domingo, 2 de abril de 2023

56 SN: Semifinales con sabor a…

¿Matanzas y Ciego de Ávila “navegarán” sin problemas hacia la final ante Granma y Villa Clara, respectivamente? Al menos seis desafíos deben cubrirse en cada subserie y no pocas sorpresas pueden sobrevenir...

Joel García León en Exclusivo 04/01/2017
0 comentarios
Vladimir García
Vladimir García será responsable de abrir el primer importante ppartido.

La pelota cubana vuelve a levantar la polémica desde este 4 de enero con el inicio de la semifinal de la 56 Serie Nacional entre Matanzas y Granma en el estadio yumurino Victoria de Girón y Ciego de Ávila-Villa Clara en el avileño José Ramón Cepero. Dudas y seguidores aparte, rivalidad, espectáculo y un mejor béisbol estarán garantizados.

El match entre las tropas dirigidas por Víctor Mesa y Carlos Martí promete ser más parejo que el vivido en la etapa regular del campeonato, cuando los “cocodrilos” barrieron dos veces a los “alazanes” y estos devolvieron la escoba una vez para terminar el duelo favorable a los primeros ocho victorias con cuatro derrotas.

El abridor anunciado por los occidentales, Yoanni Yera, solo ha podido triunfar una vez ante los poderosos bateadores del oriente; mientras Lázaro Blanco no tiene decisión este año ante los matanceros, aunque en temporadas anteriores archiva par de sonrisas. Será el clásico enfrentamiento entre dos de los mejores lanzadores de la Serie: el primero líder ponchador (123) y el segundo máximo ganador y con mejor promedio de carreras limpias (14 y 1.63)

Bastarán dos brazos como esos para contener el poderío de dos conjuntos que tienen en la ofensiva su arma predilecta para ganar. Si expectación hay por ver cómo reaccionará el tridente Yordanis Samón-Willian Saavedra-Jefferson Delgado, no menos atención acapara la reaparición del mejor jugador latino en la Liga Profesional Japonesa, Alfredo Despaigne, quien volverá al cuarto turno en la alineación granmense.

Para quienes gustan de la historia en los análisis o vaticinios, Granma aventaja a sus rivales de ahora 67 por 57 en todos los pleitos celebrados en Series Nacionales, aunque el detalle más significativo es que en el último quinquenio el balance le favorece a los rojos-amarillo 20 por 10. Nunca han chocado en play off, por tanto todo lo que suceda engrosará los libros como nuevo.

En la otra semifinal, los vigentes monarcas y triples campeones en nuestros campeonatos, Ciego de Ávila, salen un poco más holgado en cuanto a criterios de victoria, pero tampoco podrán confiarse demasiado ante un Villa Clara necesitado de anotar más carrera para apuntalar a su excelente pitcheo abridor.

Freddy Asiel Álvarez y Vladimir García, dos abridores de nuestra selección nacional, serán los responsables de tirar las serpentinas del importante primer partido. El derecho naranja les superó par de veces en la etapa clasificatoria, mientras que el veloz avileño dividió honores. Luego, Roger Machado debe colocar casi sin discusión a Dachel Duquesne, autor de par de lechadas este año frente al conjunto dirigido por Vladimir Hernández, quien pudiera decidirse por Yosvani Torres o Alaín Sánchez para enfrentarlo.

La incorporación de los últimos refuerzos oxigenó la ofensiva de los centrales (Alexander Ayala y Frederich Cepeda son cotizados siempre); mientras los “tigres” redondearon una línea central envidiable con Dainier Gálvez y Julio Pablo Martínez, al tiempo que sumaron un cuarto abridor al que le batean muy poco, Erlis Casanova.

Como al periodista le exigen siempre inclinarse hacia los equipos con más posibilidades de vencer esta penúltima fase de la Serie, ahí les va una consideración final. Si Matanzas, específicamente su director, logra dirigir con certeza y menos desesperación el pitcheo de relevo, debe imponerse sobre un Granma que tiene corazón y nómina para dejar atrás el bronce de 1989.

Más expedito parece el camino de los tigres hacia una tercera final consecutiva, sobre todo por la experiencia de Roger Machado y sus muchachos en estos partidos rompecorazones, en los cuales un titubeo inicial puede ser insalvable en las postrimerías.

Dentro de 10 días podremos valorar las coincidencias y diferencias de este comentario.


Compartir

Joel García León


Deja tu comentario

Condición de protección de datos