martes, 29 de noviembre de 2022

Alazanes siguen a todo galope en pelota

El equipo de Granma derrotó a Industriales en el quinto juego. Alazanes-Vegueros animarán una semifinal...

Norland Rosendo González en Exclusivo 04/02/2021
0 comentarios
Alexquemer-Sánchez-Sánchez

En un juego que hubiera ganado cualquiera y todo el mundo hubiese ponderado la actitud de ambos conjuntos, los Alazanes de Granma doblegaron a Industriales por 2-1 este miércoles y avanzaron a la semifinal de la Serie Nacional 60.

No fue el duelo de abridores previsto: Lázaro Blanco y Maykel Taylor, pero sí hubo duelo, entre un abridor, Blanco, y otro que solo fue a los libros como relevista, Pavel Hernández, pues en la práctica entró cuando aún no había outs en el primer inning.

El as de la rotación de los Alazanes volvió a caminar siete tramos dominando a la tanda de los Leones, que solo pudieron marcarle una carrera en 14 entradas y clasifica junto a su compañero de batería, el cátcher Iván Prieto, como el candidato al MVP de esta serie de cuartos de final. Blanco con sus dos éxitos y Prieto por sus seis remolques, el máximo de su equipo.

Los parciales de los habaneros seguramente van a recordar durante algún tiempo el par de outs seguidos con tiros del jardinero derecho Alexquemer Sánchez a la intermedia: Con el primero mató el séptimo inning cuando Juan Carlos Torriente, tras pegar su hit mil en series nacionales, llegaba a tercera con el empate, y Andrés Hernández, luego de par de ponches, recostaba una bola a los colchones y en vez de correr fuerte se quedó contemplando el palo, segundos que le faltaron para llegar safe a segunda.

Con el otro, empezaba el octavo tramo ante el primer relevista Kelbis Rodríguez y Lisbán Correa quiso correr más que la pelota; por mucho que atacó fuerte las bases, le bloquearon el segundo saco y el tiro preciso de Alexquemer congeló sus pretensiones de poner a 180 pies del plato el empate.

Esos dos errores en la ejecución de los fundamentos, que no son excepción en el béisbol cubano, quitaron presión a los Alazanes con un marcador cerrado y con Andy Rodríguez subido en la lomita por los Leones esperando que los suyos voltearan la pizarra.

Esos dos corring van a ser, probablemente, más recordados que la pésima apertura de Taylor: dos boletos y a Alfredo Despaigne lo dejó en dos bolas sin strike e, incluso, que el buen trabajo de Pavel, a pesar de que soportó la carrera que definió el juego.

Del otro bando, seguro van a reverenciar los brazos de Lázaro Blanco y Alexquemer, y el bate de Prieto, un joven que en su provincia, Holguín, es banco, y en Granma, titular de lujo.

Aunque en este quinto choque hay otro par de protagonistas de igual nombre: el mentor Carlos Martí y el camarero Carlos Benítez. Al jefe por hacer una movida estratégica funcional: intercambio de puestos en el lineup de su tocayo y Guillermo Avilés, y Benítez respondió empujando el empate y anotando el gane, con hit y doblete, respectivamente.

Fue un juego tenso, en el que los capitalinos no lograron el batazo oportuno y desperdiciaron, además, el primer inning, cuando Blanco aún no había cogido su ritmo. Dejaron las bases llenas y nunca más pudieron tener los senderos congestionados.

Martí manejó bien su bullpen y cuando Kelbis no pudo, apeló a un zurdo poco o nada mediático, pero que fue un verdugo para los bateadores de su mano, Miguel Paradelo, quien liquidó el octavo obligando a Wilfredo Aroche a un rodado por las paradas cortas que sirvió para dos outs.

En el noveno trabajó Carlos Santana, un cerrador que no fue todo lo efectivo que hubiese deseado durante la temporada, pero consiguió el último cero del juego, que aseguró la presencia de Granma en la semifinal frente a Pinar del Río, los únicos clasificados hasta ahora a esa instancia.

De acuerdo con el reglamento, al concluir los cuartos de final se reorganizan los cuatro semifinalistas por el lugar ocupado en la ronda regular. Como Sancti Spíritus ya está fuera de la competencia, Granma automáticamente será el primero y Pinar del Río, octavo en la preliminar, seguirá siendo el último de los cuatro, por lo que ese pareo quedó definido ya.

Uno y otro tendrá bajas en sus nóminas, pues los estelares Liván Moinelo, Raidel Martínez y Alfredo Despaigne deben viajar a Japón para incorporarse a las pretemporadas de sus clubes.

Ahora hay que esperar a que la situación sanitaria de la COVID-19 permita continuar la postemporada. Aún no han podido comenzar su serie el campeón Matanzas y Cienfuegos, y del otro tope, entre Santiago de Cuba y Las Tunas, solo se ha podido efectuar un choque.

Dos noticias más sobre el béisbol insular trascendieron este miércoles. La Federación Cubana (FCB) desmintió la acusación de haber impedido que el jardinero Yoelkis Guibert, quien estuvo con los Tomateros de Culiacán en la Liga Arco del Pacífico mexicano, asistiera a la Serie del Caribe que se juega actualmente.

El presidente de la FCB, Higinio Vélez, reveló que había recibido una carta del director deportivo de la liga en la que informaba que la no inclusión del cubano era una decisión exclusiva del club y la liga, al contar con otros jugadores capaces de defender esa posición.

Por otra parte, los camagüeyanos Yosimar Cousín y Loidel Chapellí Jr. firmaron sus contratos por la mañana en La Habana y por la tarde viajaron a Panamá, donde deben jugar en la próxima temporada de ese país.

Además de ellos, César Prieto, Yunior Tur y los espirituanos Geyser Cepeda y Luis Dani Morales tienen acuerdos con clubes del torneo canalero.


Norland Rosendo González


Deja tu comentario

Condición de protección de datos