jueves, 1 de diciembre de 2022

A pesar de otras noticias, hay suspense entre los jóvenes

Santiago de Cuba, ha logrado sostenerse a pesar de perder a su mejor lanzador, Ulfrido García, y dos bateadores del calibre de Oscar Luis Colás (contratado en Japón) y Yoelquis Guibert...

Norland Rosendo González en Exclusivo 25/05/2017
1 comentarios
Jornadas finales, serie sub 23
La etapa clasificatoria de la IV Serie Nacional de Béisbol sub-23 está a unos partidos de cerrar.

A la etapa clasificatoria de la IV Serie Nacional de Béisbol sub-23 le va quedando un suspiro. Aunque no están definidos aún los semifinalistas, cualquier otro tema en pelota genera más expectativa que este torneo, tan necesario en el calendario cubano, como urgido de cambios sustanciales si no quiere morir ponchado por la desidia, la baja calidad y la falta absoluta de espectacularidad.

En los últimos días, la noticia, sin dudas, fue la elección del manager de Industriales. El dual meet entre Víctor Mesa y Guillermo Carmona, aderezado por una prensa que reflotó por momentos sus coqueteos con el sensacionalismo, fue el titular de los debates deportivos populares y en las redes sociales durante varios días.

Inclinada la balanza para vestir como jefe de la manada de los Leones azules a favor del que alguna vez fue Leopardo Naranja y luego Cocodrilo Rojo, se destapó la Caja de Pandora con las opiniones de los que están a favor y en contra de tan controversial decisión.

Poco a poco, el huracán «postanuncio» va cediendo, aunque las últimas rachas de viento las sopló Carmona a los pocos medios que se han interesado por su criterio y su enjuiciamiento a las autoridades deportivas de La Habana por la forma en que desarrollaron el proceso de «desnudarlo» para vestir a otro «santo».

Se suponía que el campeonato sub-23, próximo a los play off, adquiriría entonces mayor relevancia entre los aficionados, pero los ojos se están posando más en la preselección nacional que entrena en el Latino con miras a la Liga Can-Am y el tope con la escuadra universitaria de Estados Unidos.

Del sub-23, la reyerta tumultuaria del lunes pasado en Sancti Spíritus entre los Gallos locales y los Toros de Camagüey ha sido la última noticia. Un escándalo que pasará a la historia del béisbol como el primer forfeit doble (ambos equipos decretados perdedores). Cuentan que los bates semejaban machetes y los cascos volaban como granadas. Hubo un herido y ¡34 expulsiones!.

Del hecho en sí no vamos a escribir, porque varios medios se han hecho eco del incidente. Solo digamos que ojalá esta sea la última trifulca campal, pero para ello se requiere, entre otras cosas, de un reglamento muy exigente; y que se cumpla.

He oído susurros de la sugerencia de eliminar el torneo sub-23. Sería otro golpe letal para el béisbol cubano, pues este campeonato, a pesar de ser corto, les garantiza una opción competitiva a un grupo grande de muchachos que de lo contrario se perderían entre entrenamientos y juegos de manigua, o colgarían, literalmente, los guantes y se irían a otros deportes.

Lo mejor es repensar este certamen, las condiciones de los equipos, el calendario, los horarios, el espectáculo; que enamore a la afición, que desarrolle talentos.

No es recomendable «castrar» a los conjuntos en medio de la clasificación; algunos, como Camagüey, han perdido su columna vertebral, en su caso el pitcheo, y de un serio aspirante a la corona han quedado como un luchador, más con dientes que con armas, por un boleto a la semifinal. Para colmo, en medio del desasosiego y la impotencia por el bajón de su rendimiento en las jornadas finales, sucede esta batalla manigüera en la valla de los Gallos.

EL SUSPENSE  SILENCIOSO

Mientras tanto, el sábado se sabrán los cuatro clasificados a la postemporada. En la zona oriental, el campeón de 2016, Santiago de Cuba, ha logrado sostenerse a pesar de perder a su mejor lanzador, Ulfrido García, y dos bateadores del calibre de Oscar Luis Colás (contratado en Japón) y Yoelquis Guibert, y su boleto no peligra, dada una ventaja de cuatro juegos sobre su más cercano persecutor, Granma.

Los Toros, que estuvieron todo el tiempo a la escolta de las Avispas e incluso, abrazados en la cima de la tabla de posiciones, han sido superados por los Alazanes de Granma, y entre estos elencos y Holguín se discute el otro pasaje a los play off.

En el occidente la situación está más compleja aún. Los Leopardos de Villa Clara, que prescinden ahora de su as del montículo, Yosver Zulueta, y su tercer bate, Norel González, casi se ahogan en el pantano de los Cocodrilos de Matanzas, pero lograron reflotar en el último desafío y mantienen un juego de ventaja sobre los Elefantes de Cienfuegos, su rival en la última subserie.

El otro aspirante, el equipo matancero, distante solo por dos rayas de los villaclareños, tendrá como adversario al débil elenco de Mayabeque, por lo que sus opciones de pasar a la siguiente fase son bastante grandes, a pesar de que no cuentan con su receptor titular, Ariel Martínez.

Quedan unos días para el inicio de los play off. Ojalá que estos logren levantar la autoestima del campeonato. Mucha falta que le hace a la pelota cubana.

Series que comenzaron:

Zona occidental: PRI-ART, IJV-HAB, MAY-MTZ, CFG-VCL.

Zona oriental: CAV-SSP, LTU-CMG, GRA-HOL, GTM-SCU.

Los segundos mencionados son los anfitriones.


Norland Rosendo González

Se han publicado 1 comentarios


mar
 25/5/17 11:00

y las indisciplinas y fajazones????

Deja tu comentario

Condición de protección de datos