viernes, 12 de abril de 2024

21/06: Francia y Croacia dormirán a piernas sueltas

Con sus triunfos de hoy frente a equipos sudamericanos, galos y croatas sellaron sus pases a octavos de final...

José Luis López Sado en Exclusivo 21/06/2018
0 comentarios
Peru
Tras una excelente etapa clasificatoria, la selección peruana se despide de la cita mundialista sin lograr un triunfo (Foto: larepublica.pe).

Europa “le sacó los ojos” hoy a Sudamérica, en la octava fecha de la Copa del Mundo Rusia 2018. En Ekaterimburgo, por el grupo C, Francia contó con gol de su joya Kylian Mbappé, para vencer 1-0 a Perú, mientras que en Nizhny Novgorog, el conjunto de Croacia le endosó escandalosa goleada de 3-0 a Argentina, para así conseguir sus respectivos boletos de cara a la venidera fase de octavos de final.

Mbappé, de 19 años, se convirtió en el jugador galo más joven en anotar en una lid mundialista. En el minuto 34, el delantero del PSG francés marcó el tanto del triunfo, al definir sin marca en el área chica después que un defensor desvió un disparo de Olivier Giroud, lo que dejó mal parado al portero peruano Pedro Gallese.

Mbappé celebra el gol de Francia contra Perú (Foto: AFP).

Que Giroud abriera como regular en el equipo del técnico Didier Deschamps, parece tener una clara explicación: el crack Antoine Griezmann –desparecido totalmente en el juego de hoy-, lo pidió a viva voz, para no quedarse solo en la punta. El espigado delantero es un «obrero» de la cancha, especialista en bajar balones y dejárselos servidos a sus compañeros de ataque. Pero como no aparecía Griezmann, sí lo hizo Mbappé.

Y Francia estará a partir de ahora mucho más en la mira de cada director técnico de los equipos que vayan avanzando.  Fue más vertical desde el inicio. Y después del gol, con el talento de volantes de marca como Pogba, Matuidi y Kante, unido a la excelente vocación de sus defensas centrales Varane y Umtiti, presumió de lo que sabe: irse atrás y prepararse para un contraataque que no hizo falta.

Perú mostró muy poco y se despide del Mundial que volvió a jugar después de 36 años. Pudieron empatar en el 50’, con potente zurdazo de Pedro Aquino desde fuera del área; pero pegó en el poste derecho.

En el otro cotejo de ese grupo C, Dinamarca y Australia empataron 1-1, con lo cual se definirá la segunda plaza en la última fecha preliminar. Los daneses muestran cuatro puntos, y los “canguros” aún respiran, con una rayita. Lo que se vio en el estadio de Samara, fueron más ocasiones y dominio del balón del cuadro oceánico.

Pero los Diablos Rojos daneses mostraron concentración y buena lectura entrelíneas, para rescatar el punto. Si se domina la Telstar 18 pero no se mete dentro de la portería, de nada vale. Y eso les ocurrió a los australianos, porque les falta talento a sus jugadores de ataque.

Apenas en el minuto 6, Dinamarca abrió el pizarrón mediante los botines de su volante creativo Christian Eriksen, quien recibió la pelota del delantero Nicolai Jorgensen en el punto penal y disparó de volea al ángulo de la portería australiana. La paridad llegó al 36′  tras un cabezazo en el área del delantero Mathew Leckie que el danés Yurary Poulsen quiso despejar, pero el balón pegó en su brazo para crear confusión y llamar al VAR. Así, el mediocampista y capitán Mile Jedinak se encargó de la ejecución desde el punto penal y consiguió la igualdad.

Dinamarca y Australia saldaron un empate 1-1, en Samara (Foto: AFP).

Curiosamente, este fue el segundo gol de Jedinak, ambos de penal, y la segunda falta de Poulsen, también por penalización. La primera fue ante Perú. Poulsen, además de ser amonestado, se convirtió en el segundo jugador que comete penalti en dos partidos consecutivos en toda la historia de la Copa del Mundo. El primero fue el brasileño Domingos da Guia, hace 80 años, el 5 y el 12 de junio de 1938.

CROACIA YA ESTÁ EN OCTAVOS

Y en Nizhny Novgorog, de la mano –quise decir, de las piernas- de su crack y volante creativo Luka Modric, la escuadra de Croacia le metió un baile de fútbol a la Argentina de Lionel Messi, especialmente en el segundo tiempo, para golearla 3-0.  En la primera mitad, dio pena apreciar tanto error en la circulación del balón por parte de ambos conjuntos, que por demás, son de los mejores del mundo.

Nadie creía lo que veía. Las patadas iban y venía, no había recuperación de balones, se jugaba (casi) más fuera que dentro de la cancha, y el evidente nerviosismo calaba hondo, porque este era un juego clave. Pero en la segunda mitad, Croacia puso el arte y Argentina el músculo. En el minuto 52, un craso error del portero argentino, Willy Caballero, dejó servida la pelota a Ante Rebic para el 1-0.

El croata Luka Modric (derecha) le ganó la batalla al crack argentino Lionel Messi (Foto: EFE).

Y de ese fiasco, jamás pudo recuperarse el conjunto de Sampaoli. Desarmado en su totalidad, le dio más patadas a las piernas croatas que al balón. De nada valieron el ingreso de Higuaín por Agüero y Dybala por Enzo Pérez.

Los europeos apreciaron ese desorden albiceleste y, a los 79 minutos, Modric quedó frente a la cabaña y sacó un disparo entre los defensores argentinos, inatajable para Caballero. Entre tanto toque croata y la excesiva e innecesaria violencia albiceleste, la confirmación de la goleada llegó en el 90+1, en un letal contraataque que cristalizó Ivan Rakitic, otro de buena actuación durante todo el juego.

Mañana se disputarán tres partidos. Por el grupo D lo harán Nigeria-Islandia, mientras que por el E jugarán Brasil-Costa Rica y Serbia-Suiza.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos