Cumbre de la CELAC, II, Cuba 2014

CELAC: Quién camina y hacia dónde (+Infografía)

El anuncio de la presencia en La Habana del Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, para participar en la II Cumbre de la (CELAC), es objeto de comentarios en diversos medios de prensa...

22/01/2014

EXCLUSIVO

8 comentarios

Vota 18 votos

El anuncio de la presencia en La Habana del Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), el chileno José Miguel Insulza, para participar en la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), es noticia y objeto de comentarios en diversos despachos y medios de prensa.

Algunos medios intentan dar un significado político a un hecho que no lo tiene y que es absolutamente marginal en el evento. Se trata de un gesto de cortesía diplomática y de formalidad protocolar, cuya tradición se comenzó a fraguar desde la concepción de la CELAC en la Cumbre de Salvador de Bahía y que Cuba, lógicamente,  ha respetado.

La posición de Cuba con respecto a la OEA es muy clara. “Nosotros jamás perteneceremos, la OEA es fruto de la Guerra Fría, el instrumento que crearon para América Latina y toda esa doctrina que inventaron”, ha afirmado el presidente cubano, Raúl Castro.  La CELAC es una organización regional, que Cuba ha estado presidiendo de manera temporal de acuerdo con un criterio colectivo, y si la mayor parte de los países de la región pertenecen a aquella otra organización, es lógico que su secretario general esté entre los invitados.

A la Cumbre de La Habana han sido invitados representantes de organizaciones con las que los países de la región poseen relación, incluyendo la OEA, la ONU, el Consejo de Cooperación del Golfo, la CEPAL, entre otras. La Viceministra de Relaciones Exteriores de Cuba, Ana Teresita González Fraga, ha dicho que estarán presentes “un amplio número de invitados especiales, conformados principalmente por directivos de organizaciones regionales y organismos internacionales que mantienen vínculos con la CELAC”.

La OEA excluyó a Cuba el 31 de enero de 1962 bajo una directriz de Estados Unidos, con el pretexto de que la adhesión de cualquier miembro al marxismo leninismo era incompatible con la pertenencia a dicha organización. En 2009, con el protagonismo de Honduras, la OEA decidió eliminar la suspensión en una reunión de cancilleres celebrada en San Pedro Sula. El hecho costó al presidente hondureño Manuel Zelaya su salida del poder mediante un golpe de estado.

De la imposición de un aislamiento en que sólo México sostuvo sus relaciones, comenzando por la apertura de embajadas en Cuba por varios países caribeños a inicios de la década del 70 del siglo pasado, hoy la realidad es la normalización de relaciones con la totalidad de las naciones del continente, excepto Estados Unidos. El reconocimiento que implica que sea Cuba el segundo país de la región en acoger una cumbre de la CELAC es una señal inequívoca: el aislado ha terminado siendo Washington.

La política de bloqueo a Cuba, de manera cada vez más profunda, es el mayor cisma entre Estados Unidos y Latinoamérica. Las Cumbres de las Américas, principal espacio político de relación estadounidense con la región, están a punto de quebrarse si Washington no acepta la presencia de Cuba en el próximo evento de ese tipo en Panamá.

Sin embargo, la gran prensa cuenta otra historia. “Cuba camina hacia el realismo”, escribe uno de los pocos cubanos que tiene el privilegio de publicar en el diario español El País, tratando de insertar la cumbre de la CELAC en el discurso de “marcha atrás” que la industria mediática construye día a día. 

Cuba, como declaró su presidente en el 55 aniversario de la Revolución, mantiene su filiación marxista leninista por la que la OEA la suspendió y camina hacia la integración con América Latina,  pero la presencia de Insulza en La Habana es asumida por los grandes medios como una señal de que la que ha cambiado –para relacionarse con el continente- es Cuba. Lo que se hace evidente es que se ha transformado de manera radical el contexto latinoamericano, gracias en -primerísimo lugar- a la permanencia de la Revolución cubana -con su ideología y valores- y al fracaso del camino de agresiones anticubanas al que Estados Unidos trató de incorporar al continente.

8 comentarios en "CELAC: Quién camina y hacia dónde (+Infografía)"
Rulo del Puerto desde FB 10:55 am | 23/01/2014 Vota por este comentario 3 votos

Para nosotros, el pueblo chileno, los trabajadores, los estudiantes, los campesinos, los pueblos originarios... este señor ha sido un nefasto personaje pseudo socialista.

Responder

Pascal Houle desde FB 10:54 am | 23/01/2014 Vota por este comentario 5 votos

Estados unidos de america latina... El poder al pueblo !!

Responder

acuario 9:04 am | 23/01/2014 Vota por este comentario 5 votos

Pues yo no lo invitaría, este tipo ha hablado muy mal de Cuba sin fundamentos.

Responder

Jorge Lois Correa desde FB 2:34 pm | 22/01/2014 Vota por este comentario 6 votos

Se le puede invitar por cortesía pero no porque la OEA vaya a aportar algo a esa reunión. La OEA está más que desprestigiada históricamente.

Responder

Jorge Artemio Panchana Alomoto desde FB 12:13 pm | 22/01/2014 Vota por este comentario 5 votos

El Secretario General de la OEA en su condición de suramericano puede asistir y participar si es invitado, no hay contradicción.

Responder

Laura Blanco desde FB 11:51 am | 22/01/2014 Vota por este comentario 4 votos

me gusta casi no reconozco pabexpo

Responder

Ernesto Rodríguez desde FB 10:56 am | 22/01/2014 Vota por este comentario 2 votos

La cumbre de la CELAC es una buena oportunidad para reunirnos los hermanos latinoamericanos y analizar nuestros propios problemas e intereses, yo veo con buenos ojos que venga el presidente de la OEA, imagino que tenga algo que decir, sobre todo del TIAR, la CELAC es un proceso incluyente que tiene en cuenta las diferencias entre países.

Responder

Paloma 10:25 am | 22/01/2014 Vota por este comentario 4 votos

Bueno, para nadie es un secreto de que el enemigo no duerme; que por delante es una cosa y por detrás otra. !ESTAMOS ALERTA! lo que no significa que no aboguemos por la unidad de nuestros pueblos y gobiernos que decidan blandir las banderas de la justicia social y la paz. El cónclave en La Habana viene a demostrar, una vez más, las posiciones de firmeza de nuestro pueblo junto a su Partido y Gobierno. La lucha no terminó en 1959. Todos estos años de resistencia frente al brutal bloqueo solo han servido para fortalecernos en nuestros ideales de lucha. Hoy, a 55 años, el escenario es otro. Se actúa en consecuencia, pero que nadie se equivoque: Cuba siempre ha mantenido en sus relaciones con otros gobiernos principios inclaudicables basado en el respeto al otro y a la no injerencia en los asuntos internos. Por tanto Bienvenido Sr. Secretario de la OEA: !!LOS CUBANOS SOMOS BUENOS ANFITRIONES SOBRE TODO CON AQUELLOS QUE NOS RESPETAN!!.

Responder

Deja tu comentario

Normas para comentar en Cubahora

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de Cubahora.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes cubanas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
*



(No se mostrará)