martes, 6 de diciembre de 2022

Por los caminos de Raúl Paz (+Fotos)(+Videos)

Luego de presentarse en Toulouse, Francia, y en la capital cubana, la próxima parada del proyecto Havanization, que encabeza este músico cubano, será Miami, el 17 de febrero...

Carol Muñoz Nieves, Maite López Pino en Exclusivo 15/02/2012
6 comentarios
Raúl Paz - Portada
Raúl Paz

Ha visto pasar más calendarios que la mayoría de quienes le escuchan -¡ronda ya los cuarenta años!-, pero Raúl Paz hala cada vez más jóvenes en Cuba. La reciente presentación en La Habana de su proyecto Havanization, junto con los reconocidos músicos Descemer Bueno, Kelvis Ochoa y David Torrens, dejó en las lentes y en la memoria de muchos la certeza de que su arte gusta entre esos públicos que describe, con justeza, como “el futuro” de Cuba.

Entre las nuevas que traen ahora Raúl Paz y su Havanization, que intentan extender el espíritu musical de una Habana contemporánea al resto del mundo, está la presentación del proyecto el próximo 17 de febrero en Miami, Estados Unidos.

Qué hay, entonces, detrás de esa música “hecha por un cubano de una época contemporánea”, detrás de sus videos innovadores que delatan una pasión por el audiovisual no olvidada, de su imagen rebelde. En su canción Carnaval, Raúl Paz afirma: “Yo sé lo que aprendí, soy lo que viví, siempre con ganas de morder el mundo.” Entrevistado, no obstante, rehuye autodefinirse: “Nunca me he detenido largamente a pensar en quién o cómo soy”.

Pero la grabadora sigue encendida sin inmutarse, y a Raúl Paz le sobrevienen esas ganas incómodas de llenar el silencio: “Me definiría como alguien que es bastante honesto porque refiere la vida que ha tenido; que trata de ser consecuente con lo que es y lo que ha hecho, e imagino que de ahí me salen las cosas.

“He tenido una vida un poco atípica, que va desde una infancia muy simple, muy recogida en un pueblo de Pinar del Río, hasta construir una carrera fuera de Cuba, en ciudades como París o Nueva York; y ello me ha dado posibilidades muy particulares de encuentros con la gente, y de encuentros entre culturas.

“Soy, pues, el resultado de todo eso; y de ser un gran vividor de la vida, ¡a mí me encanta la vida!, me encanta aprovechar todo lo que hay en ella.

“Y, finalmente, me gusta mucho trabajar, es lo que más he hecho y lo que más disfruto.

“En realidad, no creo que sea muy interesante sentarse a definir cómo uno es. Lo interesante es aquello que va saliendo; porque la vida está llena de caminos, y la idea es poder agarrar muchos de ellos, y entrar y salir en caminos diferentes, y tener esa libertad para nutrirnos y hacer, cada quien, su propio camino.”

En ese camino que te construyes, hoy eres una figura pública muy seguida por los jóvenes, y ello -aún sin quererlo-, se convierte en una gran responsabilidad. ¿Cómo influye eso en los productos musicales que les ofreces a esos públicos, y cómo influye, tal vez, en tu comportamiento público?

Ese es un aspecto muy complicado de controlar, pero siempre abogo por ser honesto conmigo mismo, porque es la manera más fácil de ser honesto con la gente. Cuando realizo un tema u otro producto, ofrezco lo que siento y creo; están los buenos y los malos momentos, los ataques de cólera y de risa. 

“Es la manera que he encontrado para poder asumir esa gran responsabilidad de ser una figura pública, la cual nunca imaginé, pues cuando eliges ser artista no piensas en una función social de ese tipo. Luego aparece, en algunos más y en otros menos, esa noción de responsabilidad cívica, a la cual muchas veces no estamos adaptados y que tenemos que ir construyendo, porque nadie la enseña en las escuelas de arte. Por mi parte, trato de ser consecuente y asumir lo que hago y digo.”

¿Qué lugar ocupa, en esa producción artística que se pretende honesta, la realización de video clips, y qué deudas puede tener esta vertiente con tus inicios en el género cinematográfico?

Yo tengo una relación muy especial con el cine, que comenzó cuando actué en “Hello Hemingway”, y, si no hubiera sido músico, habría sido cineasta, pues es algo que me apasiona. Los video clips son, entonces, pequeñas historias que intento contar, a lo cual se suma que tengo una visión muy cinematográfica de las cosas: desde el momento en que escribo una canción, ésta ya lleva un video.

“Atando cabos, la responsabilidad cívica que creo tener como artista y mi manera particular de asumir las cosas, me llevaron a sentir la necesidad de hacer audiovisuales diferentes de las formas anglosajonas que en Cuba se han hecho comunes, y a tratar de que se parezcan a mí, que soy bastante sociable y me gusta la gente.

“En el caso del video Gente, con un tópico muy cinematográfico y del cual abundan las producciones, me percaté de que, en lugar de poner a todas las personas que dice el tema, debía mostrar a la gente a quien le apuesto más, que es a la juventud cubana. De ahí también los vínculos de mis trabajos con el UNICEF, y que siempre participen niños y jóvenes, pues para mí esa ´gente´ representa el futuro de Cuba.

“Además, quería hacer un flash mob en la Isla, en un intento por revelar una Cuba de hoy, contemporánea, pues creo que se ha expuesto mucho una Cuba antigua, tradicional. Mi video clip Carnaval, hecho en Francia, pero hecho por un cubano, muestra un escenario cosmopolita donde Cuba también existe y debe existir.”

Esas ansias por mostrar una Cuba más cosmopolita atraviesan también tu proyecto Havanization, en el cual te acompañan los reconocidos músicos Descemer Bueno, Kelvis Ochoa y David Torrens…

Distinguimos como una necesidad que la Cuba de hoy esté presente en el mundo; hay que “tirarse en la piscina” para defender y salvar lo necesario, no podemos proteger más desde el anonimato.

“La Cuba contemporánea ha sido bastante invisibilizada, y Havanization es la posibilidad que hoy tenemos de presentar, desde la música, una Cuba contemporánea… que ni siquiera es tan joven, pues nosotros rondamos ya los cuarenta años; mi sueño de Havanization es con jóvenes músicos de 20 años. Siempre hemos sido muy prudentes con la juventud, y hay que recordar que todas las grandes cosas del país las hicieron los jóvenes en su momento.

“Estamos abriendo puertas y creando puentes para que esa gran cultura cubana que hoy existe salga a hacer ruido fuera de Cuba, e interese a la gente de todo el globo.” 

Se dice que los puentes son para cruzar de ambos lados…

Las generaciones han cambiado y, según mi experiencia, gran parte de la diáspora cubana del campo artístico lo que más quiere es proteger a Cuba. Es muy importante que Cuba reconozca su diáspora; que hay gente buena en todos lados aunque no pensemos igual, y que la solución pasa por un entendimiento entre cubanos.

“La cubanidad está en todas partes. Yo era un embajador de Cuba dondequiera que me presentaba; al decirse “el cubano Raúl Paz”, de cierta manera se defendía una cultura cubana.

“Es muy inteligente y necesario lo que está pasando en ese sentido, mientras sea gente buena que venga en son de paz y amistad.”

Entre otras plataformas, Havanization avanza su proyecto también en las redes sociales virtuales. Precisamente esta entrevista fue concertada mediante Facebook. ¿Cómo valora esas experiencia en lo que pueden significar para los músicos cubanos?

Aunque en ocasiones considero que las redes son también un modo de incomunicación entre las personas, porque desaparece el contacto directo, para mi trabajo artístico han resultado beneficiosas; han sido una forma de saber lo que piensan los públicos, algo que se pierde un poco en la medida en que éstos crecen.

“Havanization tuvo una fuerte campaña en las redes sociales, pues la publicidad contamina otros escenarios mediáticos en demasía, y estos nuevos espacios brindan la posibilidad a los artistas de promocionarse a sí mismos, de expresarse y de interactuar con sus públicos.” 

¿Cuál es la próxima parada en el camino de Havanization?

Miami, el 17 de febrero; ¡va a ser muy fuerte! Sabemos que es el único lugar del mundo donde la prensa tiene su guión a priori: vendrá a atacar, y a crear polémica política de pacotilla. Pero me interesa mucho la gente, pues con ellos tenemos algo en común; de cierta manera nosotros fuimos como ellos.

“Lo más importante es el mensaje que llevamos, cuatro artistas cubanos contemporáneos; y por eso lo presentaremos en un teatro, un espacio más serio y reposado, en el cual las personas deben sentarse a disfrutar del concierto.

“Posteriormente, tenemos pensadas otras presentaciones en ciudades como Nueva York y Las Vegas. Havanization se hizo primero en Tolousse, Francia; luego en La Habana, y siempre planeamos que la tercera sería Miami, para decir “aquí estamos”.

 


Carol Muñoz Nieves

Licenciada en Periodismo desde 2010. Aborda temas relacionados con la juventud cubana.

Maite López Pino

Ariguanabense de nacimiento. Periodista desde siempre, con título desde junio 2009.

Se han publicado 6 comentarios


david hernandez
 30/6/13 19:32

mi hemano un fuerte abrazo por aka saludandte un poco tu percusionista davidsuini mambi jejejej abrasongolo pa ti

Mercedes
 28/2/12 17:19

Estuve al tanto que ya Raúl Paz anda por Nueva York. Suerte.

Laurita
 23/2/12 11:05

Suerte para el "cubano Raúl Paz" y que vuelva pronto para sus conciertos en el terruño que lo esperamos.

Yessica L.
 17/2/12 12:56

Muy bueno, para mi es uno de los mejores músicos cubanos. Me alegra que haga sentir sus canciones en todo el mundo. ¡Suerte Raúl!

elo lac
 17/2/12 4:10

Bueno dias, Sigo un poco el camino de Raul Paz y estaré en Cuba a finales de Marzo, quería saber si sabéis si tendrá un concierto, o otra manifestación en Cuba por estos periodos. O otros cantadores del mismo estilo? Muchas gracias, saludos

Horten
 16/2/12 12:08

Raúl Paz, sencillamente !Me Encanta! Tiene un estilo muy propio que me gusta mucho. Le deseo muchos éxitos en Miami, es una prueba de fuego que van a vencer sin ninguna dificultad.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos