viernes, 2 de diciembre de 2022

Aplicado lanzamiento

La formación nacional alcanzó otro apreciado quehacer en el escenario internacional. Todos los integrantes de la plantilla lograron el visado para los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, Colombia, en 2018...

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne en Exclusivo 12/05/2017
0 comentarios
Humberto Aguilar-florete individual
Humberto Aguilar se llevó el triunfo en florete individual, en el Campeonato regional clasificatorio celebrado en el coliseo puertorriqueño Pedrín Zorrilla.

Nada de magia ni de otro tipo de calzada para llegar lejos. Sencillamente, los esgrimistas cubanos poseen la capacidad física necesaria y las habilidades requeridas técnicas para sobresalir en el escenario internacional. Solamente les resta comparecer asiduamente a esos recintos, los espacios indicados para obtener confianza en las acciones ensayadas, como única manera de conocer los juegos tácticos más actuales practicados por sus adversarios.

Y ello no solo lo confirmaron los tiradores de las divisiones cadetes y juveniles, a principio de año, durante el Campeonato Panamericano celebrado en la Ciudad Deportiva habanera, porque hace solo unas jornadas los integrantes de la selección de mayores, formada también por varios noveles, ratificaron su calificación para recuperar el maillot de líder de la disciplina en el área, ostentada por otros equipos del país durante muchos ciclos deportivos.

Satisfizo a los seguidores de la esgrima, y especialmente los del arma veleidosa, lo acontecido del 30 de abril al siete de mayo en San Juan, la capital de la Isla del Encanto. Los tiradores del país de todas las armas descubrieron parte de su fortaleza para este ciclo en el Campeonato Centroamericano y del Caribe, lid celebrada del 30 de abril al 7 de mayo en el coliseo puertorriqueño Pedrín Zorrilla. Todos lograron la visa para los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe que organizara, del 19 de julio al 3 de agosto, la ciudad colombiana de Barranquilla, en 2018. El certamen confirió el boleto a los 32 primeros en la disputa individual y a los 8 seleccionados destacados. Esa, a mi modo de ver, fue una inesperada actuación, porque en los últimos cuatrienios los esgrimistas del país han estado muy ausentes de los escenarios internacionales.

El palmarés en la liza individual fue como sigue:

Florete: Humberto Aguilera (oro). Rubén Jay (quinto). Riubén Jay (séptimo). Elizabeth Hidalgo y Elisa Tamayo (bronce). El seleccionado obtuvo la medalla de bronce.

Sable: Yoandri Iriarte y Noslan Montalvo (bronce). Yaritza Boulet (quinto). Bailín Robert (noveno). Aymara Tablada (trece). En la justa por colectivos los varones terminaron en cuarto lugar y las hembras en el segundo.

Por supuesto, los tiradores de mayor brillo fueron los espadachines. Las damas obtuvieron medalla de plata por intermedio de Yamilka Rodríguez. Seily Mendoza terminó en bronce. Dianelis González resultó la sexta mejor competidora.

Los caballeros arrasaron. En la disputa individual lograron el cetro individual (Junior Reytor), así como el bronce (Reinier Henríquez) y el séptimo escaño (Ringo Quintero). Las dos tríadas conquistaron el liderazgo en la pugna por colectivos.

La federación cubana, a través de Zuleidis Ortiz, subcampeona mundial por equipos en 1990, está muy satisfecha con el quehacer de los paisanos en Borinquén, porque esperaban, desde hacía muchos ciclos, que un elenco de la Isla Grande del Caribe se mostrara contundentemente, en todas las armas, en el escenario menos fuerte de la disciplina, como ocurrió en la vecina isla.

En los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz, México, en 2014, Cuba solo logró dos títulos, ningún metal plateado y siete medallas de bronce.
Un año más tarde, en los Juegos Deportivos Panamericanos de Toronto, en 2015, solo los espadachines subieron al podio por lograr la medalla de bronce en el torneo por equipos.

Ahora nuestros paisanos poseen otra imagen. Disfrutan de un mayor espacio del área que dominan los venezolanos. La selección vinotinto ha labrado un espacio en justas mundiales y olímpicas, porque sus tiradores han accedido a los lugares destacados de esas competencias.

Y eso mismo debe proponerse la federación cubana. Luego de finalizar el campeonato hemisférico para las categorías inferiores, los amantes de la esgrima comentaron favorablemente sobre los noveles. La única forma de elevar esas apreciaciones son los altos rendimientos. Es decir, la esgrima nacional ya debe abandonar el silencio y volcarse sobre el nivel que pueden dominar. Y con ese proceder se convertirán en unas columnas de cara al adiós de este lapso que despedirán los XXXII Juegos de la Era Moderna en Tokio, la capital de Japón, en 2020.


Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne


Deja tu comentario

Condición de protección de datos