domingo, 25 de febrero de 2024

Aire frío para Cuba en Mundial de Voly

Finlandia impuso su juego y liquidó su primera salida del Mundial, dejando en el camino apenas un punto frente a Cuba...

Julio Batista Rodríguez en Exclusivo 03/09/2014
0 comentarios

Todo parecía listo para la primera victoria de Cuba en el grupo C del XVIII Campeonato Mundial de Voleibol 2014 con sede en tierras polacas, pero tras ganar los dos primeros parciales, los caribeños fueron incapaces de frenar a Finlandia, que congeló a los nuestros y eslabonó una seguidilla de tres sets para quedarse con el partido.

Con pizarras de 25-18 y 25-21, el juego marchaba viento en popa para los dirigidos por Rodolfo Luis Sánchez, quien podía acariciar un inicio feliz en esta excursión del plantel nacional; sin embargo, al concluir un disputado tercer tiempo (favorable a los nórdicos 27-25) la escuadra cubana jamás fue la misma.

De nada sirvieron los 21 puntos anotados por Javier Jiménez, ni los 19 de Osmany Uriarte o los 17 de Rolando Cepeda. Finlandia impuso su juego y liquidó su primera salida del mundial con marcadores de 25-23 y 15-12, dejando en el camino apenas un punto frente a Cuba (una de las plantillas históricas en estas lides).

Finlandia, un elenco con mucho menos legado —apenas un onceno puesto en 1952 como mejor resultado— y cuya última aparición en Mundiales de Voleibol se remonta a 1982, se limitó a aprovechar los repetidos errores de sus oponentes, quienes no fueron capaces de sobreponerse y tomar decisiones certeras en momentos cruciales del encuentro.

Una vez más, el déficit de horas de vuelo y juego pasó factura a nuestro elenco —cuajado, como está, de jugadores a los que aún resta mucho por madurar en esta disciplina—. Además, afloró en la nómina la ausencia de liderazgo en momentos de tensión, un factor esencial para mantener la cohesión de cualquier equipo.

Por los finlandeses las palmas se las llevó OlliPekkaOjansivu al sumar 23 unidades durante el partido, secundado por sus compañeros OlliKunnari con 15 puntos y KonstantinShumov con 10.

Tras finalizar el partido, en conferencia de prensa, el capitán Rolando Cepeda resumió en gran medida la frustración de sus compañeros: “Tuvimos el juego en las manos, pero cometimos demasiados errores. Estamos decepcionados con el resultado, porque estábamos ganando 2-0 pero perdimos 3-2”.

Para su segundo desafío los cubanos tendrán como rival a Alemania, selección que cedió (0-3) en su primera salida ante el siempre favorito Brasil. Los teutones tuvieron este año un discreto desempeño en el segundo nivel de la Liga Mundial como parte de la llave D del certamen, para finalizar en el tercer escaño de su grupo con balance de 5-7.

Si bien los alemanes parecen ser también un rival asequible para los discípulos de Sánchez, ya se ha visto que estos muchachos son capaces de la gloria, y del horror. Por lo tanto, es mejor no levantar expectativas antes de salir al terreno.

Eso sí, lo cierto es que si los cubanos aspiran a avanzar deben asegurar los siguientes partidos contra Alemania, Corea del Sur y Túnez (viejo conocido del tercer nivel de la Liga), pues el domingo 7 de agosto tendrán net por medio a Brasil, una escuadra que —digan lo que digan— sigue siendo de otra galaxia y frente a la cual nada tienen que hacer los caribeños. A menos, claro está, que Dios vuelva a tomarse un séptimo día de descanso.

Próximos compromisos de Cuba:

3 de septiembre: Alemania

5 de septiembre: Corea del Sur

6 de septiembre: Túnez

7 de septiembre: Brasil


Compartir

Julio Batista Rodríguez


Deja tu comentario

Condición de protección de datos