lunes, 5 de diciembre de 2022

02/07: Neymar desequilibra y Bélgica remonta

Brasil venció 2-0 a México y se las verá en cuartos ante Bélgica, que se deshizo 3-2 de Japón...

José Luis López Sado en Exclusivo 02/07/2018
0 comentarios
ney
Con un estilo de juego vistozo y contundente, los dirigidos por Tite destacan como una de las selecciones favoritas para quedarse con la Copa del Mundo.

La espectacular demostración del crack brasileño Neymar, clave en el triunfo de su equipo por 2-0 contra México, y la histórica remontada de Bélgica para revertir el marcador y vencer 3-2 a Japón, matizaron hoy la penúltima fecha de octavos de final, en la Copa del Mundo de Fútbol con sede en varias ciudades de Rusia.

En el estadio de Samara, el pentacampeón Brasil contó con una magistral jornada de su ídolo Neymar, con quien van a soñar los  defensas y volantes de contención mexicanos. Llegada tras llegada al área, y constante peligro, creó la presencia del delantero del PSG francés, quien en busca del ataque, especialmente en sus intentonas de contragolpe, tuvo como fiel acompañante a Willian. La velocidad de ambos.

El duelo arrancó con mucha presión azteca por toda la cancha, durante el primer cuarto de hora. Pero Casemiro y Paulinho se las arreglaron para meter las piernas en el mediocampo, cuando “Chicharito” Hérnandez, Hirving Lozano y Carlos Vela imprimían velocidad por esa zona. Luego, cuando mermó algo el físico azteca por tanto sube y baja, le tocó el turno a la “canarinha”, con 25 minutos finales de pleno acoso a la cabaña de Guillermo Ochoa.

Neymar lo asustó con una llegada clara, y luego, el defensa Edson Álvarez logró desarmar a Ney. Además, Gabriel Jesus –quien hasta ahora no ha demostrado nada en el Mundial-, probó a “Memo” en otra llegada brasileña antes de que ambos equipos se fueran al descanso.

Neymar realizó  una gran actuación durante los 90 minutos (Foto: Getty Images).

Pero el segundo tiempo, fue un “monólogo” por parte de los de la tierra de la Samba, cuando Neymar se mostró cual hábil y desequilibrante es con la pelota, como verdadero portador de ese jogo bonito que ha recuperado el seleccionador Tite. El primer gol llegó en el minuto 51, con una jugada iniciada por el crack brasileño, que arrancó en diagonal en la frontal del área arrastrando la marca, y le dejó la TelStar 18 a Willian, de tacón. El delantero del Chelsea centró y el propio Neymar remató la faena tirándose en plancha solo frente al arco.

 Los mexicanos carecieron de ocasiones, pero las pocas que tuvieron, no supieron concretarlas. Una fue de Vela, quien pudo igualar en un contragolpe; pero Alisson Becker desvió por arriba su disparo. En la réplica, “Memo” Ochoa evitó con una estirada que Willian hiciera el segundo de Brasil.

Pero ya en el 88’, cuando México no renunciaba al empate, volvió a aparecer Neymar y, en una veloz contra por la banda izquierda, su disparo de lado fue desviado por Ochoa, quien no pudo evitar que el recién ingresado delantero Roberto Firmino marcara el segundo gol, como para pedirle a Tite que le conceda el puesto de regular inherente en los cuatro primeros juegos al intrascendente Gabriel Jesus.

Brasil no contó hoy con la creatividad de Coutinho; pero no le hizo mucha falta. Entre Ney y Willian, en el partido de su redención, mandaron a casa al cuadro mexicano, que firmó su séptima derrota consecutiva en la fase de octavos de final en citas del orbe. Las palmas para el central Rafa Márquez, quien pasará a la historia como el primer jugador titular en cinco Copas Mundiales

REMONTADA BELGA ANTE LOS SAMURÁIS

Mientras, en la Rostov Arena, el conjunto de Bélgica firmó una espectacular remontada para vencer 3-2 a un Japón que no dio ni pidió tregua, pues ante la verticalidad y el mejor ABC futbolístico de los belgas, pusieron orden y paciencia. Del primer tiempo, muy poco que decir: muchos intentos de los Diablos Rojos europeos, que tuvieron más la pelota y llegaron en numerosas ocasiones en busca de la portería custodiada, con gran corazón, por Kawashima.

Entretanto, el complementario estuvo pletórico de gambetas, trazos precisos, bandas abiertas y cinco goles que son amores. En apenas siete minutos, los samuráis pusieron contra las cuerdas al favorito cuadro belga, gracias a los goles de Genki Haraguchi e Takashi Inui, en los minutos 47 y 52, respectivamente. Esta dupla de ataque no cesó, en ese período, de llevar peligro al área de Courtois.

Pero poco a poco, los Diablos Rojos del técnico español Roberto Martínez fueron despertando de ese (casi) nocaut y comenzaron a poner en apuros a Kawashima. Vertonghen, en el 68', y Fellaini, en el 73', pusieron el empate.

Fellaini resultó ser una pieza clave en el enfrentamiento contra los nipones (Foto: Getty Images).

Los nipones no se amilanaron y siguieron buscando la meta de Courtois, que hizo dos intervenciones salvadoras. Sin embargo, cuando estaba a punto de escucharse el pitazo final y extenderse el juego a los tiempos extra, llegó en el minuto 94 la contra letal de Bélgica que finalizó Chadli, para poner a su selección en cuartos de final donde se enfrentarán a Brasil.

Mañana cerrarán los cuartos de final con los duelos Colombia-Inglaterra y Suecia-Suiza.


José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos