sábado, 20 de julio de 2024

Silvio en España: las lecciones de un poeta (+Videos)

Lecciones de fidelidad, sensibilidad y humanismo han sido las actuaciones del trovador cubano en España…

José Ángel Téllez Villalón
en Exclusivo 08/10/2021
0 comentarios
Silvio Rodríguez-Madrid
Multitudinario concierto de Silvio en Madrid. (Pável Prendes)

Fue de Aprendiz,  pero dio lecciones. Para abrir ventanas llegó a España, no de colonizado, sino de hermano de miles de silviófilos,  amorosos desde  allá hasta acá. Como cantó armado con su lira de siempre, desató la  impotencia y la “malapalabra” de cuatro gatos odiadores. Y su estela de dignidad dejó muy alta la varilla; para quien en el mismo WiZink Center, el próximo 12 de octubre, irá a emularle aplausos, aunque  con otra trinidad  la del “Ego, fama y dinero”.

Desde su tierra amada estuvimos bien  atentos de sus presentaciones. De acuerdo a las reseñas y las impresiones de participantes compartidas en las redes sociales, fueron conciertos donde primaron  la empatía, la buena música y la poesía. Con un repertorio cargado con los clásicos del trovador,  “Yo te quiero libre”, “En el claro de la luna”, “Quién fuera”, “Canción del elegido”, “La era está pariendo un corazón”,  “Ángel para un final”, “Ojalá”, “Tu soledad me abriga la garganta” “Pequeña serenata nocturna”, “El Necio”…, más algunos temas de su último disco, Para la espera (2020).

El mismo domingo 26 de septiembre, desde la ciudad madrileña de Rivas Vaciamadrid, llegaron las imágenes de su participación en clausura de la jornada por  centenario del Partido Comunista de España.  Cuentan, que  al aire libre en el auditorio Miguel Ríos, con el sol rajando las piedras, entre banderas republicanas  y del PCE, miles de entusiastas  corearan sus antológicas canciones. Que al cerrar el largo  concierto, la gente pedía ¡otra, otra, otra! ¡El necio, el necio! Y Silvio la cantó. Que se coreaba ¡Cuba vencerá! y que Silvio gritó: ¡Abajo el bloqueo!

Contagiado por las impresiones compartidas, el Primer Secretario del PCC  Miguel Díaz-Canel registró en su cuenta de Twitter: “Finalmente Silvio cantó en #Madrid. Nos llegan testimonios muy conmovedores del concierto; los silviófilos seguro saben de qué hablo. Conocimos que donará lo recaudado a comprar medicamentos para el país. Gracias, otra vez, por tu música y tu necedad”.

El lunes, en León, se le entregó a Silvio el Premio Internacional de Literatura “Leteo”, por su trayectoria literaria. El  galardón se les había entregado antes a autores como Juan Gelman,  Michel Houellebecq, Paul Auster, Martin Amis o Fernando Arrabal.

El escritor cubano Alexis Díaz-Pimienta,  uno de los espectadores del acto de entrega, comentó: “Fue un espectáculo verlo tan sobrio como siempre —da una impresión muy rara: entre fragilidad y nerviosismo, entre distancia y cercanía: un amiguete que habla bajito como si el público durmiera y no quisiera despertarlo—; dio gusto verlo responder y disertar sobre su propia obra como si hablara de la obra de otro en primera persona. Le preguntaron si se creía poeta. Era un premio literario, recuerden, y no habré sido yo el único en la sala que recordara la polémica en que resultó el Nobel a Dylan, hace solo unos años, ni habré sido el único en pensar entonces que, antes que Dylan o tanto como Dylan, un Nobel de ese tipo lo merecía el autor del `Unicornio´”.

A propósito del “Leteo”, el poeta ariguanabense recordó sus vínculos con el grupo literario nucleado entorno a El Caimán Barbudo  (el primero). Se refería a los escritores  Victor Casaus, Norberto Fuentes, Guillermo Rodríguez Rivera, Luis Rogelio Nogueras, Jesús Díaz y Jorge Fuentes, entre otros.  Clara Díaz rememoró el concierto Teresita y Nosotros, del 1 de julio de 1961,  junto a los firmantes del manifiesto Nos pronunciamos. Así como de sus interinfluencias, leyendo  a  poetas como César Vallejo, José Martí,  Nazin Hikment y Walt Whitman.

El mítico trovador, también se pronunció contra los que separan su proyección lírica  con la épica o de corte social.

“Lo de cantante o compositor de canciones de amor o lo de cantor protesta, siempre me pareció un disparate. Me han puesto todos los epítetos posibles. Pero realmente es una misma persona la que ama, la que de pronto toma conciencia de aspectos de la realidad social que le toca vivir, la que asume posiciones porque tiene ideas. Y uno de los compromisos que nunca se me perdió de vista fue el compromiso con la belleza. Siempre quise escribir cosas hermosas y siempre creí en la belleza. Y otra cosa en la que creí bastante fue en la historia de mi pueblo. Pude haber nacido en otro sitio y hubiera sido otra persona. Pero dio la casualidad de que nací en un tiempo y en un lugar muy interesante. Pero, en fin, el compromiso es algo que nos toca a todos. Hasta a la hora de hacer preguntas”-  dijo en entrevista con El Mundo.

Los socios “fachos” de Yotuel intentaron boicotear la visita y las presentaciones de Silvio en España.  Desde semanas antes, había sido noticias sus más fascistas expresiones, rompieron posters que anunciaban los conciertos, profirieron insultos y falsas acusaciones al cantautor  y reclamaron a las autoridades de Madrid para que  fuera declarado persona no grata.

Plataformas como el Movimiento de Acciones por la Democracia y el Movimiento Somos+, convocaron para una marcha y posterior concentración frente al recinto del recital, la noche del 2 de Octubre.  Hasta etiquetaron de “comunista”   a la ferviente anticomunista Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid; por negarles la autorización para "el montaje de un escenario Patria y Vida".

Pero, como expresó el periodista y escritor Félix López, cubano residente en aquel país:  “Ni siquiera en España representan a la comunidad de cubanos emigrados. No, señores linchadores (e infladores), somos muchísimos los que queremos que Silvio o cualquier otro artista, venga de donde venga, comparta su arte con tranquilidad y con respeto. Si les gusta más el reguetón urbano que la canción trovadoresca es su derecho. Disfruten la nominación de su himno Patria y Vida a los Grammy Latinos, de la misma manera que nosotros disfrutamos el Premio Leteo otorgado a Silvio Rodríguez, entre otras cosas, por “movilizar la esperanza de los oprimidos”.

Desde que se bajó del avión en Barajas, el autor de “Ojalá ” anunció que las recaudaciones por sus presentaciones y por el Premio “Leteo” las donaría al pueblo cubano,  para la compra de medicamentos a través de la ONG Medicuba-España.  Tras la lección de solidaridad  y patriotismo  del trovador, los aduladores del “pastichero” Yotuel ,  salieron a vociferar que había sido por sus críticas  y cuestionamientos  a los  altos precios de las entradas. Olvidan las tantas expresiones de fraternidad de Silvio con los más humildes y necesitados, en la “Cuba profunda”,  concretadas en actos, no en hastags.  

Informado de tan malignas compañas,  Silvio había comentado en su Blog Segunda Cita: "Es triste pero cierto que ideas reaccionarias están retomando protagonismo en algunos lugares del mundo. La oposición más aberrante ha asumido esto como impulso y por eso ha llegado a pedir más bloqueo y hasta invasiones contra su propio país. Al frente de algunas de estas manifestaciones hay personajes con largas hojas de servicio al imperio. Ya no lo ocultan. Para esta nueva mentalidad de ultraderecha es un aval. Se sienten orgullosos de ser agentes imperiales.  Todo lo que coincide en tiempo y propósitos con este renacer fascistoide es para lo mismo.  Viva Cuba libre, y Abajo el Bloqueo, coño. (29 de septiembre de 2021, 14:54) ”.

Las imágenes tomadas  y compartidas  en las redes sociales, mostraron una asistencia multitudinaria  al concierto del martes; de más de dos horas de duración y con dos docenas de canciones interpretadas. El contraste de los más  de 8mil participantes  con la minoría de los  intolerantes de afuera, resultó aleccionador.

Poco después de  su primer concierto  en el WiZink Center, el Presidente de Cuba tuiteó: “#SilvioEnMadrid. El triunfo de la poesía, la música, la dignidad, la coherencia”.

Silvio ya había estado en el majestuoso escenario WiZink Center madrileño.  En diciembre de 2018, durante el macroconcierto de homenaje  a su gran amigo Luis Eduardo Aute. Luego,  en mayo 2019, junto a  la flautista y clarinetista Niurka González y el pianista Jorge Aragón, como invitados especiales de la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba, para su gira en España, con motivo de las celebraciones por los 60 años de su fundación .

Esta vez, siendo el protagonista, no dejó de honrar, de poeta a poetas. Inició el concierto con  “Tonada para dos poemas”,  de Rubén Martínez Villena,  uno de los poetas que más ha "admirado"; ha dicho en sus primeras palabras, antes de destacar que "murió dirigiendo una huelga que derrocó un gobierno tiránico en Cuba".

En el meridiano del recital, para recordar a su entrañable Aute  invitó a su hija Malva Rodríguez, “quien con voz angelical y el único acompañamiento del piano” revivió "Albanta".  Después hizo  suyo otro de los temas del español, "Dentro", “un cálido homenaje rendido a pocos metros precisamente de donde se encontraba su casa y estudio de pintura”, reseñó Javier Herrero .

“Hace unos días murió un cantor chileno extraordinario, Patricio Manns , autor de canciones grandísimas. Un gran amigo, gran amigo”, se lamentó Silvio Rodríguez, entre los aplausos de la audiencia, a poco de terminar el concierto. “Si yo me supiera una canción de él la cantaba ahora, pero como no me la sé, voy a cantar una que yo sé que a él le gustaba”, añadió  antes de interpretar “Playa Girón”, uno de sus más conocidos himnos. 

Lecciones estas de fidelidad, sensibilidad y humanismo; esencias  incólumes de  su ser poético.


Compartir

José Ángel Téllez Villalón

Periodista cultural


Deja tu comentario

Condición de protección de datos