jueves, 1 de diciembre de 2022

Un cine que apunta al corazón (+Fotos)

Gerardo Chijona ocupa uno de los primeros planos entre los cineastas cubanos

Ada María Oramas Ezquerro en Exclusivo 11/01/2012
10 comentarios
Gerardo Chijona
Gerado Chijona, realizador y crítico de cine.

Uno de los cineastas de mayor relieve en la filmografía cubana, Gerardo Chijona, posee el mérito de haber abordado géneros y temáticas muy diversas, con prevalencia de la comedia en sus infinitas claves, en sus quince largometrajes, filmados entre 1976 y 2010, muchos de los cuales, al igual que sus documentales han merecido premios nacionales e internacionales.

En su filmografía se destacan: Retrato de Teresa, Leyenda, Habanera, Una vida para dos, Ella vendía coquitos, Un paraíso bajo las estrellas, Perfecto amor equivocado y Boleto al paraíso.

Esta última constituyó un acontecimiento en el 32 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano por la sobrecogedora historia que narra, el alto nivel del elenco juvenil que la interpretó y la calidad del filme como puesta en pantalla de excelencia.

UNA NOMINACIÓN QUE ENALTECE AL CINE CUBANO

—¿Cómo valora usted la nominación de su largometraje Boleto al Paraíso para el Premio Goya?

—Me siento contento y sorprendido, pues sabía que competían películas de muy alta calidad y nuestra película quedó entre las cuatro finalistas, al lado de tres pesos pesados del cine internacional. Se encuentran en esta categoría: Miss bala, de México; Un cuento chino, de Argentina; y La vida de Violeta Parra, del chileno Andrés Burr”.

—¿Cuál es su próximo proyecto cinematográfico?

—Estoy preparando mi próximo largometraje, que comenzaré a rodar en el próximo mes de febrero, titulado Esther en alguna parte, adaptación de la novela de un gran amigo mío, Eliseo Alberto Diego, quien desgraciadamente murió hace algunos meses. Es un argumento que vengo acariciando desde hace mucho tiempo. Es la historia de una amistad que, a través de la historia de los dos personajes de la película voy narrando la amistad personal nuestra”.

—¿Podría darme un adelanto con respecto al elenco?

—Boleto al paraíso fue una película de jóvenes actores y esta será de intérpretes de la tercera edad: Enrique Molina, Daisy Granados, Paula Alí y el protagonista será Reinaldo Miravalles”.

—¿Qué lugar ocupa Boleto al paraíso en su filmografía?

—Yo siempre hice comedias y, de pronto, decidí hacer un drama, por lo cual me sentía un poco temeroso, porque representaba otra cuerda. Pero se inscribía en los códigos del cine que siempre hago: sobre la condición humana y apuntando al corazón de los espectadores. La acogida en Cuba fue maravillosa, sobre todo del público joven. Yo tenía siempre la duda de que la película resultara un poco local. Es un hecho, duro, desgarrador, pero insólito. Por eso pusimos la aclaración, al principio, que estaba basada en hechos reales. Y para mi asombro, la película ha funcionado en festivales de los grandes, tanto como en Cuba, y estoy muy satisfecho por la repercusión internacional que ha alcanzado”.

EL CORAZÓN DE BOLETO AL PARAÍSO

—Tengo entendido que Boleto al paraíso tuvo el asesoramiento del doctor Jorge Pérez, una eminencia en cuanto al VIH Sida. ¿Podría ampliar detalles en este sentido?

—Actualmente es el director del IPK, pero cuando hicimos la película todavía no le habían asignado esa responsabilidad. Jorge fue el corazón de la película, se apareció en mi casa con el manuscrito del libro que después se publicó: SIDA confesiones de un médico, que fue la inspiración de esta película, el cual me llevó a entrar en un tema tan complicado, sobre el que tenía muchas aprensiones, pues no lo conocía a profundidad. Jorge me acompañó todo el tiempo y le estaré eternamente agradecido a su inspiración y a su compañía durante todo el tiempo que duró la escritura y el rodaje de la película.

—¿Qué significa el cine para usted como medio de expresión?

—Representa mi vida, lo que siempre quise hacer. Y también es mi trabajo. Pienso que uno debe conciliar el lado del artista con el que corresponde al trabajador. Y yo, a pesar de mi timidez, he logrado formar un equipo de colaboradores e impregnarlos de esa fantasía, de esas ilusiones, de esos fantasmas que tengo en mi cabeza para convertirlos en imágenes y ha sido una experiencia maravillosa para mi y no podría vivir sin ella”.


Ada María Oramas Ezquerro

De larga trayectoria en el periodismo cultural. Premio de Oro, del Gran Teatro de La Habana y Miembro de la sección de la Asociación de Artistas Escénicas de la UNEAC

Se han publicado 1 comentarios


Thais
 11/1/12 22:41

Felicidades a Gerado Chijona y a su elenco de jóvenes actores.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos