domingo, 4 de diciembre de 2022

Apremia crecer (I)

La demostración de la última delegación olímpica cubana fue, para muchos, inferior a la esperada...

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne en Exclusivo 27/12/2016
0 comentarios
Denia Caballero
En los XXXI Juegos de la Era Moderna, solo alcanzó medalla de bronce, la discóbola Denia Caballero.

El anciano con larga barba blanca ofrece la bienvenida al niño con el pañal en la mano y, según comentan, este ciclo 2016-2020 tendrá una intensidad competitiva superior al cuarto período de este siglo que culminó el 21 de agosto pasado en el Estadio Joao Havelange de Río de Janeiro, Brasil.

En los XXXI Juegos de la Era Moderna fue discreta la actuación cubana en algunas disciplinas, al punto que esos quehaceres sorprendieron a los directivos del Movimiento Deportivo Cubano.

El seleccionado de atletismo salió por la puerta trasera. En la excapital de Brasil ninguno de los 43 integrantes de la comitiva se aproximó a su mejor marca personal, o de la campaña. Quedaron fuera del podio 42. Solo alcanzó un lauro, medalla de bronce, la discóbola Denia Caballero. El conjunto se despidió con el peldaño 36.

Un par de actuaciones convocan, aún más, a los análisis rigurosos para enfrentar con éxito los retos que constituyen el Campeonato Centroamericano y del Caribe y el Mundial.

Una pertenece a Yorgelis Rodríguez (heptatlón, 6 481, octavo lugar, RN) fue una de las atletas más destacada. Un año antes, en los XVII Juegos Panamericanos de Toronto, Canadá, hizo 6 332 y destrozó el primado de la justa de la también cubana Magalys García (6 290) que databa desde la edición de Winnipeg ´99.

La otra performance adecuada correspondió al decatlonista Leonel Suárez. No obstante estar alejado de la ejercitación, debido a lesiones y otros problemas de salud, también prevaleció en el estadio brasileño Joao Havelange. Se adjudicó el sexto escaño con 8 460 puntos.

Ojalá que la embajada que asista a Tokio 2020 despierte más optimismo en la Isla Grande del Caribe.

DOS ROSTROS

Algunos elencos de los deportes con pelota dilapidaron su pase a los JJ. OO. en las eliminatorias hemisféricas. Una alta nota se adjudicó la dupla de voleibol que juega sobre la arena. Sergio González (auxiliado por su compañero Nivaldo Díaz) fue uno de los jugadores importantes en la cita escenificada en la playa brasileña de Copacabana. El binomio finalizó en el quinto escaño del certamen olímpico.

Las formaciones más encumbradas de la nación encabezaron la sexta parada del circuito NORCECA en Varadero. La masculina lideró el tercer y cuarto tramo escenificados en México. El elenco de muchachas (Lianma Flores y Leila Martínez) fue bronce en la etapa inicial disputada en Guatemala. Cedió de cara a lograr el pasaporte para Río. Ambos colectivos figuran entre los favoritos para dominar en el circuito mundial 2017.

Ninguno de los principales equipos de voleibol de sala del país sobresalió en los torneos anuales denominados como Liga Mundial y Gran Prix. Empero cualquiera sea el vocablo escogido para calificar el quehacer de los muchachos en el preolímpico NORCECA (Edmonton, Canadá, 2016) califica adecuadamente el esfuerzo realizado para regresar al codiciado escenario olímpico, tras una docena de temporadas.

Sí decepcionaron las baloncestistas. Carecieron del habitual comportamiento sobre la duela y regresaron con las manos vacías del preolímpico continental (Edmonton del 9 al 16 de agosto de 2015) y del Mundial celebrado del 13 al 19 de junio de 2016 en la urbe francesa de Nantes.

Al igual que las formaciones de otras naciones, la cubana intervendrá en lides previas de cara a la Copa Mundial de 2018. Del 4 al 8 de julio disputarán el Centrobásket en un escenario pendiente de confirmación. Ese debate otorgará cuatro visas para los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, Colombia, en 2018. Igual cantidad para el Pre Mundial Copa de las América, lid señalada del 17 al 24 de septiembre para un plató aún indefinido.

Los muchachos concluyeron en cuarto lugar en los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz, México, y quedaron fuera de los JDP de Toronto; y también perdieron todas la chances de viajar a la capital del Samba por ceder en el preolímpico escenificado en el Palacio de los Deportes de México.

Desde junio la nueva selección del país estará de cara a la eliminatoria de la Copa Mundial que acogerá China en 2019. Ya están clasificados 12 colectivos para el torneo de América. Los otros cuatro elencos surgirán de un clásico (repechaje) que se organizará del 21 al 25 de junio en una nación que se conocerá en breve. Además del equipo cubano, allí participarán los de Bahamas, Nicaragua, Chile, Paraguay y Perú. El pre mundial continental sucederá en septiembre. Conferirá siete pasaportes para la ronda eliminatoria de la Copa.

Mientras, las balonmanistas terminaron en quinto lugar en los Juegos Deportivos Panamericanos celebrados en Toronto, Canadá, y, así, perdieron el boleto para los Juegos Olímpicos. Los varones concluyeron en el sexto peldaño en la justa que acogió el Centro de Exposiciones de esa urbe norteamericana. Esos encuentros solo premiaron a los titulares. En marzo empezará el nuevo circuito clasificatorio con los Torneos Clasificatorios del Caribe. Esos debates otorgarán cuatro plazas para los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe que acogerá la ciudad colombiana de Barranquilla, en 2018.

El organismo deportivo cubano (INDER) festejará desde febrero el aniversario 56 de fundado; y tiene el personal adecuado para confirmar su encargo social: satisfacer las necesidades de la población para ejecutar sistemáticamente actividades físico-deportivas. Lo que pasó, pasó. Ahora, sencillamente, corresponde mirar hacia adelante. Apremia crecer.


Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne


Deja tu comentario

Condición de protección de datos