lunes, 27 de mayo de 2024

Apuntes sobre la bocina: El letargo continúa

El baloncesto cubano estuvo a prueba los primeros seis meses del año, período en el que reloj de posesión se agotó constantemente, con más perdidas que esperanza en su hoja estadística...

Israel Leiva Villegas en Exclusivo 07/07/2022
1 comentarios

La primera mitad del 2022 trajo de regreso la acción del deporte ráfaga en nuestro país, con las ventanas mundialistas y la Liga Superior de Baloncesto (LSB) como herramientas para medir el nivel de esta disciplina en el plano internacional y nacional, respectivamente, luego del parón por la COVID-19.

Los resultados de estos seis meses no fueron positivos, Cuba no pudo ganar un solo partido en su grupo clasificatorio rumbo a la Copa del Mundo de 2023, con distintos matices en cada encuentro, pero el mismo final para todos: derrotas, y en el deporte no se avanza a través de buenas sensaciones, sino, de abultar el casillero de victorias.

Las causas de este récord negativo son una copia al carbón de las dificultades que lastran nuestro baloncesto desde hace más de una década, horribles porcientos de tiro desde el perímetro y la línea de castigo, nula organización de la ofensiva, sin plan de juego reconocible y una apatía en defensa que contagia hasta al más fiel aficionado que asiste al Coliseo de la Ciudad Deportiva, saturado de marcadores en contra y que ve con poco optimismo los clasificatorios olímpicos y centroamericanos que se efectuarán en los meses finales del año.

Es cierto que ahora contamos con más jugadores inscritos en ligas foráneas, varios de ellos con puestos importantes en sus equipos, pero esta continúa siendo una fórmula en la que el desarrollo individual sigue sin contribuir al colectivo y evidencia la urgente necesidad de mejorar la estructura de formación a nivel nacional.

La LSB tuvo el mérito de realizarse, de dar juego a varios atletas inactivos y remover el mutismo de las canchas, pero en su camino al aro, el balón tuvo varios piques accidentados debido a la poca calidad de los partidos y a las canastas alejadas del foco mediático, sin dejar de mencionar constantes problemas logísticos y de organización.

La consulta a varios entrenadores, como el director técnico de la selección nacional, Eduardo Moya, confirma que en la base se trabaja y que las niñas y niños siguen interesados en los tapones y mates, pero, “hay que jugar, el baloncesto se optimiza siendo competitivo, jugando el doble de lo que se entrena. Luego de los 12 años es fundamental desarrollar la mentalidad ganadora de los muchachos a través de la competencia oficial”.

Lamentablemente, no sucede así desde hace tiempo, pues los equipos provinciales de categorías inferiores a la juvenil no tienen un evento nacional, y en cuanto a participaciones en torneos fuera de Cuba, nulas, por lo que estos próximos Juegos Escolares deben ser aprovechados al máximo con el objetivo de promover nuevos talentos.

Juego y más juego, ese parece ser el punto de partida que ilumine el faro para guiar el barco de canastas ganadoras, cuya ruta hace tiempo no incluye puerto cubano, una estrategia que debe acompañarse con la contratación de atletas en ligas que aporten a su desarrollo deportivo y con dotar de una seriedad, ahora inexistente, a la LSB.

Para retomar el prestigio de antaño, las medallas en el área panamericana y soñar nuevamente con los Juegos Olímpicos, el balón tiene que moverse y buscar el aro, antes de que el reloj de posesión se agote y se acumule otra pérdida para el baloncesto cubano.


Compartir

Israel Leiva Villegas

Licenciado en Periodismo por la Universidad de La Habana en 2020. Periodista deportivo. Ivelle, baloncesto, café, jazz y literatura in that order.

Se han publicado 1 comentarios


Ramon
 8/7/22 5:52

Pareciera que alguien se olvidar que haber perdido El ano pasado El Torneo del Caribe ante Bahamas por un punto cuando jugamos ese partido con solo 7 Jugadores porque disnde rllos habian dado positivo al COVID eso nos condeno ya a caer EN El Grupo mas dificil se todos juntona Estados Unidos, Mexico y P. Rico y asi era muy dificil avanzar, mientras que Bahamas cayo EN un Grupo mas accesible, eso fue todo El problema . Lo otro es desarrollar a Los atletas EN edades tempranas ya que la Federacion Cubana nunca manda equipos EN esa categoria ni a Centroamerica ni al area Panamericana. Y asi no Hay relevonde calidad. Lo otro es que la Clave tambien para mejorar la tactica la desarrollan jugando y en el Cerro Pelado no existe nada mas que entrenamientos sin jugar partidos Como si sucede a quien esta EN Ligas profesionales que se pasan 6 meses con partidos de calidad cada semana. Por eso es importante aumentar la cantidad de jugadores EN Ligas profesionales Como ha hecho nuestro Volley,solo asi se crea una Seleccion Nacional competitiva y fuerte que pueda competir ante rivales con la misma condicion y calidad.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos