viernes, 3 de febrero de 2023

Álvaro Uribe Vélez bajo foco judicial

El ex presidente está acusado de delitos de fraude electoral y soborno...

Clara Lídice Valenzuela García en Exclusivo 13/10/2019
0 comentarios
Uribe juicio
En la actualidad existen casi 60 investigaciones abiertas en Colombia contra Uribe (Foto: Colprensa)

El ahora senador  y expresidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, quedó vinculado de manera formal al proceso que adelanta la justicia por delitos de fraude procesal y soborno sucesivo, indicó la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Colombia. Es el primer político de tan alto cargo en ser llevado ante la CSJ.

Uribe Vélez, líder del ultraderechista partido Centro Democrático, quien hizo la guerra al gobierno del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, seguida por su sucesor y ahijado político Iván Duque, es también considerado el padre del paramilitarismo colombiano, causante de la muerte de millares de personas, y este año, en especial, de más de 90 activistas sociales y ambientalistas.

Querido por una parte de la población unida a la derecha, y otra que lo rechaza por sus posiciones guerreristas y su protección al narcotráfico, entre otras expresiones de su ideología, es indicado como el más poderoso aliado de Estados Unidos en la región, al que permitió la instalación de siete bases militares en su territorio. En 2002 y 2006 ganó la presidencia en las urnas y fue electo como Senador con el mayor número de votos en el país.

No obstante, el pasado día 8, el antiguo gobernador de Antioquia, que creó allí los llamados grupos de defensa de los hacendados,  se presentó ante la CSJ para cumplir el primer día de indagatoria –que duró siete horas- mientras que en otras dos presentaciones deberá responder a más de 100 preguntas formuladas por la justicia colombiana.

El presidente de la CSJ, Álvaro García, indicó que el senador contará con todas las garantías procesales y aclaró que la instancia ¨no se dejará influir por las presiones o manifestaciones de un sector político¨.

García indicó que "Frente a voces que atacan la legitimidad institucional por investigación contra el senador Álvaro Uribe, el llamado es a la cordura y a confiar en la justicia. Ninguna presión influirá en las decisiones que están obligados a tomar en Derecho los magistrados”.

El abogado respondió así al plantón que hicieran en las afueras del Palacio de Justicia grupos ultraderechistas, los que gritaron improperios contra magistrados y trabajadores del poder judicial. ¨La decisión jurídica será, dijo, con base a las leyes colombianas¨.

En una situación como la del ex mandatario,  el juez instructor decide en un plazo determinado la libertad o comparecencia a un juicio penal del imputado. Voces de la izquierda colombiana alertaron sobre la posibilidad de que una vez mas la impunidad existente en el país suramericano salve al senador.

El caso de este individuo que dijo en una ocasión que ¨no me alcanzó el tiempo para atacar a Venezuela¨, la cual recibió una contundente respuesta de Chávez, presentó su renuncia al Senado, pero después reconsideró su propuesta, pues sería desaforado. Al mantener su escaño en el Senado solo puede ser investigado por la CSJ y no por la Fiscalía General de la nación.

EL TIRO SALIÓ POR LA CULATA DE URIBE

Uribe, sin que jamás la justicia le haya tocado un cabello, ha sido acusado de ser el autor intelectual de asesinatos políticos,  dirigir a los grupos paramilitares colombianos, mentir de manera descarada para crear matrices de opinión contra Venezuela y otros países progresistas, como el Ecuador de Rafael Correa, sobornos, y favorecimiento a trasnacionales.

Bajo sus órdenes, su entonces ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, ordenó el asesinato del canciller de las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Raúl Reyes, quien pernoctaba junto a otros guerrilleros y dos estudiantes mexicanos en la zona fronteriza con Ecuador.

Hace cuatro años atrás, el senador Iván Cepeda, del izquierdista Polo Democrático intentó demostrar ante la justicia los vínculos del expresidente con el paramilitarismo, que ha dejado más de 250 000 muertos en Colombia.

Acostumbrado a ganar, Uribe Vélez denunció después a Cepeda por supuestamente visitar testigos en cárceles para que mintieran y declararan en su contra.

Sin embargo, el congresista demostró las relaciones de Uribe que tenía con dos paramilitares identificados como Pablo Hernán Sierra y Juan Guillermo Monsalve acusados de conformar el llamado Bloque Metro en la hacienda Guacharacas, propiedad de la familia presidencial.

Cepeda logró declaraciones de Sierra en sus investigaciones, las que refieren que Uribe, entonces en la gobernación de Antioquia, su hermano Santiago y otros ganaderos ¨eran los jefes y creadores del grupo militar surgido en Guacharacas, que actuaban en Córdova y Urabá, y los relacionó con varios homicidios en la zona.

Monsalve, condenado por delitos de secuestro extorsivo y concierto para delinquir, está ahora recluido en una casa fiscal de La Picota. La CSJ trata de protegerlo por los atentados y amenazas sufridas.

Involucrados en el suceso están también el abogado Diego Cadena, encargado de contactar en distintas cárceles a ex paramilitares para que elaboraran escritos y videos a favor de Uribe y su hermano, a cambio de favores jurídicos y dinero.

También está acusados  la exfiscal de Justicia y Paz Hilda Niño Farfán y Álvaro Prada Artunduaga, senador del Centro Democrático en Huila, quienes colaboraron con la causa de Uribe, indicó el periódico Semana. Por  tanto, el ex presidente que quiso desprestigiar a Cepeda, terminó acusado de realizar sobornos en la cárcel para que testificaran a su favor.

Cepeda indicó el pasado año en su cuenta enTwitter que a pesar de amenazas, campañas sucias en contra suya y de sus familiares, y toda clase de hostigamientos del uribismo, no renunciaría a la justicia en el caso de la manipulación de falsos testigos por la que está acusado Álvaro Uribe Vélez. "Que quede claro: no lograrán intimidarme¨, expresó. 

La suerte de Uribe cambió cuando el pasado 16 de febrero, la CSJ archivó el proceso contra Cepeda y consideró que las evidencias demostraban lo contrario, o sea, que era víctima de los supuestos falsos testigos pagados por el ex presidente y certificó que poseía pruebas suficientes que justifican una investigación contra el político que hizo ganar las presidenciales a Duque.

Al parecer, el senador Cepeda tiene otras cartas bajo la manga. En conferencia de prensa anunció otras acciones legales en el caso de Uribe y Hernán Prada por presionar a su favor, y alertó que elementos uribistas iniciaron una campaña sucia contra los magistrados de la corte, especialmente contra José Luis Barceló.

Acostumbrado a manejar ciertas situaciones con amenazas y asesinatos, el ex presidente expresó que repelerá al magistradp que le citó a indagatoria e  indicó que acudirá a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por la actuación de la CSJ.

El periodista y columnista colombiano Daniel Coronell, publicó un artículo en el diario Semana, en el que asegura que Uribe miente con descaro: por supuesto que está maniobrando para escapar a la competencia de la Corte, contra cuyos magistrados tiene montada una campaña sucia de descrédito.

Coronell destaca que "la especulación pretende soslayar un hecho incontrovertible: varios personajes cercanos o con contactos con el bajo mundo le hicieron ofrecimientos a Juan Guillermo Monsalve para que cambiara su versión a favor de Uribe". 

En la actualidad existen casi 60 investigaciones abiertas en Colombia contra Uribe, que van desde homicidio hasta compra de votos. Catorce se encuentran en la Corte Suprema y otros 45 en la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes.


Compartir

Clara Lídice Valenzuela García

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos