domingo, 21 de abril de 2024

Algunos traspiés sobre los colchones

Un buen comienzo, luego un eclipse y… ¿un buen final?...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 20/09/2019
0 comentarios
lucha femenina
Lianna de la Caridad Montero (rojo): llegó viva hasta el primer combate de la repesca.

Un ritmo a bombo y platillo, en sentido general, impusieron los luchadores cubanos hace pocas horas en los primeros compases de los Campeonatos Mundiales. Luego, en el momento en que escribimos, la música cambió y tuvo algo de fúnebre. ¿Se podrá escuchar en los días finales los compases de la rumba?

Los del estilo grecorromano, más allá de dos manchas en el sol, salieron muy bien parados en el inicio de los combates en la Barys Arena, en Nur-Sultán, Kazajistán.

Vamos a recordar de forma muy breve de lo ya escrito en nuestra revista…

Ismael Borrero (ahora en la división de los 67 kilogramos), se adueñó de su segunda medalla de oro en estos eventos. Y después Oscar Pino (130 del mismo estilo) finalizó con plata, lo cual le permitió mejorar sus bronces de París 2017 y Budapest 2018. Ambos le otorgaron clasificaciones a nuestro país para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El eclipse llegó con Daniel Grégorich (87) y Gabriel Rosillo (97), quienes fueron eliminados y no pudieron conseguir ahora pasajes para Tokio 2020, algo reservado para los seis primeros. Esas preseas dejaron a Cuba en el octavo lugar de esa modalidad.

TRES ELIMINADAS Y…

Quisimos ser conservadores, aunque debimos serlo más, cuando escribimos sobre las posibilidades de las cubanas. Y lo hicimos así pese a no olvidar ciertos progresos. Y algunas medallas importantes ganadas en los últimos tiempos…

Lianna de la Caridad Montero (53), llegó con un aval a tener en cuenta: conquistó bronce en los Campeonatos Mundiales de Budapest 2018, primera medalla en toda la historia de una cubana en este tipo de competencia. Un resultado que la condujo de paso a un reconocimiento inusual. Aquel desempeño fue rotulado como el “suceso del año” cuando se seleccionaron a los mejores deportistas de 2018 en nuestro país (en la tradicional encuesta).

Pero esta vez, como le sucede a tantas, no pudo lograr el objetivo de llegar al podio. Y como la mueven otras sanas ambiciones es de suponer que no la consuela nada haber sido la cubana que más avanzó en la comitiva de nuestras cuatro representantes. Es que pudo llegar viva hasta el primer combate de la repesca.

Antes de que saliera a los tapices la última carta habían existido otros dos traspiés…

Yusneylis Guzmán (50) perdió en la primera salida.

La misma mala suerte, la de perder en el debut, corrió Milaymis Marín (76), primera luchadora cubana campeona de los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, y hace unos días nuestra primera campeona mundial juvenil.

ÚLTIMA CARTA

La última carta era la avileña Yudaris Sánchez, campeona mundial menores de 23 años. Venció 4-2 el reto de la primera presentación (la egipcia Samar Amer Ibrahim Hanza). Pero no el de la segunda ante una rival muy difícil: la ucraniana Alla Cherkasova, quien resultó invencible en Budapest 2018, y la derrotó por superioridad técnica de 12-1. Le quedaba todavía posibilidades de medallas por la vía del repechage. Pero Cherkasova, muy adolorida de las rodillas, lo cual no le impidió salir al combate, terminó perdiendo y no pudo arrastrarla.

Los números de las cubanas no fueron para quedar satisfechos: tres victorias, cinco derrotas, y ninguna clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, para lo cual pudieran tener buenas posibilidades en el próximo torneo panamericano.

Pero ninguno de esos traspiés nos parece más significativo que el de Alejandro “Calabaza” Valdés, hombre experimentado, curtido, insertado hace años en la Bundesliga alemana, laureado con medallas de bronce en los dos mundiales anteriores.

Un guión lógico para él hubiera sido bronce en París 2017, plata (en vez del bronce que obtuvo) en Budapest 2018, oro o plata ahora en Nur-Sultán, y entonces ya en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020…

Pero todo quedó en nuestro guión imaginario: ni siquiera se pudo ubicar entre los seis primeros y conseguir así la clasificación olímpica. Logró dos victorias sin poder mostrar toda su calidad. Y después lo eliminó un luchador de Bahrein, un hombre sin resultados: Haji Mohamad Ali . La pizarra dejó reflejado marcador de 11-6.

Luego del final a “Calabaza” hubo que suturarle una herida encima de uno de los ojos, de lo que se ocuparon médicos de la delegación estadounidense.

Sí, el de “Calabaza” nos parece el revés más preocupante de los cubanos…


Compartir

Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos