sábado, 20 de julio de 2024

Apremia crecer (Final)

Los atletas discapacitados ofrecieron otra vez una fornida demostración. Marabana conquistó nuevos corazones...

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne en Exclusivo 30/12/2016
0 comentarios
Marabana 2016
Marabana llegó a su treinta aniversario. (Fernando Medina Fernández / Cubahora)

Unas semanas después de apagarse el pebetero de los XXXI Juegos de la Era Moderna en el Estadio Joao Havelange de Río de Janeiro, Brasil, invadieron los mismos los deportistas participantes en la XV Paralimpiada.

De nuevo los discapacitados del país suscribieron una senda encantadora. Los 23 deportistas de la mayor isla de Las Antillas conquistaron 8 medallas de oro, 1 de plata y 6 de bronce. Terminó en el escaño 18 de la clasificación general que sigue dominando China (107-81-51) escoltada, esta vez, por Gran Bretaña (64-39-44) y Ucrania con 41-37-39.

Los velocistas Omara Durán y Lenier Savón son los reyes de las pruebas más rápidas del deporte rey en sus respectivas categorías. El cuatrocientista Ernesto Blanco, desmintió a todos los que vaticinaron su exclusión de la final de los 400 lisos. La judoca Dalidaivis Rodríguez rubricó el primer título de la delegación y su segundo gran pergamino en la magna lid cuatrienal. Lorenzo Pérez resultó un delfín encantado. No obstante lesionarse, la atleta Yunidis Castillo es una de las altezas del encuentro: dos títulos en Beijing 2008, tres en Londres 2012; y un sub liderazgo en Río 2016.

La delegación cubana en ese conclave podría crecer en el futuro si, además, de los mencionados acceden, por ejemplo, más nadadores.

Marabana cumplió 30 años de instaurada. Una serpentina multicolor conformada por hombres y mujeres pertenecientes a todos los segmentos de la sociedad, tanto de casa como foráneos, avivó una mayor buena vibra durante todo el trazado certificado por la Asociación Mundial de Maratones (AIMS) y por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF). Fue, a mi modo de ver, otra categórica celebración por el Día Nacional de la Cultura Física y el Deporte, y del 497 cumpleaños de la Villa de San Cristóbal de La Habana. Solo uno de los tres campeones en 2015, Richer Pérez, 1h 06:19, refrendó su título. Los campeones defensores en 2017 serán, además, la santiaguera Yudileyvis Castillo, 1h 57:18 segundos. El granmense Henry Jaen, 2h 34:29, y la artemiseña Misleidys Vargas, 3h 06:09 segundos en la maratón. Y en la carrera de 10 km los capitalinos Yumileydis Mestre con 40:44 y Francisco Estévez 32:35 segundos.

Una vieja frase sentencia “Soñar no cuesta nada”. Entonces es apropiado pensar acerca de la participación de atletas africanos, aún fuera de la comercialización desmedida de sus verdugos… digo, mentores.

En febrero el organismo deportivo cubano (INDER) festejará su aniversario 56 de fundado. Y tiene el personal adecuado para confirmar su encargo social: satisfacer las necesidades de la población para ejecutar, sistemáticamente, actividades físico-deportivas.

Una confirmación de esa labor tuvo como escenario a la provincia Sancti Spíritus. Ella fue anfitriona del XXVIII Concurso Nacional de clase de Educación Física y XXIII Premio Anual de la Investigación. En el encuentro coincidieron, esta vez, profesores de las categorías especial, secundaria básica y superior. Al certamen concurrieron, con un profesor de cada nivel, todas las provincias y el municipio especial Isla de la Juventud.

Los laureados fueron: Educación Especial:  Armando Artiles Delgado (Mayabeque), Máximo Baltar Chanvep (La Habana) y Yariel Díaz Martínez (Santiago de Cuba). Educación Superior: Gerardo Floral Valdeollo (Camagüey), Ailén Dela Massó (Santiago de Cuba) y Luis López Leyva (Granma). Premio Anual de la Investigación Oscar Melo González (Ciego de Ávila).

Esa acción también repercutirá sobre la fiesta anual que, desde 1987, ocurre los terceros domingos de noviembre, porque en cada edición aumentará el número de jóvenes. Y, por lo tanto, el reiterado derrumbe de las plusmarcas.

Empero la manifestación social que recolecta las tres acciones diarias del ser humano: correr, saltar y tirar siguió amenazada por el doping, cuyo primer exponente no sobrevivió para ver el negativo alcance sobre una de las actividades importantes para la paz.

El pasado Año Olímpico quedará marcado en la historia del Movimiento Deportivo Mundial, pues cautivó la opinión de muchísimos analistas y observadores las revelaciones surgidas a propósito de la encarnizada batalla librada por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y los fulleros.

Quizás como nunca antes, el desempeño de la entidad perteneciente al Comité Olímpico Internacional (COI) fue de gran magnitud. Surgieron escándalos en varias esquinas del orbe, pues las informaciones preocuparon a muchos jefes de Estado y de gobierno. Ellos pidieron la ejecución de minuciosas investigaciones sobre la situación de la esfera en sus respectivos países, porque conocieron que la AMA poseía el equipamiento válido para descubrir a la gran mayoría de los estafadores.

Tanto la totalidad de las muestras B compiladas en los JJ.OO. Beijing 2008 y Londres 2012 correspondientes a todas las modalidades podrían ser reanalizadas en Tokio 2020. Porque habrán transcurridos los ocho años fijados para ejecutar tal faena.

En la Ciudad Maravillosa surgieron plusmarcas en varias disciplinas. Pero ninguna tiene sólida raíz. Solamente los análisis practicados a los involucrados permitirán, tras cumplirse el tiempo establecido, emitir un categórico veredicto.

Y el consenso es total. Todas las personas sensatas consideran plausible la legislación sobre el tema, pues reconocen la importancia del amor al ejecutar las diligencias.


Compartir

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne


Deja tu comentario

Condición de protección de datos