jueves, 8 de diciembre de 2022

07/07: Inglaterra sí y Croacia también

Con sus triunfos de hoy, Inglaterra y Croacia se colaron entre los cuatro mejores equipos del certamen…

José Luis López Sado en Exclusivo 07/07/2018
0 comentarios
Croacia gana
Croacia se quedó este sábado con la última plaza en las semifinales de la Copa del Mundo.

A la fase semifinal, esa que sitúa a una selección a un paso de la añorada y enrevesada discusión del título en la Copa Mundial de Fútbol, ya no le cabe un agraciado más en la actual edición con sede en varias ciudades de Rusia, al caer hoy las cortinas de los cuartos de final.

En una jornada muy atractiva, que quebró algunos pronósticos, los favoritos cuadros de Inglaterra y Croacia, apoyados en sus respectivas filosofías de juego, hicieron la tarea y se las verán en la semi del próximo miércoles.

Los ingleses vencieron 2-0 a Suecia, en tanto el conjunto balcánico de Luka Modric superó 4-3 al cuadro anfitrión, en tanda de penales, tras llegar igualados 2-2 a los 120 minutos de juego.

En el estadio de Samara, a primera hora, el elenco inglés hizo valer su condición de favorito. Apoyado en el talento de sus jóvenes, como Harry Kane y Delle Alli, y en esa poderosa defensa de tres hombres, le dio muy pocas libertades a un cuadro sueco que apostó, una vez más, al “frontón” defensivo y el contragolpe de Forsberg.

Los ingleses festejaron en el minuto 30, gracias al gol del zaguero Maguire, quien con su altura de 1.94 metro, se elevó por encima de los defensores suecos, tras un saque de esquina de Ashley Young desde la izquierda.

Casi al escucharse el pitazo para el final de la primera mitad, Inglaterra estuvo cerca de sentenciar el duelo, cuando el veloz delantero Raheem Sterling recibió pase lejano de Henderson; intentó regatear a Olsen, pero el portero de Suecia le dio un manotazo al balón y lo alejó para que no lo pudiera rematar.

El equipo escandinavo necesitaba el empate e Inglaterra sabía que, en ese afán, dejaría muchos espacios libres. En el 47’ hubo un buen remate de cabeza de Marcus Berg, pero el arquero Jordan Pickford despejó el peligro.

El segundo gol, ese que da tranquilidad, llegó para los ingleses en el minuto 58. Jesse Lingard, con buena actuación en el partido, puso el balón en el área y Dele Alli cabeceó a la perfección para decidir el juego.

Los buenos reflejos de Pickford le evitaron males mayores al conjunto vencedor. En el 70’, cuando Suecia se decidió a abandonar el candado defensivo e irse en busca del área chica rival, el delantero Berg disparó y se encontró con las manos del portero.

Inglaterra no alcanzaba una semifinal mundialista desde 1990 (Foto: EFE).

LOS PENALES FAVORCEN A CROACIA

Mientras, en Sochi, cuando todos esperaban –y yo me incluyo-, un partido de poca creación de oportunidades por la esperada trabazón en la medular de la cancha, que provocaría escasas oportunidades de llegadas a las áreas rivales, Croacia y Rusia echaron abajo tales vaticinios y, a puro derroche y entrega, debieron decidir en la tanda de penales, luego de empatar 2-2 en 120 minutos de juego.

Una vez más, los balcánicos del técnico Zlatko Dalic, apostaron al trabajo de su espectacular mediocampo, donde ubicaron a los volantes Luka Modric e Ivan Rakitic como principales creadores del juego, en tanto Ivan Perisic por la izquierda y el gigante Mario Mandzukic como centro delantero, intentarían quebrar el “muro defensivo” que edificaría el adiestrador ruso Stanislav Cherchesov.    

Los croatas dominaron el juego, tuvieron más la pelota, pero no encontraban la llave para abrir el candado defensivo rival. Y mientras mejor ellos creaban y creaban ocasiones, fue Rusia el que abrió el marcador en el minuto 31 cuando Cheryshev, luego de una asistencia de Artem Dzyuba, le pegó fuerte de zurda al balón y lo anidó en la cabaña de Danijel Subacic, para signar su cuarto gol del torneo.

Pero el conjunto de Dalic no se desequilibró. Todo lo contrario. Ese golpe les obligó a mostrar su mejor aval técnico, aunque Modric se veía muy poco y Rakitic estaba desaparecido. En el 39’ un centro de Mandzukic fue cabeceado por Kramaric y la pizarra singó la paridad.

La cautela se apoderó de ambos cuadros. Ninguno quería pecar de desatenciones defensivas y Croacia, más capacitado en la conducción y el trato al balón, no lograba demostrarlo. Así se fueron al alargue. Y al cierre de los primeros 15 minutos de tiempo extra, tras el cobro de un córner, el central Vida pegó un potente testarazo para poner el 2-1 favorable a los croatas.

Pero solo cinco minutos después, con el tercer gol de cabeza en el juego, el brasileño nacionalizado ruso Mario Fernandes levantó al graderío con su diana del nuevo empate. No hubo más y llegó la decisión en los penales, en la que ganaron los croatas 4-3 cuando su portero Subacic le paró el disparo a Smolov y el propio Fernandes, quien se había gastado un partidazo, tiró el suyo por fuera de la cabaña.       

Inglaterra y Croacia se las verán en la semifinal del venidero miércoles, un día después del interesantísimo duelo entre Francia y Bélgica.

Los ganadores disputarán la final el próximo domingo, mientras los perdedores discutirán el bronce que a (casi) nadie le interesa, un día antes.


José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos