domingo, 4 de diciembre de 2022

En defensa de una estética de la “subversión” (+Video)

Desde el 11 de mayo hasta el 11 de junio, La Habana estrenará su oncena edición de la Bienal de Artes Plásticas...

Maribel Acosta Damas en Exclusivo 22/04/2012
0 comentarios
Miopía
Obra de la serie Miopía que será presentada en la Oncena Bienal de La Habana.

Desde el 11 de mayo hasta el 11 de junio próximo, La Habana estrenará su oncena edición de la Bienal de Artes Plásticas, tal vez el evento de mayor impacto internacional de la cultura cubana, convocado esta vez bajo el título de Prácticas artísticas e imaginarios sociales, que implica meterse a fondo en la piel de los fenómenos ideoestéticos contemporáneos.

Si bien la aproximación a estos procesos viene ocurriendo desde hace tiempo en el mundo, y en Cuba, desde la sociología, la comunicación y el arte, como nunca antes la mirada a los relatos cotidianos y la “intromisión” social en espacios tradicionales del arte y la cultura gana cada vez más preponderancia en la construcción de los discursos estéticos del presente.

El propio texto de presentación de la XI Bienal enuncia que “el imaginario social expresa los vínculos y las relaciones de amplios grupos de personas que abarcan a toda la sociedad, compartiendo intereses comunes y estableciendo niveles de legitimidad. Es el lugar donde toman cuerpo las nociones de lo público, del espacio ciudadano y de los diferentes aspectos que posibilitan la interacción comunicativa”.

Implica entonces la significación de las subjetividades múltiples de hoy, de los conflictos del entorno urbano y la exploración de las acepciones de lo público, interviniendo esos entornos con proyectos de carácter interactivo, lúdicos y multidisciplinarios como modos de penetración en la vida de la gente en la comunidad y las transversalidades, nuevos sentidos que las redes sociales y la visualidad han abierto para los públicos del presente.

ESPACIOS DE LA BIENAL

Más de una decena de galerías, museos e instituciones servirán para el anclaje de obras dialógicas e interactivas, así como disímiles áreas acogerán acciones culturales de participación, entre ellas el Miramar Trade Center, la barriada de San Agustín, el Malecón habanero, y parques y plazas en diferentes puntos de la ciudad.

Los municipios de La Habana Vieja, Centro Habana, Plaza, Playa y La Lisa favorecerán proyectos individuales y colectivos: La muestra central, Prácticas Artísticas e Imaginarios sociales, tendrá lugar en el Gran Teatro de La Habana y el Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam, y contará con obras instalativas, fotografías y video.

Creaciones compartidas se desarrollará en el Pabellón Cuba, donde dialogarán con los espectadores piezas en relación con el juego, la presencia más activa del público y obras de participación. Asimismo, Open Score expondrá el lugar de los nuevos medios en el imaginario social y tendrá como sede al Centro Hispanoamericano de la Cultura, con el uso de Internet, la computación y la video proyección.

Otras propuestas, como La caza del éxito, abordarán las producciones más populares y la apropiación de las grandes obras del arte universal por pintores populares, así como la utilización por la gente de estas piezas, junto con otro fenómeno paralelo en América Latina, marcado por un diseño y arquitectura de “remesas” que viene transformando los paisajes urbanos.

En el Instituto Superior de Arte (ISA) se exhibirán en espacios exteriores y en la galería, performances, instalaciones, esculturas y talleres, con la presencia de importantes invitados al evento. De igual modo, el malecón, desde sus aceras, edificios y azoteas se convertirá en una especial mirada a nosotros mismos. Por otro lado, la comunidad de San Agustín, con su proyecto MAC/SAN (Museo de Arte Contemporáneo de San Agustín), será escenario del trabajo social en la comunidad, de participación, interacción con el público y con obras en el espacio físico del Museo.

El director de la XI Bienal de La Habana, Jorge Fernández, asegura que a este megaevento lo distingue no “dejar el arte en el lugar de culto, si no como parte de los procesos sociales”. Con la presencia de artistas de todos los continentes, una nómina de lujo estará en La Habana.

También como en cada edición, la Bienal estará acompañada por el Evento Teórico, que, en el teatro del Museo Nacional de Bellas Artes, propiciará el diálogo de autoridades del arte y del pensamiento, como el eminente crítico de los estudios poscoloniales de origen indio Homi Bhabha, el colombiano Jesús Martín Barbero y el español Francisco Jarauta.

Deberá ser una Bienal de la calle, de los públicos, de la vida, del diálogo entre el adentro y el afuera, con la subversión de la estética del simulacro y el éxito de lo heterogéneo, que es también el reconocimiento-legitimación de los múltiples relatos que afloran a cada instante y que, para suerte de la diversidad, se encargaron hace tiempo de desplazar cualquier pretensión hegemónica.


Maribel Acosta Damas

Periodista de la Televisión Cubana y Jefa del Departamento de Periodismo de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos