jueves, 20 de junio de 2024

Audiolibros, el formato más joven para el consumo literario

Al inicio se vendían en cintas de cassette, o discos de vinil, y luego sus soportes de transmisión fueron progresando junto con la tecnología...

Martha Luisa Gala Rodríguez en Exclusivo 10/05/2022
1 comentarios
Audiolibros
Los audiolibros suelen ser versiones reducidas cuyo texto proviene de una obra previa de gran extensión. (Tomada de antevenio.com)

Los audiolibros surgieron en la década de 1930 cuando la Fundación Estadounidense para Ciegos trabajó con la Biblioteca del Congreso para establecer el Programa de Libros que Hablan a través del Proyecto Libro para Ciegos. De ahí que se usaban en primera instancia como medio educativo en escuelas y bibliotecas. Hoy podemos encontrar cuentos, novelas, o conferencias, entre otros formatos literarios.

Al inicio se vendían en cintas de cassette, o discos de vinil, y luego sus soportes de transmisión fueron progresando junto con la tecnología, hasta llegar a reproducirse en computadores, celulares o cualquier sistema de reproducción de audios.

Los audiolibros suelen ser versiones reducidas cuyo texto proviene de una obra previa de gran extensión y se pueden clasificar por:

Tipo de sonido:

  • Con voz real: son narrados y grabados por personas que se contratan para ello.
  • Dramatizados: son narrados por una o varias personas, añadiendo música y otros elementos sonoros.
  • Con voz electrónica: son narrados por una voz generada de un programa informático.

Tratamiento de la obra:

  • Abridged o abreviados: son los que han resumido la historia.
  • Unabridged o íntegros: son lecturas del libro, de forma íntegra.

PRODUCCIÓN Y CONSUMO

La producción de audiolibros puede ser profesional, o sea, total producción de las editoriales que corren con todos los gastos, o realizada por voluntarios que graban su propia lectura en voz alta y los publican en sitios web para ser vendidos. También se han dado casos de audiolibros que han sido narrados por sus propios autores o, incluso, escritores que en primera instancia crean los audiolibros y luego el formato escrito.

Con el cierre obligatorio que sufrieron las bibliotecas físicas a finales del 2019 debido a la pandemia de la COVID-19, los amantes de la lectura tuvieron que recurrir a sistemas de compra en línea y envío a domicilio, encareciendo el costo de los libros, lo que hizo que la balanza se inclinara hacia el consumo de la literatura digital.

Por solo citar un ejemplo, en Latinoamérica y España la venta de audiolibros aumentó un 137 % en 2020 en comparación con el 2019, según el informe “La evolución del mercado digital (e-books, audiolibros y podcast) en España y Latinoamérica”, que realiza la plataforma editorial Bookwire, con más de 480 sellos editoriales en los países ya citados.

¿DÓNDE ENCONTRARLOS?

Hay varios sitios en Internet y aplicaciones en las que puedes escuchar tus audiolibros, algunos son de pago y otros gratuitos. También puedes comprarlos en librerías en línea, descargarlos de forma gratuita en sitios de dominio público o copiarlo de un amigo. Algunas de las opciones son:

De pago y los más usados en el sector de habla hispana:

Storytel: es una editorial sueca que fue creada como empresa para la venta de e-books, podcast y finalmente audiolibros. Al ser una editorial han podido producir sus propios títulos. Además, es de las empresas que más ha invertido en ampliar su base de datos en estos formatos.

Es la plataforma con más títulos del momento y también la que mejor servicio brinda, en relación calidad-precio. Está disponible en Google Play y en Apple Store, por lo que está disponible en prácticamente todos los dispositivos.

Audible: creada en 1995, se puede considerar como la empresa pionera en la distribución de libros electrónicos y audiolibros en el panorama editorial. Al ser comprada por Amazon en 2008, se integra en su universo de distribución por lo que para acceder a su amplia biblioteca digital debes tener una cuenta de Amazon. Está disponible para las principales tiendas de apps como Google Play y Apple Store.

Kobo: nace como un shortcovers, es decir, un servicio de lectura de libros electrónicos en la nube creado en 2009 por la librería Indigo Books and Music. Disponible para ordenadores, eReaders Kobo, Tabletas, y sistemas operativos como Android, iOS, Blackberry, y Windows.

Gratuitos:

YouTube: aunque no es una plataforma especializada, también hay canales que se dedican solamente a socializar audiolibros.

Archive: es un sitio web que contiene 11 000 audiolibros de obras de dominio público, además de grabaciones de programas antiguos de radio, películas y música.

LibriVox: es una biblioteca digital en línea integrada por archivos de dominio público, construida por voluntarios de todo el mundo que realizan su lectura en voz alta, haciendo sus propios audiolibros.

Escuchar audiolibros permite disfrutar del placer de la lectura (en este caso de forma auditiva) a personas con dificultades en la visión o incapacitadas para entender ciertos signos, como los disléxicos, personas no alfabetizadas, personas sin hábitos de lectura o muy ocupadas, ya que se puede reproducir mientras se hace otras tareas que no requieran mayor concentración.

En Cuba también se están teniendo experiencias en la producción de audiolibros, pero eso te lo cuento en un próximo artículo. Por lo pronto, ¿Qué audiolibro me recomendarías?


Compartir

Martha Luisa Gala Rodríguez

Ingeniera de formación, estudiosa de las redes sociales por vocación. Siempre en la búsqueda de sacar mejor provecho de las plataformas sociales para los cubanos y encontrar el camino para juntos "Crecer con sentido".

Se han publicado 1 comentarios


Andres
 16/9/22 15:07

Tambien se da el caso de autores que graban sus propios libros. Yo he comenzado a hacerlo con los mios. Le recomiendo ir al sitio de Amazon para que se actualice en algunos conceptos que veo usted no domina o ha copiado de textos desactualizados.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos