lunes, 5 de diciembre de 2022

Contra un modelo único de pensamiento (+Fotos)

Para que el cine salga de la era de la barbarie, decía Humberto Solás, habrán de derribarse los muros de control de la producción y la distribución en pos de la alienación de los públicos...

Mabel Machado López en Exclusivo 17/04/2012
0 comentarios
Gibara, Festival de Cine Pobre - 06
Festival de Cine Pobre, Humberto Solás.

Para que el cine salga de la era de la barbarie, decía Humberto Solás, habrán de derribarse los muros de control de la producción y la distribución en pos de la alienación de los públicos. Buscando quebrar las estructuras tradicionales del poder hegemónico sobre el cine, el propio director cubano fundó el Festival de Cine Pobre en la ciudad de Gibara. 

Luego de diez años de la primera edición del evento, el concepto de cine pobre, en tanto alude a la escasez de recursos económicos de las producciones que se realizan al margen de las estructuras de la industria, se maneja como la posibilidad de expresión alternativa de los llamados sujetos periféricos, generalmente excluidos y estereotipados por las movies del mainstream. 

Lo “pobre” como presupuesto fundamental de la cita cinematográfica holguinera, no supone la apertura de un espacio para lo fútil y lo falso. Las casi 800 obras que se presentarán entre el 17 y el 22 de abril han sido seleccionadas a partir de sus intenciones de trascender el momento de la proyección, de conmover e inquietar a la audiencia desde lo poético. 

El X Festival —apunta su director, el cineasta Lester Hamlet- ha sido pensado como una aventura en torno al cine con el propósito de mostrar sus verdades y esencias, de enseñar cómo se piensa y se sueña el arte, de constituir un homenaje a la entrega y la humildad que acompaña al acto creador. “Pretendemos —señala además Hamlet- acercar las distancias que nos separan y sensibilizarnos no solo ante nuestras historias por reconocimiento o anagnórisis, sino ante todos aquellos que nos descubran modos, costumbres, ritos e individualidades culturales para otorgar visibilidad a este cine”. 

La cita en Gibara constituye por ello un espacio de creación colectiva donde varios realizadores de distintas nacionalidades darán vida también a un proyecto de largometraje plural con escenas de la ciudad e historias íntimas de sus pobladores. Con esta iniciativa el Festival rinde homenaje a los habitantes de Gibara y a Solás, quien redescubriera el lugar a través de sus películas. 

El evento estará dedicado, por otra parte, a la creación de la mujer en el mundo del audiovisual. Las dos figuras centrales de este homenaje serán la actriz Isabel Santos y la artista de la plástica Sandra Ramos. “Creo en la verdad, en la confianza, en la capacidad de soñar y equivocarse”, ha dicho sobre su trabajo para el cine el rostro de la memorable Clandestinos (Fernando Pérez, 1989). Por su parte, Ramos, encargada de la imagen identificativa del evento, se ha expresado sobre la importancia de buscar siempre los precedentes de toda obra artística en el pasado, por lo cual ha decidido evocar los orígenes del cine en su pintura, a través de una alegoría a la cinta Viaje a la Luna, de George Meliés. 

Invitado especialmente al X Festival, el músico español Luis Eduardo Aute, presentará la película Un perro llamado dolor, trabajo animado a partir de sus ilustraciones. La propuesta, de 90 minutos de duración, hilvana siete historias sobre la relación del creador con su modelo, reinterpretando las experiencias de Duchamp, Velázquez, Sorolla, Rivera y Khalo, Goya, Picasso y Romero Torres. 

Entre los realizadores que Gibara acoge con particular expectativa, se encuentra también Michael Rowe (Australia-México), director y guionista cuya ópera prima, Año Bisiesto, ha recibido importantes premios internacionales en festivales como Cannes, Montreal y Belgrado. Además de este filme, seleccionado para la inauguración del Festival, las presentaciones especiales comprenden, entre otras, la proyección de la serie documental Ser un ser humano, de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (EICTV); el documental Agnus Dei, cordero de Dios, de la mexicana Alejandra Sánchez; y Lágrimas de Gaza, una película noruega de ficción sobre las consecuencias de la guerra en Palestina. 

Para el debate y el intercambio entre cineastas, tendrán lugar todos los días en Gibara, foros teóricos en los que el audiovisual será mirado a partir de sus potencialidades como herramienta de cambio, su función en la aceptación de la diversidad sexual, su capacidad de adaptación y supervivencia en la era digital, el rol de la mujer y su representación en el cine, y las posibilidades de interconexión entre las cinematografías de todo el mundo. 

Durante el Festival quedarán inauguradas tres exposiciones de artes plásticas, entre ellas la denominada Utilidad de la virtud, a través de la cual un grupo de 30 artistas de formación y generaciones distintas, abordan, desde el imaginario del cine, temáticas de carácter social y humanista. Paralelamente, serán presentados libros y revistas dedicados al cine publicados por ediciones ICAIC, Arte y Literatura, Sed de Bellaza el Fondo de naciones Unidas para la Infancia y la Fundación de Nuevo Cine Latinoamericano. 

Las obras en concurso que se proyectarán durante la 10ma edición, serán evaluadas en las categorías de Cortometrajes y Largos de Ficción y Documental, Videocreación, Proyectos en maqueta y Guiones inéditos. Asimismo, se entregarán premios especiales de la Prensa, el Centro memorial Martin Luther King, la Vancouver Film School, la EICTV, la Unesco y el Centro Pablo de la Torriente Brau. La mayoría de los lauros colaterales apuestan por obras de alto valor estético, que respeten las expresiones culturales y la memoria colectiva de los pueblos del mundo.


Mabel Machado López

Profesora de la Universidad de La Habana, periodista, editora y crítica de cine. Durante el Festival de Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, se desempeña en los roles de reportera, productora y guionista.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos