombres en posición anotadora fue de 40.23 por ciento, el de más rango, mientras Cepeda es de los hombres que más disciplina y paciencia tiene en el cajón de bateo.

Los Toros de Miguel Borroto blasonan de su cuerpo de lanzadores, el mejor de la temporada, blindado con la entrada de Lázaro Blanco, lo cual le permite a Yariel Rodríguez asumir la función de cerrador junto al pinareño Isbel Hernández para completar la faena después de las actuaciones de los relevos Yadián Martínez y Frank Madan. Además de Blanco, Frank Luis Medina y Yosimar Cousín han sido anunciados en la rotación.

Si algo podría preocupar a Borroto es su ofensiva, aunque la entrada los santiagueros Santiago Torres y Yoelkis Guibert podría mejorar la parte alta del lineup junto a Yorbis Borroto, para esperar que Leslie Anderson, Alexander Ayala, Leonel Segura y Jorge Luis Peña empujen carreras.

No es tan fuerte la banca, sobre todo a la hora de enviar algunos emergentes en situaciones estresantes.

Camagüey deberá exhibir destrezas y competencias para construir carreras y depender menos de los batazos de varias bases, a diferencia de su adversario en la semifinal, que sí cuenta con varios hombres capaces de voltear la pizarra con un solo swing.

Este play off no debe terminar en menos de cuatro juegos.

Cocodrilos vs Leñadores

Empecemos el análisis al revés: este play off llegará al quinto juego. Son dos equipos muy completos, con una tanda pesada que combina tacto y poder y buenas rotaciones para tan pocos choques. Dicen que el ganador de este pareo, es el que más pinta para campeón de la serie. Es una opinión con la que coincido.

Matanzas armó un trabuco que pese a algunos momentos de inestabilidad en el campeonato siempre mostró herramientas para llegar al clásico de enero. Basta mencionar un trío de nombres en su alineación para saber que su apuesta es por el trono que tantas veces han coqueteado en los últimos años sin poderlo alcanzar: Yurisbel Gracial (MVP de la Serie de Japón), Erisbel Arruebarena (ex Grandes Ligas y líder en jonrones con 19) y Javier Camero, un muchacho de gran poder, quien jugó buena parte de la campaña como cuarto bate del elenco dirigido por Armando Ferrer, un hombre de la vieja guardia matancera, aquella que en el milenio pasado ganó dos oros consecutivos bajo el mando de Sile Junco.

Probablemente en el banco quede William Luis, pese a sus diez bambinazos, que lo convierten en un emergente de lujo, y ahora con dos hombres rapidísimos como Raico Santos y César Prieto, uno de los jóvenes más talentosos que quedan en el país, encabezando la tanda, la probabilidad de producir carreras aumenta exponencialmente en el conjunto que más jonrones pegó durante la temporada (101 sumando los de los últimos refuerzos).

Su rotación Yoanni Yera, Freddy Asiel Álvarez y Yamichel Pérez, el zurdo invicto en la segunda etapa, con Yosvani Torres o Noelvis Entenza como el posible cuarto hombre para las aperturas es más profunda que su bullpen, en el que sobresalen tres pitchers: Miguel Lahera, Jonder Martínez y Yaniel Blanco, este último con 11 rescates.

Las Tunas no solo exhibe en la camiseta el letrero de campeón de la serie pasada, sino que tiene todos los argumentos necesarios para repetir esa actuación.

Su tanda está muy compacta, sin fisuras, con Yordan Manduley, Carlos Benítez, los hermanos Alarcón, Danel Castro, el hombre más oportuno del béisbol cubano desde que se lleva la estadística de VIEV (veces que se impulsa el empate o la ventaja), y este año, para que todo quede en casa, el líder en ese apartado es Yordanis Alarcón (28 veces).

Su rotación cuenta con el Carlos Juan Viera, el derecho más estable de la temporada, el zurdo Yudiel Rodríguez y probablemente Carlos Santiesteban. SU bullpen se consolidó con la entrada de Raidel Martínez, quien aunque lance con restricciones para evitar lesiones, es uno de los mejores relevistas de Cuba en la actualidad, cuyo contrato fue extendido en Japón para la próxima temporada.

El pinareño se suma a Yoalkis Cruz, Wilson Paredes y el cerrador historia de nuestras series nacionales, José Ángel García, para mostrar más variedad que sus adversarios a la hora de sustituir a los abridores en la semifinal.

Hay razones para pensar que Matanzas o Las Tunas sea el campeón. ¿Qué usted cree?


Compartir

Norland Rosendo González

Vivo de aprender todos los días a contar historias. Ya voy por el prescolar en la escuela de la vida. Me escapo del mundo para ver un juego de béisbol.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos