viernes, 23 de febrero de 2024

Nayib Bukele no se detiene (+ Audio)

Al presidente de El Salvador, ni las izquierdas ni las derechas le frenan el propósito de lo que llama la transformación de su país...

Clara Lídice Valenzuela García en Exclusivo 27/07/2023
0 comentarios
Presidente del Salvador Nayib Bukele
El Presidente del Salvador Nayib Bukele anunció que buscaría la reelección a pesar de que la Constitución Nacional prohíbe los mandatos consecutivos

El presidente Nayib Bukele, con un 90,6 % de apoyo popular en la actualidad, será candidato a la reelección en febrero del próximo año, a pesar de quienes, desde distintas tendencias políticas, le tildan de burlar la Constitución Nacional y violar los derechos humanos. Sin embargo, la política de cambio en la situación de terrorismo doméstico en que vivía El Salvador, con poco más de 6 000 000 de habitantes, unido a los programas económicos y sociales cumplidos durante su mandato, indican que hoy este joven de 41 años, con métodos poco tradicionales, y sin mucho respeto por leyes sin correspondencia con la vida nacional, seguirá sin dudas al frente del gobierno, sin dejar mucho chance a partidos tradicionales.

Ello no signifique que cese la presencia de otras agrupaciones políticas, pero con la certeza de que no derrotarán a Bukele en 2024, si se cumplen las previsiones de analistas para el futuro cercano del llamado Pulgarcito de América, el país más pequeño de Hispanoamérica, y también el más densamente poblado.

La puja en la política local, tanto de izquierdistas y progresistas como por conservadores, es mantenerse activos en el futuro, con el logro de escaños en la Asamblea Legislativa.

Al menos eso indicó a la agencia Prensa Latina el expresidente del Banco Central de Reserva (BCR) Carlos Acevedo en los gobiernos del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), al que Bukele, exintegrante de ese partido, ganó los comicios del 2021 y rompió con 30 años de bipartidismo de esa agrupación y el derechista Arena..

El presidente anunció que buscaría la reelección a pesar de que la Constitución Nacional prohíbe los mandatos consecutivos. En 2021, el máximo tribunal del país, cuyos miembros son designados por el Congreso, dictaminó que sí podía intentar la repetición del mandato para completar su discurso de cambios socioeconómicos, decisión que provocó la condena internacional, incluso de Estados Unidos (EE.UU.).

Siempre vestido de manera sencilla, tocado con una gorra cuya visera descansa en su nuca, empresario descendiente de palestinos, es criticado por igual por el FMLN y el Foro de Sao Paulo, como por el gobierno de Joseph Biden, en las antípodas del mapa geopolítico internacional.

Críticas que, al parecer, mellan muy poco en el exalcalde de San Salvador  que ha ganado celebridad no porque los índices generales de la nación hayan mejorado en los tres últimos años sino porque en su campaña electoral aseguró que acabaría con las pandillas de delincuentes y así lo viene cumpliendo. Y ese era un gravísimo problema para la sociedad local.

Sin la tranquilidad existente ahora en las calles de San Salvador y otras comunidades locales hubiese sido imposible la celebración en ese país de los recientes XXIV Juegos Panamericanos y del Caribe, que llevó al Pulgarcito a deportistas de 37 naciones que disputaron 53 disciplinas.

El tema para poner a Bukele en la palestra pública como un dictador son los llevados y traídos derechos humanos de quienes asesinan, violan, secuestran, asaltan y fomentan el terror entre los ciudadanos, o sea, las bandas paramilitares vinculadas al narcotráfico, que ahora son defendidos desde la ONU hasta la Unión Europea y EE.UU..

Para marcar un punto cero, el gobierno determinó hace 14 meses decretar el estado de excepción hasta que quede un pandillero suelto. Quizás porque existe el criterio de que un bandolero deportado en solitario de Estados Unidos (EE.UU.) nucleó a jóvenes para fomentar el crimen en tierras salvadoreñas. Por tanto, así piensan las autoridades, con uno solo de ellos en la calle, puede replicarse el delito.

Con la llamada operación Control Territorial las autoridades salvadoreñas han encarcelado, hasta este mes, 71 000 presuntos criminales, en su mayoría jóvenes de procedencia humilde captados por grupos del narcotráficos que circulan por Centroamérica.

Es cierto que bajo el régimen de excepción bien pueden ser apresados civiles inocentes, detenidos y sometidos al mismo tratamiento que los pandilleros, pero el ministro de justicia y Seguridad Pública salvadoreño, Gustavo Villatoro, garantizó a la prensa el cuidado del conglomerado de prisioneros,

Villatoro aseguró que "Estamos haciendo todo esto en el marco de nuestra Constitución y nuestras leyes", según el titular, quien estima que en la cúspide de los derechos humanos están, ante todo, los de los mas de 6 000 000 de salvadoreños. "No podíamos, expresó, estar viviendo bajo un régimen terrorista".

Para el ministro, "en muchas partes del mundo pareciera que lo que importa es tutelar y velar por los derechos humanos de los criminales y nos olvidamos de la sociedad" y precisó que la prioridad del Ejecutivo es ¨el cuidado de la ciudadanía¨, lo que, estimó, genera críticas sin fundamentación lógica.

BUKELE APEGADO A LAS TAREAS

Cuando ocupó el sillón presidencial, Bukele sabía que enfrentaría una tarea harto difícil, pues en los últimos 30 años, y aunque hubo intentos de entendimiento con los jefes de pandilla no pudo mantenerse un clima de paz.

Medios cercanos al gobierno estiman que organizaciones internacionales intentan manipular a la opinión pública respecto a supuestos acuerdos del mandatario con jefes de bandas, lo cual carece de fundamento ante la prisión de los pandilleros, estimados por el oficialismo en 78 000.

El Ejecutivo de Bukele trabaja sobre la base del cumplimiento de tareas. La de captura de bandidos no concluirá mientras haya uno en la calle.

Estimaciones oficiales pantean que el crimen creció cuando EE.UU. deportó a criminales, hace décadas, sin alertar a las autoridades del Pulgarcito.En los últimos 25 años perdieron la vida más de 120 000 ciudadanos, lo que supera la cifra de 70 000 caídos durante la guerra civil.

No obstante, el régimen de Joseph Biden se manifestó contra lo que llamó ¨método Bukele¨ con el que bautizó el plan de detenciones de criminales.

Una actitud que no preocupa al mandatario que ya advirtió que en su próximo mandato –el que da por seguro- arremeterá contra la corrupción de cuello blanco, lo que traerá por supuesto la ojeriza del líder de la Casa Blanca, cuyo hijo aparece vinculado a oscuros movimientos de negocios. Se trata de una lucha que se promete titánica contra la corrupción. En un adelanto, Bukele indicó que ¨los involucrados en actos de corrupción fomentaban y usaban la criminalidad para desviar la atención pública y no derrotaban a los pandilleros porque los necesitaban¨.

Además, EE.UU. ha sido históricamente el cogobernante de El Salvador, e, indican expertos, lo que hace Bukele va en contra de las políticas de sometimiento de los norteños, aun cuando en El Salvador puedan cometerse errores o haya enfoques incorrectos en algunas de sus políticas públicas.

Las relaciones con EE.UU. se deterioraron en 2021, tras un acercamiento comercial con China, que proporcionó a El Salvador vacunas Covid-19 y ayuda económica. En respuesta, la Casa Blanca publicó una lista de "funcionarios corruptos" del entorno presidencial.

Aunque no lo ha anunciado, se estima que una de las tareas del próximo gobierno será reformar algunos puntos del Código Penal para evitar que resurjan entes criminales, y mejorar el funcionamiento del sistema de justicia.

En un análisis del trabajo gubernamental el 1 de enero de este año, Bukele, que se considera cristiano de parientes musulmanes, anunció que 30 000 familias recibieron protección con escrituras, protecciones, construcciones, financiamiento para una inversión de 564 000 000 de dólares. Este año la meta asciende a otros 21 900 000 más para seguir atendiendo esas obligaciones.

Ante la tranquilidad que hasta ahora impera en el país, otro logro en 2022 fue la recuperación del turismo. En 2018 llegaron a ese país 1 700 000 visitantes foráneos, y en los 10 primeros meses del 2022 ascendían a 2 000 000.

Ese sector aportará, se espera, 2 400 000 de diviss para dinamizar el crecimiento del empleo y la economía, en especial las comunidades donde hay mayor desarrollo.

Durante su gestión, el gobierno realizó un meritorio programa contra la Covid-19, con apoyo de vacunas chinas, que salvaron miles de vidas.

También en este cuatrienio colaboró con los pequeños productores de maíz y frijol  con semillas para garantizar los 25 millones de quintales durante la cosecha 2022-2023, que garantiza la seguridad alimentaria de la población, en beneficio de las familias en estado de mayor vulnerabilidad.

Además, un día después de que comenzara la distribución de los paquetes agrícolas de maíz, lanzó el Fideicomiso Especial para el Sector Agropecuario (FIDEAGRO), con el objetivo de apoyar con créditos blandos a los cultivadores de granos básicos, hortalizas, frutas, así como a los pequeños ganaderos y pescadores artesanales.

Aunque hay una tarea para el crecimiento del empleo en los próximos años, el Sistema de Información del Mercado Laboral (Simel) entre octubre del 2021 y el mismo mes de 2022, la cantidad de nuevos trabajadores formales ascendió a 54 996, para elevar la cifra general a 961 249, para un incremento de un 6.1 %.

Por petición del gobierno, en estos comicios serán reducidos la cantidad de diputados, con representación proporcional, y de gobiernos locales, 149 de los 262 en manos del oficialismo para, según Bukele, haya una distribución más equitativa de los recursos estatales.

Encuestas revelan, a siete meses de las elecciones, que los salvadoreños esperan de Bukele la solución al desempleo, a pesar de los esfuerzos en este sentido (40,9% de los interrogados) y el alto costo de la vida (34,1 %).

Pese a los distintos criterios emitidos por los críticos del sistema salvadoreño, un reciente estudio de una firma privada revela que el 80 % de la población cree que el rumbo del país “va muy bien”, y que la seguridad es el "mayor logro" del gobierno  (85.7 %).

“En 2022, nuestro Producto Interno Bruto creció en 10.3%, los ingresos provenientes del turismo crecieron en 52%, el empleo creció en 7%, las nuevas empresas subieron en 12%, las exportaciones se incrementaron en 17%, la generación energética creció en 19%, la exportación de energía creció en 3,291% y los ingresos internos crecieron en 6,6 %, indicó el ministerio de Economía.

Entretanto, el Ejecutivo implementa nuevas estrategias para atraer inversiones al sector privado y con ello más altas cifras de empleo digno.

“Las apuestas estratégicas del presidente Bukele destinadas a seguridad, educación, proyectos turísticos y de infraestructura portuaria y aeroportuaria, son indispensables para que continuemos avanzando a pasos acelerados”, indicó el comisionado presidencial para Proyectos Estratégicos, Cristian Flores.

Estas son las credenciales que Bukele muestra a los salvadoreños en busca de su reelección, más allá de las críticas de sus adversarios, y de sus eventuales maneras de ver la política y lo que conviene o no al Pulgarcito de América.

 


Compartir

Clara Lídice Valenzuela García

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos