domingo, 19 de mayo de 2024

Bukele piensa repetir suerte en política (+Audio)

El presidente salvadoreño informó que aspirará a la reelección en 2024 y desató un debate nacional...

Clara Lídice Valenzuela García en Exclusivo 21/09/2022
0 comentarios
Nayib Bukele
El presidente Nayib Bukele anunció que piensa presentarse a la reelección, cuando disfruta de más de un 80 % de aprobación popular, tres años después de asumir el mando del Pulgarcito de América. Foto: Tomada de BBC

El Salvador, el país más pequeño pero de mayor concentración humana en Centroamérica, vive días de intenso debate en torno a la figura de su presidente, Nayib Bukele, quien advirtió que piensa postularse a la reelección, apoyado por más de un 80% de aprobación popular a su gestión.

Bukele, 40 años, ex alcalde de San Salvador, la capital, es considerado por miradas inquisidoras como un ¨loquito¨ irrespetuoso de los derechos humanos.

A este descendiente de palestino nada parece detenerlo en su interés de convertir, dice, al llamado Pulgarcito de América en un país mejor y más seguro que cuando asumió hace tres años, aunque no todos coincidan en sus métodos.

La proclama fue fecha por el mandatario el pasado día 15 en la Casa de Gobierno, cuando se festejaba el Día de la Independencia de España. Años atrás, el mismo rechazaba la idea de que hubiese un jefe de gobierno por dos períodos consecutivos.

Sin embargo, analistas coinciden en que este joven empresario y político debía terminar lo que empezó en cuanto a la seguridad interna, pues cuatro años es poco tiempo para estabilizar un quiebre de las pandillas que aterran a la población residente en 14 departamentos y 262 municipios, agrupados en las zonas Occidental, Oriental y Central.

Había un contratiempo: la Constitución Nacional de 1983 prohibía más de un mandato presidencial, lo que, sin embargo, no alteró la convicción de Bukele de seguir al frente de la política salvadoreña.

En opinión del mandatario, que esperaba reacciones adversas de la oposición y de algunos países desarrollados, ¨el país demostró que ahora es soberano e independiente y el régimen funciona¨.

El fundador del partido Nuevas Ideas, reconoció ante la audiencia en el Palacio de Gobierno que –y así ocurrió- esperaba las protestas desde el exterior y los cuestionamientos de naciones desarrolladas.

Este joven presidente, que asumió con 36 años, calificó de ¨hipócritas¨ a más de un país pero, dejó claro que ¨será el pueblo el que tomará la decisión correcta. Todos ellos, precisó, tienen reelección. Las prohibiciones solo son para países del llamado tercer mundo¨.

Bukele es duramente desacreditado por ciertas posturas que muchos consideran radicales, aunque en encuestas como Cid Gallup, registra un 91 % de popularidad en la actualidad.

Uno de sus críticos más acérrimos es Estados Unidos (EE.UU.). El año pasado, el asesor de la Casa Blanca para asuntos occidentales, Juan González, lo comparó con el desaparecido líder venezolano Hugo Chávez, quien es considerado un paradigma revolucionario y democrático, instaurador del socialismo en su país y la integración regional.

Convencido está Bukele, quien usa una gorra como un pelotero de barrio, que el camino no puede desecharse si funciona. En septiembre del año pasado, la Sala de lo Constitucional habilitó la reelección presidencial inmediata con la modificación del artículo 83 de la Constitución, O sea, el documento rector ya no es un freno, en tanto el Tribunal Supremo Electoral se pronunció a favor de cumplir con tal sentencia.

En su Resolución, la Corte refirió que "Atar la voluntad del pueblo a un texto que respondía a necesidades, contextos o circunstancias de hace 20, 30 ó 40 años ya no es una interpretación de derechos, sino una restricción excesiva disfrazada de seguridad jurídica".

Para llegar a ese punto, en mayo de 2021, Bukele, con la colaboración del Congreso -donde Nuevas Ideas tiene mayoría- expulsó a cinco jueces de la Sala de lo Constitucional, la mayor autoridad judicial del país.

No todas son loas a Bukele. "Si se registra como candidato, se consumará un burdo fraude electoral", señaló a través de Twitter el constitucionalista salvadoreño José Marinero.

"Sin frenos al poder político, el presidente hace lo que desea. ¨Voy a permanecer en el poder porque quiero y porque puedo¨, agregó el analista.

Lo que hasta ahora queda claro es que las fuerzas opositores, con sus dos pilares, el derechista partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), carecen todavía de un delegado que pueda derrotarlo en las urnas. Observadores indican, quizás con exageración, que incluso en próximos comicios pueden desaparecer como toldas políticas.

AMBIENTE FAVORABLE PARA BUKELE

Malmirado en círculos de derechos humanos por encarcelar a 52 200 miembros de las maras, con lo que logró una reducción de casi a cero en el número de homicidios, indican fuentes oficiales, Bukele tiene en su entorno un ambiente favorable para sus aspiraciones palaciegas.

Para los salvadoreños, la seguridad ciudadana es una necesidad de primer orden. La semana pasada, el gobierno prorrogó por sexta ocasión el estado de excepción hasta el 18 de octubre venidero. En este tiempo las fuerzas del orden detuvieron sin orden judicial a presuntos líderes y denominados soldados de Mara Salvatrucha (MS-13) o Barrio 18, las más poderosas y conocidas.

La decisión de adoptar una medida extraordinaria en el orden interno ocurrió a fines de marzo pasado, luego de una escalada de violencia atribuida a las pandillas, que se cobró la vida de 87 personas en tres días.

Las cuadrillas son una estructura de violencia y de acciones criminales. Su influencia radica en alto nivel de letalidad ejercida por sus métodos violentos, tal como quedó demostrado cuando consumaron 62 homicidios en un solo día. Con sus acciones han quebrado el tejido social. Las personas viven encerradas y siempre con temor.

La delincuencia organizada posee un nivel de influencia marcada para poder confrontar con el poder del Estado, y Bukele precisó que no la toleraría.

Puede ser que los decomisos de droga continuos, operativos que restaron capacidad económica a las pandillas, más la captura de algunos líderes importantes, desataran la furia de los grupos ilegales el pasado marzo.

Ante el apresamiento se abren dos escenarios: uno es que hará el gobierno con los apresados, pues no pueden vivir eternamente tras las rejas y sin juicio. El otro es que el estado de excepción permite encarcelar personas inocentes, según denuncias públicas y en organismos internacionales.

Bukele es criticado y desaprobado por organizaciones defensoras de derechos humanos que, empero, poco se pronunciaron durante las matanzas ocasionadas por las maras. El gobierno salvadoreño estimó que esas entidades consideradas humanitarias extranjeras intervienen en los asuntos internos de una nación soberana, con un líder electo en las urnas y que prometió acabar con los homicidios y, a su manera, lo está cumpliendo.

El Plan de Control Territorial y las medidas extraordinarias adoptadas trae alivio a una población que vivía aterrada ante la amenaza de los delincuentes, ahora en la cárcel solo vestidos con ropas íntimas, rapados, y exhibiendo sus increíbles tatuajes, símbolo de pertenencia a los pandillas terroristas. Con críticas de por medio, pero apartados de las calles, el pequeño país de Centroamérica ya abandonó la lista de las naciones más violentas del mundo.

EDUCACION PARA CRECER

El pasado día 7, el gobierno presentó la reforma denominada “Mi Nueva Escuela”, una apuesta que dignificará los espacios de aprendizaje de forma integral, para contribuir a la formación de las nuevas generaciones con metodología de alto nivel. Un paso decisorio para evitar las pandillas integradas por muchachos pobres y sin futuro.

Esta estrategia contribuirá a la implantación de una nueva era educativa, en la que aparecen métodos modernos con herramientas y tecnológicas de calidad, así como atención en salud y nutrición, permitiendo el acceso universal a una formación de calidad.

El gobierno anunció que hará la remodelación de 5 150 escuelas en cinco años. Esos centros contarán con Internet gratuita y otras bondades, a fin de garantizar la igualdad  de oportunidades desde la niñez.

El primer pilar de la buena evaluación de Bukele es la seguridad, un tema que preocupa a la ciudadanía desde la finalización del conflicto armado y que en lugar de mejorar fue empeorando en cada gobierno de Arena y el FLMN.

Abril de este año cerró como uno de los meses más seguros de la historia reciente –según datos oficiales- con una cifra mínima de muertes violentas.

Los otros dos ejes sociales, salud y educación, están sujetos al buen manejo de la pandemia del COVID-19 y a las estrategias para mejorar el nivel social. Por esos resultados el pueblo quiere seguir con Bukele, quien también debe resolver el tema económico.

El Día de la Independencia, organizaciones de la sociedad civil marcharon  para protestar contra el gobierno por algunas de sus decisiones, entre ellas la no discriminación de los apresados durante el régimen de excepción.

Esta sería al menos la quinta marcha que se realiza desde el 7 de septiembre de 2021, cuando cientos de personas protestaron contra  la implementación de la ley bitcoin que permite el uso de la criptomoneda como método de pago junto al dólar.

Por otra parte, el gobierno anunció la apertura oficial de la recompra de los bonos de la deuda externa en manos de tenedores por un valor de 800 000 000  de dólares que vencen en enero próximo.

El economista Cesar Villalona comentó a la agencia de noticias Prensa Latina, que ¨este es un mecanismo que aplicaron algunos países con buenos resultados pero que en la práctica es recomprar un debito adquiriendo otro¨.

Aparejado al anuncio oficial, la agencia Fitch Ratings degradó una vez más, el perfil de riesgo de la deuda salvadoreña a menos de una semana del lanzamiento de la oferta de recompra de los bonos 2023 y 2025.


Compartir

Clara Lídice Valenzuela García

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos