sábado, 22 de junio de 2024

El Potaje (cultural cubano)

Un potaje de signos y generaciones, de lo global y lo local; cubanía actualizada de Cimafunk...

José Ángel Téllez Villalón
en Exclusivo 25/10/2019
1 comentarios
Videoclip El potaje-Cimafunk-Omara
El potaje, nueva producción de Cimafunk, en homenaje a La Habana en 500 cumpleaños.

En cualquier estado cultural hay cáscara y facilismo aguachiento, como hay crema, esencia que cuaja, identifica y que orienta. Hay búsquedas y experimentos que se decantan y otros más densos que como que se duermen para fijar el sabor, y a la larga terminan compartiéndose como referencias, interpretaciones y creencias. Hablamos de cultura, ese sabor de los pueblos; contenido entre límites y misterios. Proposiciones y discusiones sostenidas de identidad nacional, de patrones de acumulación y registros de experiencias, en la mesa -con tragos desconocidos-, o parado frente al caldero. Con un poema “de palo” o un trazo de muchos filos.

Un detalle, una pizca de sazón salva o echa a perder el plato y su recuerdo, la obra y su legado. La mesura es un don de esos cultores que llaman artista. Y la elección. Por donde Céspedes nació le echan al potaje mucho comino tostado, por donde Martí no tanto, o nada. El aceite, antes o al final, el que aparezca o el de oliva. El potaje es como una marca de familia.

Como un potaje de frijoles, la cultura cubana une en la misma mesa, al que la degusta pura, bien espesa, y al que desguaza fusionada, ecléctica o mestiza, con arroz, con pan o picadillo. O reciclada en un congrí. Moderna y postmoderna. Para gustos, legumbres y frijoles. Y un colorido espectro de preparaciones líquidas, como la caldosa tunera y el sopón holguinero, el ajiaco caimanero o la camagüeyana.

“No hay música mala ni buena” dijo Cimafunk a RT en Español . Y lo explica con que no hay género bueno o malo, y que debe haber propuestas para cada público. Música para pensar y gozar. Y aunque su menú va más con la gozadera, no es el escape epidérmico, ese que vacía y desorienta. Porque, aunque los presenta impresos en 3D -en su peculiar diseño musical, visual y performativo- , se saborean las tradiciones. Cocinadas con un concepto “diferente”.

“Todo lo que nosotros estamos haciendo está inspirado en el legado de grandes monstruos de la música. Lo ideal, según mi experiencia, ha sido ir a las raíces. Esa búsqueda me cambió completamente mi visión de las cosas. Ahora le ponemos más tecnología y recursos digitales, pero no logramos hacer algo tan violento como lo que hicieron ellos. A mí me cuadra enseñarle a los muchachos esta música y decirles: ‘Oigan esto y después hablamos’”- consideró en una reciente entrevista .

Ya hablamos un poco de ello en una entrada anterior . Pero el pinareño lo sirve cada vez más claro. Pruébenlo en la referida entrevista al canal ruso y en el documental Cimafunk: electrifying Havana with afro-cuban funk, audiovisual filmado en 2018, en diversas locaciones de La Habana y Pinar del Río, y dirigido por el realizador británico James Partridge y producido por la mexicana Mariana Piña.

Concepto que signa su más reciente plato. El tema musical que bajo el título “El  Potaje” se estrenó por las frecuencias de Radio Rebelde,  en el marco de La Jornada de la Cultura Cubana. Antes del Tuitazo masivo convocado por el Ministerio de Cultura y sus instituciones, para dar a conocer al mundo las razones por las cuales celebramos,  este y cada 20 de octubre. Para rendir tributo al Padre de la Patria Carlos Manuel de Céspedes y a nuestro Héroe Nacional José Martí, continuidad simbolizada en una escarapela de cinco franjas y una estrella.

Cimafunk grabó su Potaje, a finales de septiembre, en los estudios de PM Records y del Laboratorio Nacional de Música Electroacústica, en la capital de todos los cubanos.  Es el primer sencillo y video de su segundo disco, que piensa publicar a mediados del 2020.

Sobre cómo concibió el tema y sus vivencias al grabarlo comentó: “Tenía interés en grabar algo relacionado con el concepto de cultura cubana, con la cubanía, pero sin tocar los lugares comunes. La pensé con un sonido nacional, pero también universal.  Entonces quise incorporar a artistas que han sentado pautas en la música cubana y que todavía están activos. Tuve la suerte de que se sumara la Aragón, Chucho Valdés, Omara y Pancho Amat. Chucho realizó una interpretación violentísima y Pancho igual”. Conceptos que pueden confirmarse en el el Making Off de: "El Potaje", estrenado en las redes sociales del MINCULT.

“Yo estuve dos semanas muy estresado porque nunca había hecho una canción con la Aragón. De pronto saber que me habían confirmado, me puso una presión violentísima”, - le confesó al periodista Michel Hernández. “Este es el primer tema que voy a lanzar de mi próximo álbum. La idea es que sobre todo en Cuba se conozca nuestra música. Aquí hay chamacos de 15 años que no saben quién es la Aragón, ni Pancho Amat, ni Omara. Sin embargo, uno va a cualquier país y la gente conoce la música cubana, una isla chiquita, pero con tremenda intriga”-añadió.

Recordarán que “La Bayamesa” de Joseph Ros fue el video escogido para la campaña comunicacional del 2018. Este año, fue “El Potaje” de Cimafunk, recreado visualmente por el joven realizador Daniel Arévalo. El video, estrenado en el NTV Dominical  el propio día 20, se condimentó con el mismo tono de los precedentes. Un potaje de signos y generaciones (“la vieja escuela con los chama-coordinaos”), de lo global y lo local, de funk y tradiciones musicales de la Isla, el chachachá, la canción y el punto cubano. Una fiesta rodante de cubanía actualizada.

“Hoy está El Potaje de Cimafunk con plena producción en el barrio de San Isidro, La Habana Vieja- comentó semas antes el director de comunicaciones del MINCULT . “Hay plan de la calle con los niños -como ya no se ve- y se arma el andamio con el equipo de La Marca para un mural de homenaje a la Cultura Cubana... Esto se va a poner buenísimo. Al final está la imagen que evoca a Céspedes, rodeado de quienes igual amaron y defendieron  `la estrella que ilumina y mata’”. Eso fue el domingo 6 de octubre. Tarde en la noche del 10, compartió: “Se termina de filmar El potaje a esta hora de la noche en el barrio de San Isidro. Habrá sorpresas…”-  Y cuatro días después: “Cimafunk pone a punto El Potaje. Ya me dirás cuando lo pruebes. Nuevo videoclip que se estrena la música con Tuitazo 18 de octubre”. Así nos mantuvieron , en la expectativa de probar “El Potaje”.

Según compartió  el realizador del audiovisual la Revista Cubanow, solo le tocó el “completamiento de la propuesta visual” de Cimafunk, pues Erick como que cocina la música y su video. “Fue un trabajo a cuatro manos, pero siempre partiendo de ideas que se le ocurren”. Aunque del dicho al hecho… puede cambiarse el pan por el casabe, digo, un escaparate por una guagua, o lo que aparezca.

“Finalmente, lo que conseguimos fue un camión y allí hicimos la fiesta. A él le encantó la idea porque también se prestaba para hablar de esa sociedad cubana actual y del cubano de a pie que de alguna manera queremos enfatizar en los videos”. Tampoco se pudo filmar en “una ceiba uy bella del Parque Lenin”, porque el día previsto “llovió muchísimo”. Sin embargo, - contó-, “lo filmamos en un parque de 5ta avenida y también se pudo crear una atmosfera con cierta magia para Pancho Amat”.Las escenas con Omara Portuondo, las tomaron en su casa. Para las de Chucho Valdés “que estaba muy emocionado por participar en el proyecto, pero no podía viajar a Cuba en tiempo”, contrataron a un equipo de filmación en Miami, donde estaba el gran músico.

En cualquier estado cultural hay cáscara y facilismo aguachiento, como hay crema, esencia que cuaja, identifica y que orienta. Hay búsquedas y experimentos que se decantan y otros más densos que como que se duermen para fijar el sabor, y a la larga terminan compartiéndose como referencias, interpretaciones y creencias. Hablamos de cultura, ese sabor de los pueblos; contenido entre límites y misterios. Proposiciones y discusiones sostenidas de identidad nacional, de patrones de acumulación y registros de experiencias, en la mesa -con tragos desconocidos-, o parado frente al caldero. Con un poema “de palo” o un trazo de muchos filos.

Un detalle, una pizca de sazón salva o echa a perder el plato y su recuerdo, la obra y su legado. La mesura es un don de esos cultores que llaman artista. Y la elección. Por donde Céspedes nació le echan al potaje mucho comino tostado, por donde Martí no tanto, o nada. El aceite, antes o al final, el que aparezca o el de oliva. El potaje es como una marca de familia.

Como un potaje de frijoles, la cultura cubana une en la misma mesa, al que la degusta pura, bien espesa, y al que desguaza fusionada, ecléctica o mestiza, con arroz, con pan o picadillo. O reciclada en un congrí. Moderna y postmoderna. Para gustos, legumbres y frijoles. Y un colorido espectro de preparaciones líquidas, como la caldosa tunera y el sopón holguinero, el ajiaco caimanero o la camagüeyana.

“No hay música mala ni buena” dijo Cimafunk a RT en Español . Y lo explica con que no hay género bueno o malo, y que debe haber propuestas para cada público. Música para pensar y gozar. Y aunque su menú va más con la gozadera, no es el escape epidérmico, ese que vacía y desorienta. Porque, aunque los presenta impresos en 3D -en su peculiar diseño musical, visual y performativo- , se saborean las tradiciones. Cocinadas con un concepto “diferente”.

“Todo lo que nosotros estamos haciendo está inspirado en el legado de grandes monstruos de la música. Lo ideal, según mi experiencia, ha sido ir a las raíces. Esa búsqueda me cambió completamente mi visión de las cosas. Ahora le ponemos más tecnología y recursos digitales, pero no logramos hacer algo tan violento como lo que hicieron ellos. A mí me cuadra enseñarle a los muchachos esta música y decirles: ‘Oigan esto y después hablamos’”- consideró en una reciente entrevista .

Ya hablamos un poco de ello en una entrada anterior . Pero el pinareño lo sirve cada vez más claro. Pruébenlo en la referida entrevista al canal ruso y en el documental Cimafunk: electrifying Havana with afro-cuban funk, audiovisual filmado en 2018, en diversas locaciones de La Habana y Pinar del Río, y dirigido por el realizador británico James Partridge y producido por la mexicana Mariana Piña.

Concepto que signa su más reciente plato. El tema musical que bajo el título “El  Potaje” se estrenó por las frecuencias de Radio Rebelde,  en el marco de La Jornada de la Cultura Cubana. Antes del Tuitazo masivo    convocado por el Ministerio de Cultura y sus instituciones, para dar a conocer al mundo las razones por las cuales celebramos,  este y cada 20 de octubre. Para rendir tributo al Padre de la Patria Carlos Manuel de Céspedes y a nuestro Héroe Nacional José Martí, continuidad simbolizada en una escarapela de cinco franjas y una estrella.

Cimafunk grabó su Potaje, a finales de septiembre, en los estudios de PM Records y del Laboratorio Nacional de Música Electroacústica, en la capital de todos los cubanos.  Es el primer sencillo y video de su segundo disco, que piensa publicar a mediados del 2020.

Sobre cómo concibió el tema y sus vivencias al grabarlo comentó: “Tenía interés en grabar algo relacionado con el concepto de cultura cubana, con la cubanía, pero sin tocar los lugares comunes. La pensé con un sonido nacional, pero también universal.  Entonces quise incorporar a artistas que han sentado pautas en la música cubana y que todavía están activos. Tuve la suerte de que se sumara la Aragón, Chucho Valdés, Omara y Pancho Amat. Chucho realizó una interpretación violentísima y Pancho igual”. Conceptos que pueden confirmarse en el el Making Off de: "El Potaje", estrenado en las redes sociales del MINCULT.

“Yo estuve dos semanas muy estresado porque nunca había hecho una canción con la Aragón. De pronto saber que me habían confirmado, me puso una presión violentísima”, - le confesó al periodista Michel Hernández. “Este es el primer tema que voy a lanzar de mi próximo álbum. La idea es que sobre todo en Cuba se conozca nuestra música. Aquí hay chamacos de 15 años que no saben quién es la Aragón, ni Pancho Amat, ni Omara. Sin embargo, uno va a cualquier país y la gente conoce la música cubana, una isla chiquita, pero con tremenda intriga”-añadió.

Recordarán que “La Bayamesa” de Joseph Ros  fue el video escogido para la campaña comunicacional del 2018. Este año, fue “El Potaje” de Cimafunk, recreado visualmente por el joven realizador Daniel Arévalo. El video, estrenado en el NTV Dominical  el propio día 20, se condimentó con el mismo tono de los precedentes. Un potaje de signos y generaciones (“la vieja escuela con los chama-coordinaos”), de lo global y lo local, de funk y tradiciones musicales de la Isla, el chachachá, la canción y el punto cubano. Una fiesta rodante de cubanía actualizada.

“Hoy está El Potaje de Cimafunk con plena producción en el barrio de San Isidro, La Habana Vieja- comentó semas antes el director de comunicaciones del MINCULT . “Hay plan de la calle con los niños -como ya no se ve- y se arma el andamio con el equipo de La Marca para un mural de homenaje a la Cultura Cubana... Esto se va a poner buenísimo. Al final está la imagen que evoca a Céspedes, rodeado de quienes igual amaron y defendieron  `la estrella que ilumina y mata’”. Eso fue el domingo 6 de octubre. Tarde en la noche del 10, compartió: “Se termina de filmar El potaje a esta hora de la noche en el barrio de San Isidro. Habrá sorpresas…”-  Y cuatro días después: “Cimafunk pone a punto El Potaje. Ya me dirás cuando lo pruebes. Nuevo videoclip que se estrena la música con Tuitazo 18 de octubre”. Así nos mantuvieron , en la expectativa de probar “El Potaje”.

Según compartió  el realizador del audiovisual la Revista Cubanow, solo le tocó el “completamiento de la propuesta visual” de Cimafunk, pues Erick como que cocina la música y su video. “Fue un trabajo a cuatro manos, pero siempre partiendo de ideas que se le ocurren”. Aunque del dicho al hecho… puede cambiarse el pan por el casabe, digo, un escaparate por una guagua, o lo que aparezca.

“Finalmente, lo que conseguimos fue un camión y allí hicimos la fiesta. A él le encantó la idea porque también se prestaba para hablar de esa sociedad cubana actual y del cubano de a pie que de alguna manera queremos enfatizar en los videos”. Tampoco se pudo filmar en “una ceiba uy bella del Parque Lenin”, porque el día previsto “llovió muchísimo”. Sin embargo, - contó-, “lo filmamos en un parque de 5ta avenida y también se pudo crear una atmosfera con cierta magia para Pancho Amat”.Las escenas con Omara Portuondo, las tomaron en su casa. Para las de Chucho Valdés “que estaba muy emocionado por participar en el proyecto, pero no podía viajar a Cuba en tiempo”, contrataron a un equipo de filmación en Miami, donde estaba el gran músico.

Y ¿cómo entra Céspedes en este potaje visual? Pues, a través de un mural facturado por el colectivo La Marca en una esquina del barrio San Isidro. “El camión del que hablaba pasa por el mural y recoge a los grafiteros”, entonces aparece el mural con el primer mambí acompañado de otras figuras cimeras de nuestra cultura, como Guillén, el Benny y Juan Formell.

Daniel Arévalo fue también el director del video clip de “Ponte pa´lo tuyo”, uno de los temas de su álbum debut, Terapia, y que compite ahora entre lo más popular de Los Lucas. Donde lo acompañan otro “todos estrellas”, la legendaria cantante Juana Bacallao, el flautista José Luis Cortés El Tosco, y el pianista Roberto Carcassés, líder del grupo Interactivo. Un material que repite la estética de su primer “palo”, ““Me voy pa’ mi casa”.

Un potaje musical que de frijoles negros parece. De lo negro transcultural, cimarroneando lo hegemónico, “bajo sus propios términos, bajo su propia cultura”. Una pasta bien cubana de funk y de música afrocubana. Un resultado natural, ni forzado, ni “para quedar bien con nadie. Es lo que más tengo adentro, lo que más he oído toda mi vida. Forma parte de mi genética. No puedo negar eso. El siglo XX tuvo mucho de música cubana en todo el mundo y de jazz.”. “Lo mío es producir música. Al final no se trata de mí sino de darle valor a la música cubana. La repercusión no tiene mucho sentido para mí. Nuestra música son cuatro acordes, un ritmo básico y textos cubanos”.

Esperamos que lo siga defendiendo, desde el catálogo de la compañía Magnus Media del músico y empresario Marc Anthony. Que el Mercado no se lo coma, y la axiología de los “me gustas” y las “visualizaciones” en Youtube, no diluyan su cremoso potaje.


Compartir

José Ángel Téllez Villalón

Periodista cultural

Se han publicado 1 comentarios


Carlos de New York City
 25/10/19 17:47

" Sobran las Palabras , Gracias , Gracias  ante Todo a ti ...! CIMANFUNK ! "porque me imagino que esta Idea Fue Tuya  de hacer este Video y Musica Pero gracias porque se y CREO en ti que CONTINUARAS siempre representando a nuestra CULTURA Cubana y a nuestra MUSICA porque ahi estubieron nuestros MUSICOS y es HOY cuando HICISTE Bien en DARLE RECONOCIMIENTO a la misma VEZ a nuestras Cubanos , a nuestra PATRIA Cubana "porque hay quienes CONFUNDEN la magnesia con la LECHE cuando me REFIERO a DIGNIDAD Humana , a Cultura Cubana y a nuestra HISTORIA Cubana como si ESTUBIERA hablando y POLITIZANDO con Politica y  palabras  este COMENTARIO mio y ! coñoo! " NO se TRATA de POLITIZAR porque la MUSICA es CULTURA  y la CULTURA de un PAIS se RESPETA y tenemos que ser DIGNOS seres Humanos y Cubanos porque la cultura y la Historia de Cuba es nuestra representacion Humana y Civica y cuando hablamos de Cultra se habla  e la Dignidad y RESPETO en el ser Humano , se habla desde los mismos principios de los INDIOS ABORIGENES en Cuba y se habla de esta misma Omara PORTUONDO como de Chucho valdes y de esos Todos nuestros musicos cubanos que gozan y tienen la misma IDENTIDAD Cubana a traves de la musica y la defienden por cuestiones de principios Humanos y de Hombres, ESTA es nuestra Musica y Gracias una vez mas porque en VIDA supiste REUNIR a todos estos musicos Cubanos y que esta musica y ellos nunca dejaran de existir aunque tengamos que marcharnos algun dia Para la Otra Vida. la Cultura , la Historia de cuba y la misma MUSICA Cubana se a de defender siempre contra Cualquier agresion VERBAL y terrorista en Contra de nuestra Dignidad Cubana y de nuestra Cultura.

 DEFENDER nuestra Cuba es defender nuestra musica y defender Nuestro  ANCESTROS de Cuba. nada es POLITICA ni Tiene que verse como POLITICA porque a ella tambien se DEFIENDE Porque es la VIDa y OBRA de muchos MARTIRES y heroes de Cuba desde los mismos Comienzos de la Cultura Cubana. Ella es nuestro Pueblo  y Pueblo somos Todos como seres Humanos. En Fin.." es una condicion Humana de tener verguenza y Moral como Hombre, NUNCA como un TRAIDOR  ni ANTISOCIAL.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos