domingo, 16 de junio de 2024

Apuntes tras el fin de la lucha

Los de la grecorromana sí sacaron Excelente...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 22/08/2016
0 comentarios

Era conocido que la jornada dominical de los Juegos Olímpicos de Río, día también de la clausura, iba a ser muy dura para los dos luchadores cubanos del estilo libre que faltaban por competir. Y… así fue. No pudieron lograr el largo sueño de una medalla.

Les tocó el turno, en la Arena Carioca 2, del Parque Olímpico, a Alejandro Valdés (división de los 65 kilogramos) y Javier Cortina (97), buscando hacer la llamada cruz en la tabla de preseas.

El viernes no lo habían conseguido ni Yowlys Bonne (57) ni Liván López. Y el sábado tampoco lo logró Reineris Salas (86), ganador de tres medallas en campeonatos mundiales, aunque en su caso hubo una decisión muy polémica discutiendo bronce.

En realidad Valdés empezó con una alegría, pues derrotó por pegada al turco Mustafa Kaya, quinto en el mundial en Tashkent 2014.

Y en los octavos de final tuvo enfrente a un ruso, y ya sabemos que son muy buenos en este deporte. En este caso era nada más y nada menos que Soslan Ramonov, campeón mundial en Tashkent 2014, y ahora a la larga olímpico de Río 2016.

ERA LÓGICO

Y… Ramonov se llevó holgada victoria de 11-3, con un tackle que llevó a una acción de cuatro puntos y pases atrás.
Le quedó en ese momento a Valdés la esperanza de incluirse en la repesca.

No ocurrió lo de empezar sonriendo con Javier Cortina. Y tuvo un traspié contra el estadounidense Kyle Snyder, quien se había adueñado de la corona en casa cuando se disputó el Campeonato Mundial de Las Vegas 2015, y también campeón ahora en Río.

Quedó Cortina entonces tras ese desenlace igual que su coterráneo Valdés: con la mente puesta en que sus respectivos verdugos avanzaran y lo arrastrarán hasta los repechages.

O sea: en ese momento, a pesar de los reveses, todavía las mentes estaban concentradas en una medalla de bronce. Pero todo se encontraba en el campo de las esperanzas…

Valdés cedió ante el canadiense Haislan García, un hombre con experiencia internacional, pero sin resultados que impresionen.

Los medallistas en 65 fueron: 1.-Ramonov (Rusia), 2.-Togrul Asgarov (Azerbaiyán), 3.-Frank Chamizo (Italia) –de origen cubano- Ikhtiyor Navruzov (Uzbekistán).

BUENO…

Y Cortina no pudo contra el rumano Albert Saritov, ganador de uno de los dos metales bronceados en Río.
Los medallistas en 97 fueron: Snyder (Estados Unidos), 2.-Khetag Goziumov (Azerbaiyán), 3.-Saritov (Rumania), Magomed Ibragimov (Uzbekistán). Un poco atrás escribimos que los rusos eran muy fuertes. Se llevaron en el estilo libre masculino el primer lugar, con dos de oro y una de plata.

En resumen: los cubanos del estilo libre (y lo escribimos sin olvidar lo de Salas) no pudieron esta vez alcanzar ninguna medalla. Hace cuatro años, en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, lograron una de bronce, casi cuando terminaba la pelea, gracias a Liván López, quien esta vez no pudo hacer valer su jerarquía.

Les sucedió ahora a los cubanos del estilo libre algo muy distinto a los del estilo grecorromano. Ellos alcanzaron dos metales dorados: Ismael Borrero (59) –también oro mundial en Las Vegas 2015- y Mijaín López (130), ahora tres veces campeón olímpico. Hubo también una de plata que en realidad no estaba en los cálculos: Yasmany Lugo (98) se sacudió de la “mala suerte” que lo envolvió desde que en el año 2009 ganó un mundial juvenil.

Ese desempeño espectacular de los de la grecorromana les permitió liderar ese estilo en los Juegos Olímpicos de Río 2016 (¡sí, claro, por encima de Rusia!). Una faena que recordó cuando terminaron en la cima del Campeonato Mundial de Patras 2001, hazaña que también merece ser recordada.

NO SOLO MIJAÍN

El lector seguro notó que esta vez no fue solo Mijaín López. Pero es inevitable que uno mientras escribe vuelva a recodarlo a él. No solo por ser tres veces medallista de oro en Juegos Olímpicos. O por haber portado la enseña nacional en Beijing 2008, Londres 2012 y Río 2016. O por haber sido siempre un ejemplo…

Ha sido brillante también el pinareño en Campeonato Mundiales. En ellos tiene cinco de oro: Budapest 2005, Bakú 2007, Herning 2009, Moscú 2010, Tashkent 2014. No es todo, pues archiva tres de plata: Guangzhou 2006, Estambul 2011, Las Vegas 2015.

Mijaín López cumplió 34 años de edad el pasado sábado, ya tras hacerse cinco días antes el regalo de su tercera medalla de oro olímpica. ¡Qué regalo..!

Cuando la ganó no fue categórico al responder si había llegado ya el momento de retirarse. Hay alguien que sí debe estarlo deseando con las dos manos levantadas: el turco Riza Kayaalp. ¡Y más después de cómo lo venció ahora en Río 2016..!
 


Compartir

Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos