jueves, 1 de diciembre de 2022

Tan mambisa como ayer

Este 22 de agosto se cumplen 90 años del inicio de las trasmisiones sistemáticas de radio en Cuba...

Raúl Menchaca López en Exclusivo 22/08/2012
0 comentarios
radio-cubana1
La radio cubana en sus 90 años, siempre necesaria y puntual.

No fue fortuito que la criolla “El mambí” fuera la primera canción transmitida hace hoy 90 años en la naciente radio cubana por el camagüeyano Luis Casas Romero, reconocido músico, compositor y director de orquesta.

El 22 de agosto de 1922, aquel Capitán veterano del Ejército Libertador puso en el éter a 2LC, una planta radial que tendría una programación sistemática y estable, o que constituiría la piedra fundacional de lo que hoy conocemos como Radio Cubana.

Casas Romero, ayudado por su hijo Luis Casas Rodríguez, construyó el equipo transmisor cuyas primeras transmisiones se realizarían un día como hoy, desde La Habana, en la banda de los 370 metros.

Cerca de las nueve de la noche la emisora ponía su señal en el aire con una llamada de atención interpretada por el propio Casas Romero, seguida de un efecto que indicaba el tic-tac de un reloj y a las nueve se escuchaba el tradicional cañonazo de la fortaleza de La Cabaña.

A esa hora, el emprendedor radialista interpretaba un acorde en la pequeña corneta y decía la hora.

Después ofrecía un boletín sobre el estado del tiempo, que devino el primer noticiario radial del país.

Unos meses después, el 10 de octubre de 1922 se inauguró, también en la capital, la emisora PWX, propiedad de la Cuban Telephone Company, subsidiaria de la International Telephone and Telegraph (ITT), y primera planta en territorio cubano con estudios, transmisores, equipamiento técnico y personal profesional.

Desde el Palacio Presidencial, el entonces mandatario Alfredo Zayas, realizó un discurso en inglés y español, luego de que saliera al aire el Himno Nacional, interpretado por la orquesta que dirigía el maestro Casas Romero.

Desde sus inicios hasta la década de los años 30, la radiodifusión nacional mantuvo una programación basada fundamentalmente en la información y el entretenimiento. Esta fue una etapa en la que hay que destacar el aporte de Félix B. Caignet, con su radio novela “El derecho de nacer”, que marcó una pauta en el devenir internacional de ese género, aún vivo en nuestros días.

En los años 50, salvo contadas excepciones, tanto los servicios de radio como de la televisión pertenecían a las clases dominantes poseedoras del poder político, que los utilizaban para imponer patrones ideológicos y culturales convenientes para sus fines e intereses.

Pero el 24 de febrero de 1958 nació en la Sierra Maestra, en las montañas del oriente cubano, Radio Rebelde, emisora de la Revolución fundada por Ernesto Che Guevara, que abrió una nueva etapa en la historia de la radiodifusión en Cuba.

Con el triunfo de la Revolución en 1959, se producen cambios en la radio por la aplicación de las leyes revolucionarias que dividieron al sector, al colocarse a un lado los dueños de los grandes monopolios y del otro los pequeños radioemisores, los que se unen en una organización denominada Frente Independiente de Emisoras Libres (FIEL).

El FIEL, que apoyó el proceso revolucionario, fue reconocido como órgano rector de la radio y la televisión cubanas, aunque el 16 de noviembre de 1960 ese bloque entregó a la Revolución sus instalaciones y la operación de las plantas.

La atención estatal se asignó a una Oficina de Radiodifusión, anexa al Ministro de Comunicaciones y atendida por la Dirección Política del país.

El 1ro. de mayo de 1961 salió al aire la emisora Internacional Radio Habana Cuba, para llevar al mundo la realidad de una sociedad que comenzaba a cambiar a pasos acelerados.

Después del triunfo revolucionario se trabajó para que la señal de radio pudiera ser captada en todo el territorio nacional y que estuviera al servicio del desarrollo socioeconómico, con una red de emisoras nacionales, provinciales, municipales y locales que integran el Subsistema de la Radio Cubana.

El 24 de mayo de 1962, mediante la Ley 1030 del Consejo de Ministros de Cuba, se creó el Instituto Cubano de Radiodifusión, con el objetivo de difundir y orientar las emisiones de la radio y televisión para todo el territorio nacional.

En 1975 el nombre sufrió un cambio y pasó a denominarse como en la actualidad: Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), con las mismas atribuciones fijadas antes legalmente.

En la actualidad, la Radio Cubana está compuesta por unas 90 emisoras, que conforman una red en la que se destacan una internacional y seis nacionales, además de un manojo de plantas provinciales y municipales.

El sistema de la Radio Cubana es ahora escudo y espada de la cultura nacional. Es una apretada red de emisoras que, como quiso Luis Casas Romero, defiende hoy los mismos ideales que lanzaron a los cubanos a la manigua.


Raúl Menchaca López


Deja tu comentario

Condición de protección de datos