jueves, 9 de febrero de 2023

¡Una charanga suiza no se ve todos los días!

La orquesta Siga volando visita Cuba y graba un nuevo disco en los estudios Areito de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM)...

Ana María Domínguez Cruz en Exclusivo 25/10/2015
0 comentarios
Permanecí estupefacta unos minutos. Rara vez te tropiezas con músicos europeos que bailen o apenas mantengan el ritmo de un mambo, un chachachá, un danzón, una salsa cubana. Si además los ves tocar tumbadoras, timbales, flauta, violín, piano y cantar como si se tratara de una agrupación como tantas que pudiéramos mencionar en el país, puede que hasta te provoque risa. ¡Una charanga suiza no se ve todos los días! Ante esa certeza no podía abandonar mi asiento y disfruté de la presentación hasta el final. “La música cubana es muy rica, muy vasta, y no solo es el baile. Las armonías, los vaivenes de los compases, los textos perfectos y sensibles, la intensidad desde dentro… Eso se disfruta como espectador, pero te provoca a hacerlo”. Claude Montandon no sabe explicar más que eso, y no porque su español no fuera comprensible, sino porque “se siente y ya, no se puede explicar mucho”. Al piano, abandonó hace un tiempo el jazz y asumió en serio este hobby, junto a su esposa Chantal Ciaranfi, quien lo acompaña en los coros de algunos temas y en el timbal. Fundaron la orquesta Siga volando en el 2007, luego de aprovechar la experiencia en la orquesta de salsa Almendra durante 14 años, conformada por músicos cubanos en su mayoría, y con la que participaron en los discos Pan con salsa e Historias. “Quise experimentar, conocer más la música tradicional cubana y asumí el proyecto completo. Quisimos una orquesta charanga y pensamos en danzones, guarachas, sones, chachachá, y en Suiza no es muy común, así que sorprendimos. Tuvimos el primer disco con el nombre de la orquesta que responde a esa necesidad de que la música, sobre todo la cubana, vuele, se libere y se dé a conocer por el mundo entero. Ahí incluimos temas como La Bella cubana, Los amigos, Los tres golpes y algunos temas de mi autoría”, explicó Claude. El álbum Siga volando sur Espace Jazz se grabó después, cuando ya se había unido a la orquesta la cantante cubana Susana Orta, quien integró durante 12 años la agrupación vocal Novel Voz, catalogada como el mejor grupo vocal de Cuba en el 2005. “Desde el 2011 radico en Suiza y me uní a Siga volando desde que los conocí, porque siempre me resultó interesante el proyecto y todo lo que podía aportarles. Antes tuve experiencia también en Gala Mayor, en Cuba, y he colaborado con el Septeto Internacional, con la banda Nolosé y con el bajista Pablo Aubia. ”En paralelo, quiero desarrollar mi proyecto Susana O a partir de la fusión de diferentes géneros musicales con la música afrocubana, y en ese sueño mantengo un formato de trío con el pianista Lucien y el percusionista Jean-Baptiste, miembros también de Siga Volando”, comentó Susana Orta. Las ideas confluyeron en un ideal común. Claude Montandon y la compositora cubana Alina Torres decidieron grabar otro álbum con temas suyos y luego de trabajar en Suiza con el percusionista Alejandro Mayor, director de la banda Gala Mayor, cobró forma la iniciativa de grabar un disco en Cuba. Como productor musical, Alejandro Mayor valora la originalidad de estos músicos suizos de “atreverse” con la música cubana. “Estamos grabando en disco en los estudios Areito de la EGREM y resultará asombroso para muchas personas encontrar la sonoridad de nuestra música en estos músicos suizos, tan bien empastados con la voz de Susana”.

Compartir

Ana María Domínguez Cruz

"Una periodista cubana en mi tercera década de vida, dispuesta a deslizar mis dedos por el teclado".


Deja tu comentario

Condición de protección de datos