domingo, 21 de abril de 2024

Acebal aboga por la rivalidad

El jefe de entrenadores ya “canto la jugada”: los ganadores podrían debutar en la VI WSB e ir al preolímpico de Argentina...

José Luis López Sado en Exclusivo 15/12/2015
0 comentarios

No quisiera equivocarme, pero el Torneo Nacional de Boxeo Playa Girón, que se inicia este domingo en el Palacio de los Deportes Rafael Fortún, de Camagüey, será uno de los más atractivos y candentes de los últimos años en casi todas las divisiones, si tomamos en cuenta lo que está en juego para los integrantes de la preselección cubana.

Y quién mejor que el jefe de entrenadores Rolando Acebal para que tributara sus consideraciones a Cubahora, luego de guiar una severa jornada de adiestramiento en la Escuela Nacional de Boxeo Holvein Quesada, en la localidad capitalina del Wajay.

—¿Estarán en acción todos los miembros del equipo nacional en representación de sus respectivas provincias?

—Sí, no tenemos ningún lesionado. Solo se ausentará el supercompleto matancero Yordan Hernández, por prescripción facultativa, pues fue noqueado por el santiaguero José Ángel Larduet en la pasada Serie Nacional por equipos, disputada en Pinar del Río. Todos los atletas del equipo han cumplido con el plan de entrenamiento para este torneo, incluido tres días semanales dedicados a la fuerza. Sin duda, esperamos mucha rivalidad.

—¿Cuál será el premio para los atletas más destacados en sus respectivas divisiones?

—Con este Playa Girón, cerramos el año competitivo de 2015. Pero, quienes ganen los títulos, tendrán una ventaja sobre los restantes para ser incluidos en el primer equipo que representará a los Domadores de Cuba en la cercana VI Serie Mundial de Boxeo (WSB, por sus siglas en inglés), la cual tendrá su fecha debut en enero. Además, estarán en condiciones de ser elegidos para competir en el torneo preolímpico de Argentina (marzo), a pesar de que ya poseemos siete hombres con boleto para la justa de Río de Janeiro 2016?

—¿Cómo se explica eso?

-Nosotros nunca abogamos por el nombre de quien logró el cupo, sino por quien esté en mejores condiciones. Y de aquí a marzo hay un buen trecho para analizar cada una de las diez divisiones. Por ejemplo, en 56 kilogramos, el ticket lo consiguió Andy Cruz en la pasada V WSB. Pero ahora él tendrá que competir en una división superior y, aunque esto no implica que renuncie a ese boleto, si en ese peso se impone el monarca olímpico Robeisy Ramírez, entonces tendríamos que decidir si llevamos al cienfueguero a Argentina.

—Según su criterio ¿qué divisiones mostrarán mayor porfía?

—Sin dudas, esas serán 56, 64, 69 y +91 kilogramos. En 56, a pesar de que no estará Andy, Robeisy tendrá seria disputa con el titular mundial juvenil Javier Ibáñez, mientras que en 64, el doble medallista de plata del orbe Yasnier Toledo deberá enfrentar el empuje de jóvenes talentosos como Jorge Moirán, Luis Oliva y Kevin Brown. Y si el colectivo técnico decide entonces que Andy compita en este peso, te imaginarás el buen lío que se armará.

—Mientras, en 69 se espera una final de corte mundial entre el monarca olímpico Roniel Iglesias y el subcampeón mundial Arisnoidis Despaigne, quien ya tiene tres triunfos en la Asociación Profesional de Boxeo, en la cual se compite a ocho rounds. Y Leinier Peró, Yoandri Toirac y José Ángel Larduet, no albergo dudas de que le darán colorido a la división superpesada.

—Así, en cada peso se verán más de dos hombres con potencialidades al oro. Eso es muy favorable, porque el primero del ranking nacional sabe que hay rivalidad y no puede confiarse de ninguno de sus oponentes.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos