viernes, 2 de diciembre de 2022

Excepcionalidad en arte y amistad

Por primera vez en Cuba, del 23 al 25 de marzo, actuará la aplaudida compañía de marionetas acuáticas Thang Long, proveniente de Hanoi, Vietnam...

Ada María Oramas Ezquerro en Exclusivo 22/03/2012
0 comentarios
Marionetas acuáticas
Compañía de marionetas acuáticas Thang Long

Por primera vez en Cuba, la aplaudida compañía de marionetas acuáticas Thang Long (Dragón volante), proveniente de Hanoi, Vietnam. La compañía se presenta desde este viernes y hasta el domingo en la capital.

Una experiencia inolvidable constituye para los espectadores presenciar un espectáculo cuya acción transcurre en una gigantesca piscina, ubicada en la carpa Trompoloco, sede de CIRCUBA, que trae a escena la magia imperante en un arte nacido de los arrozales, en el cual los títeres nadan bajo el agua, manipulados hábilmente por doce titiriteros, reconocidos entre los más relevantes de Viet Nam, que traen el tesoro de tradiciones y leyendas nacidas de un arte milenario, cuya génesis surgió en sus predecesores del siglo XI de nuestra era, hasta llegar a la depurada expresión alcanzada diez siglos después.

Cercano a una fábula donde los muñecos adquieren vida de manos de artistas de especial sensibilidad y habilidades en la manipulación, los personajes narran historias nacidas de las aguas, de ríos, lagos y lagunas cuya acción se desarrolla en las cosechas del mencionado grano y en las cuales los campesinos entablan combates comparables a las mayores hazañas guerreras, al enfrentarse a desastres naturales, en combates donde acechan peligros y misterios.

SIGLOS DE CULTURA EN LA MIRADA DE HOY

Conforman este conjunto de propuestas: el festival de percusión, la danza del dragón, a quien se unen otros tres animales sagrados: el unicornio, la tortuga y el fénix; preludio del TEU, bufón o presentador, la lucha del búfalo, la captura de ranas, la pesca, las danzas del fénix y de las hadas.

Según plantea Nguyen Hoang Tuan, jefe de la delegación para esta visita en Cuba “nosotros nos volcamos en estos aspectos para dar a conocer al pueblo cubano, como anteriormente ha ocurrido en otros países, la cultura del pueblo vietnamita a través de su historia, desde el siglo XI, por lo cual es una cultura muy arraigada como expresión auténtica de nuestros compatriotas. Este espectáculo es un fiel reflejo de la vida de los cosecheros de arroz y pienso que en ninguna parte del mundo exista un espectáculo acuático parecido al de Vietnam, pues sintetiza la cultura del agua en nuestro país.

TRADICIONES QUE PERVIVEN Y SE ENRIQUECEN

El director artístico de esta puesta ha logrado articular las diversidades temporales y espaciales. Trom Quo Liem, otorga contrastes a las dinámicas con una fluidez del ritmo de la puesta, que mantiene la atención y el disfrute de los asistentes y tal convicción provoca el diálogo:

¿Cómo podría definir la estética de las funciones traídas a Cuba por la compañía Than Long?

-Posee carcterísticas muy especiales, es un reflejo de las tradiciones y de la historia del pueblo, pues muestra el carácter, el temperamento, las reacciones y acciones, la idiosincrasia en todos sus matices de los vietnamitas para darlas a conocer a los cubanos. Esta fue la tarea en que nos empeñamos con el jefe de la delegación”

¿Cómo podría resumir usted los códigos del arte de la manipulación de las marionetas?

-Llevar a escena de la manera más gráfica las aristas del carácter y de la cultura vietnamita inscritas en el movimiento de las marionetas, del cual no puedo revelar su secreto pues ahí radica precisamente su mayor mérito, a través de generaciones de titiriteros.

“Nosotros sabemos que el pueblo de Cuba tiene una idea sobre la cultura vietnamita y queremos ampliar y profundizar sus concepciones en este sentido.”

¿Las tramas de las obras se avienen a hechos reales o poseen un elevado componente de ficción, a partir de leyendas?

-Describimos las vivencias de los campesinos dedicados al cultivo del arroz, las acciones diarias en su quehacer, la vida en colectivo, el campesino en el agua, en obras como la siembra, el cultivo del arroz, como testimonios de la realidad, pero también aparecen seres fantásticos como las hadas, que protagonizan una danza muy hermosa.”

“Actuar en Cuba, traer nuestro arte al pueblo cubano es un honor para nosotros, porque somos portadores de la cultura tradicional vietnamita y para nosotros es muy importante este encuentro y la acogida del pueblo cubano, nos sentimos muy satisfechos por el interés y la admiración demostradas al agotar desde el primer día la venta de entradas.

“Esto nos permite valorar la grandeza de la herencia de una relación de amistad muy fuerte y muy duradera.

“Y como los vietnamitas tenemos un gran conocimiento del pueblo cubano, nosotros queremos ser recíprocos con ustedes, siempre tan solidarios con nosotros y transmitirles nuestra cultura, nuestra amistad, nuestra solidaridad y esperamos que estas actuaciones contribuyan a estrechar aún más nuestros lazos fraternales, que nuestra amistad sea aun mayor”.


Ada María Oramas Ezquerro

De larga trayectoria en el periodismo cultural. Premio de Oro, del Gran Teatro de La Habana y Miembro de la sección de la Asociación de Artistas Escénicas de la UNEAC


Deja tu comentario

Condición de protección de datos